ACP define su próximo proyecto: Un parque logístico y comercial

ACP define su próximo proyecto: Un parque logístico y comercial

Ofrecerá facilidades para almacenaje, manejo de carga y manufactura con fines de exportación

cosco web

Todavía los panameños siguen embriagados por la emoción y el orgullo de haber culminado exitosamente las obras de ampliación del Canal, sin embargo, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no ha perdido el tiempo y ya ha definido cuál será su próxima inversión para tratar de explotar al máximos las oportunidades que se le abren al país gracias al inicio de operaciones del Canal ampliado.

Y es que, aunque ya hay algunas iniciativas contempladas como la construcción del puerto de contenedores de Corozal (cuya licitación ya se inició) y otro para el manejo de carga rodante (ro-ro), así como una planta para el almacenamiento y comercialización de Gas Natural Licuado (GNL), de acuerdo con Ricardo Ungo, gerente de la Sección de Desarrollo Comercial de la Vicepresidencia Ejecutiva de Planificación y Desarrollo Comercial de la ACP, la primera iniciativa que ejecutará el Canal tras el proyecto de ampliación es el desarrollo de un parque logístico en la entrada del Pacífico.

Durante su participación en la conferencia Panamá más allá del Canal, organizado por el Concilio de Las Américas, Ungo explicó que este parque logístico estará ubicado en terrenos contiguos a las nuevas esclusas de Cocolí, en la ribera occidental del Canal (entre las nuevas esclusas y el nuevo puente sobre el Canal) y tiene una extensión de 1.200 hectáreas. Agregó que en este espacio, que en su momento fue utilizado por el ejército de Estados Unidos (EE.UU.) como campo de tiro, por lo que ha debido ser saneado de explosivos y municiones, se establecerán facilidades para darle valor agregado a la carga que transita por nuestro país.

Indicó que para ello se construirá galeras, almacenes y frigoríficos que permitan no solo el manejo logístico de parte de la carga que transita tanto por las nuevas esclusas como por las inauguradas por los estadounidenses en 1914, sino establecer manufactura y un área de acopio de productos agropecuarios que permita consolidar  la producción local con la  proveniente de Centro y Suramérica para mejorar su acceso a los principales mercados internacionales.

No obstante, en el propio acto de inauguración del Canal ampliado el presidente de la República, Juan Carlos Varela, definió el próximo reto que, a su juicio, debe afrontar la  ACP: Aumentar la capacidad de la cuenca del Canal, de la que también depende el abastecimiento de agua potable de las principales ciudades del país.

Por eso vamos a iniciar los estudios para desarrollar las obras que nos permitirán garantizar que contemos con el agua suficiente para el consumo humano, el funcionamiento ininterrumpido del Canal y el desarrollo sostenible de nuestro país, aseguró Varela.

Aunque, a juicio de Juan Carlos Costron, vicepresidente de Mercadeo de Manzanillo International Terminal (MIT) y el expresidente de la Cámara Marítima de Panamá (CMP), la inauguración del Canal ampliado no es una garantía de éxito en sí misma, sin embargo, abre una infinita posibilidad de desarrollar antiguos y nuevos negocios orientados a brindarle servicios de valor agregado a los más de 17.000 barcos que transitan por el país  cada año.

En su opinión, en las riberas de las nuevas esclusas el país debe desarrollar facilidades para el  suministro de combustible, agua potable y víveres a las embarcaciones que utilicen el Canal ampliado, así como facilidades para el almacenamiento, manejo y consolidación de carga, algo que debe estar orientado especialmente a facilitar que los productores agropecuarios del país puedan beneficiarse de las rutas comerciales y los servicios que se ofrecerán a través de la vía acuática ampliada.

Mientras, el embajador de EE.UU. en Panamá, John Feeley, durante su participación en el foro Ampliando Oportunidades organizado por la Cámara Americana de Comercio (Amcham), advirtió a un nutrido grupo de empresarios y congresistas estadounidenses que si bien el Canal ampliado va a catalizar grandes cambios en el panorama del comercio global, Panamá experimenta un crecimiento económico gracias a su desarrollo como Hub marítimo y aéreo de América Latina.

Feeley advirtió que de la misma forma que el primer Canal reconfiguró las cadenas de suministro del mundo, así mismo la expansión del Canal va a rediseñar permanentemente el mapa del comercio global, pero aclaró que en Panamá está sucediendo algo que no es menos importante y es que el país ha tenido la tasa de crecimiento más alto en América Latina durante la década pasada, una tendencia que se perfila va a continuar. Y recordó que  el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que el crecimiento seguirá al 6% este año.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL