Aplicarán tasa por seguridad

Aplicarán tasa por seguridad

Eduardo López García

Corresponsal

en Honduras

 

La región centroamericana es una de las más inseguras del mundo y los gobiernos tratan de reducirla con más impuestos.

Por lo menos eso busca Honduras, al anunciar una tasa por seguridad aplicada al sector empresarial para captar entre $50 y $80 millones y manejarlo en un fideicomiso.

La tasa comenzó a aplicarse en Colombia en el 2002 y se extiende por Centroamérica.

Sería el congreso hondureño el ente que manejaría los recursos captados en forma directa, y no a través de la Tesorería General (como establece la Ley de Presupuesto de Honduras).

Uno de los impulsores de la propuesta es el expresidente de Colombia Álvaro Uribe, quien se ha reunido en varias oportunidades con autoridades de la Secretaría de Seguridad y Defensa de Honduras.

Uribe sugirió un impuesto de seguridad para empresarios en la ciudad de San Pedro Sula, la capital industrial hondureña, y expuso los problemas de financiamiento colombiano que estaban convirtiendo al país en un estado fracasado, dijo.

scar Álvarez, ministro de Seguridad, estima que Honduras vive un problema similar a la de Colombia y los recursos que se tienen son insuficientes.

La Policía Nacional anda en chatarras y con equipo insuficiente para atacar a un crimen organizado que cuenta con más recursos cada día, enfatizó Álvarez.

 

Contra la delincuencia

Según el presidente del legislativo, Juan Hernández, dicha tasa será pagada por empresas de mediano y gran ingreso, para apoyar el respaldo logístico y el uso de tecnología en la lucha contra la delincuencia.

Pero la empresa privada estima que es un impuesto más para una Secretaría de Seguridad que recibe grandes recursos, tanto del Gobierno, como de países amigos.

Un informe de seguridad elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que la región centroamericana tiene la más alta tasa de homicidios de América Latina. 33,6 por cada 100.000 habitantes, lo que equivale a tres veces más que la tasa mundial.

Tienen que mejorar la administración de esos dineros, eliminar los programas que no funcionan y trasladar esos fondos a la profesionalización de la policía.

Al menos deben presentar el plan que tienen y no solo pedir más impuestos, cuestiona Santiago Ruiz, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) .

El fracaso de la política de seguridad, señala Ruiz, ya provoca que la empresa privada tenga que contratar servicios privados de seguridad.

El número de guardias privados en Honduras asciende a más de 60.000, según las últimas cifras de la Unidad de Control de Empresas de Seguridad que maneja el Gobierno.

Los costos por salarios erogados por la empresa privada son de unos $19 millones anuales.

Adicionalmente, cada mes en San Pedro Sula, según datos del Cohep, se paga más de $150.000 a través de impuestos en el marco de un convenio de equipar a la Policía Nacional.

En muchas municipalidades pagamos una tasa de seguridad que no se usa para los fines que fue creada porque en la calle están matando y asaltando a la gente, cuestionó Santiago Ruiz, presidente del Cohep.

 

 

Más informaciones

Comente la noticia