Business as usual, se acabó

Business as usual, se acabó
Tenemos que cambiar nuestras prácticas de hacer negocio en el sector privado y público.

La frase inglesa “Business as usual”, que representó en Panamá y en otros países, la conducta empresarial, en donde los principios, valores y normas para hacer negocios estaban determinadas por prácticas comerciales usuales, que no necesariamente representaban conductas éticas y “fair play” comercial. Business as usual se parece mucho a la conducta tan arraigada en la sociedad panameña del “juega vivo”, que tanto ha corroído las estructuras sociales y económicas de nuestro país.

El mundo está cambiando radicalmente. La tecnología de la información, pone a disposición de todos, información que antes era manejada casi exclusivamente por las elites de poder político y los altos círculos económicos y financieros. Esto se acabó. La información está disponible en las manos de las personas que se dediquen a buscarlas.

El entorno empresarial global está requiriendo fortalecer la información financiera de las empresas a nivel global.

Soplan brisas que plantean un nuevo comportamiento empresarial, basado no en el “juega vivo”, sino un trato justo, igualitario, equitativo, transparente, y lícito de los negocios nacionales, regionales y globales, esto es el fair play.

Nuevos estándares de transparencia empresarial están en marcha. Nuevas y exigentes regulaciones globales se están diseñando e implementando. Las empresas que no están consientes de estos nuevos escenarios, se les hará difícil diseñar una estrategia global exitosa.

Soplan brisas que plantean un nuevo comportamiento empresarial, basado no en el “juega vivo”, sino un trato justo, igualitario, equitativo, transparente”.

Panamá está sufriendo las consecuencias de business as usual, en todos los sectores económicos del país. La deuda de empresas de la Zona Libre de Colón con Venezuela; Los Panama Papers; la crisis de algunos bancos en el SBP; Financial Pacific; contrataciones del PAN; los contratos y concesiones de ODEBRECHT; GUPC-SACYR y sus sobre costos y precios; la cadena de frío; Ciudad Hospitalaria; MINSA-CAPSI; Ciudad Judicial del oeste; Autopista Arraiján-La Chorrera; la ley de Contratación Pública y los escándalos de donaciones y contrataciones en la Asamblea Nacional de Diputados y otros, se han realizado con el criterio de business as usual.

Tenemos que cambiar nuestras prácticas de hacer negocio en el sector privado y público, el Comité de Expertos recomendó: “La Estrategia del país debe ser alcanzar un alto estándar de desempeño en transparencia y control efectivo de los flujos ilícitos, al tiempo que conserva su competitividad como centro financiero, de servicios y de domicilio de organizaciones internacionales y se mantiene fuera de cualquier lista discriminatoria o calificación de opacidad o falta de transparencia.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL