Código Abierto: Una opción favorable para las empresas

Código Abierto: Una opción favorable para las empresas

Con el auge de las nuevas tecnologías, el modelo de software de código abierto está tomando mayor fuerza entre las empresas, gracias a su modelo colaborativo, flexibilidad de uso y un menor costo.

¿Qué es y cómo funciona?

Capital Financiero conversó con Ricardo Pedroza, director Regional para los Andes, Centro América y el Caribe de Red Hat, una compañía que toma la innovación, la velocidad, la flexibilidad del código abierto y lo convierte en un elemento seguro para las  empresas, a través de certificaciones y predictividad, permitiendo a las empresas apalancarse y tener acceso a un software seguro.

El término código abierto se utiliza para  designar algo que se puede modificar, ya que su diseño es  accesible al público.

Hay dos formas de desarrollar softwares: Una es el código propietario, en el que el dueño de una empresa piensa en desarrollar un software para realizar una función específica, lo que implica que esa compañía  es dueña de ese software, por lo que cobra  por  su uso.

El otro  camino es un código abierto, que obedece a personas, grupos u organizaciones que se unen con el fin de desarrollar un software que le permita solucionar un  problema que los afecta.

“Puede ser que  alguien detectó que había un problema de estacionamiento y quiso  desarrollar un software para resolver ese problema,  por lo que lo pone a disposición  de la comunidad”, explicó Pedroza.

Hoy en día existen más de un millón de proyectos de código abierto en la calle y en comunidades.

Las personas desarrollan  este tipo de código por tres razones, porque lo quieren hacer,  para  sobresalir y para ganar dinero.

Hay diferentes formas de lucrar con este tipo de soluciones: Una de ellas  es desarrollando un código que se entrega a la  comunidad y que es utilizado por muchas organizaciones o personas y se obtiene dinero si alguien decide que el código se adapta a las necesidades de su empresa,  por lo que ya no sería para la comunidad,  sino para una empresa especifica.

Pero hay otras organizaciones como el caso de Red Hat que toma el código de la comunidad,  le coloca componentes de seguridad y lo convierte en un código empresarial, brindándole  la tranquilidad  a las organizaciones  que el código, desarrollado en una comunidad, es apropiado para  sus actividades.

Apoyo para emprendimientos

Muchos de los proyectos se viabilizan a través de códigos abiertos, que no tienen costo, por lo que los emprendimientos nacen apalancados por este  sistema de software.

“Podría ser una ayuda exacta para los emprendedores, un modelo que los viabiliza”, indicó Pedroza, quien aseguró que  “no solo por los costos,  sino  también por  la agilidad.

Organizaciones establecidas como es el caso de los bancos, empresas aseguradoras, empresas  de telecomunicaciones, aerolíneas e incluso el Gobierno se benefician  de estos códigos.

Red Hat  cuenta con alrededor de 10.000 empleados y lleva  59 trimestres seguidos  registrando crecimiento en sus ingresos, además, esta empresa  cotiza en la Bolsa de Valores de New York (Nyse, por sus siglas en inglés), que para el primero de febrero del año, se cotizaba a $75,13 por acción.

Empresas locales  como Banco General, Cable Onda, Digicel Panamá y hasta la Autoridad del Canal de Panamá  (ACP) utilizan los  servicios de código abierto empresarial.

Sassha Fuenmayor Yépez
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL