Economía colaborativa y redes sociales, nuevas oportunidades de negocios

Economía colaborativa y redes sociales, nuevas oportunidades de negocios

El uso de las nuevas tecnologías en Panamá sigue las tendencias de la moda, cuando se lanza una plataforma o servicio son utilizadas intensamente por quienes tienen acceso a ellas, pero ese uso se limita al nivel personal y muy pocas veces las personas y las empresas locales han sabido sacarles provecho para desarrollar un emprendimiento o potenciar un negocio ya existente, una tendencia a la que no escapan la economía colaborativa y las redes sociales, a pesar de las grandes oportunidades que ofrecen en el terreno económico.

En el caso de la economía colaborativa las oportunidades de negocios son evidentes ya que se basan en una interacción entre dos o más sujetos, a través de medios digitalizados o no, que satisface una necesidad real o potencial, a una o más personas, lo que según Camilo Sarasti, gerente general de Cabify Panamá, ofrece grandes posibilidades no solo para generar nuevos emprendimientos, sino también para generar ahorros significativos tanto para las personas como para las empresas que los utilizan.

Durante su participación en el foro Tecnología y telecomunicaciones 2017: Transformando la información, organizado por Capital Financiero, Sarasti explicó que en este contexto las plataformas digitales establecen un marco, donde los usuarios pueden interactuar entre ellos y/o con la misma plataforma. Los usuarios seleccionan el papel que desean en cada momento, o varios roles simultáneamente (por ejemplo: Vendedor y/o comprador) porque es un sistema abierto y dinámico. Además, existe un sistema de evaluación entre usuarios, mediante el cual, adquieren una reputación, y con ella, la confianza necesaria para seguir llevando a cabo la actividad que deseen.

Sarasti señaló que la economía colaborativa supone un cambio cultural que impacta directamente en los hábitos de consumo marcado por la migración de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas de tipo red-entre-pares o red-entre-iguales, sin embargo, advirtió que la principal barrera de este tipo de  consumo es la desconfianza, lo que se puede minimizar gracias al desarrollo de perfiles de usuarios con valoraciones y referencias, lo que da origen a nuevas maneras de relacionarse, intercambiar, y monetizar habilidades y/o bienes económicos, lo que era impensable hace unos años.

Finalmente destacó que las actividades vinculadas a la economía colaborativa mueven en la actualidad unos $15 billones, sin embargo, se estima que para el año 2030 las transacciones alcanzarán los $335 billones, una cifra similar a la estimada para las actividades similares desarrolladas de forma tradicional. 

En tanto, Rafael Igual, fundador y CEO de Social Biz Factory, centró su presentación en explicar las oportunidades que ofrecen las redes sociales para que las empresas pueden incrementar sus ingresos y generar un crecimiento sostenible a través del análisis de los gustos y necesidades de los consumidores, expresados en sus conversaciones diarias.

Destacó que el análisis cuantitativo y cualitativo de lo que dicen las personas en las redes sociales no sólo le puede permitir a las empresas mejorar la reputación de su marca al ofrecer un producto o servicio que verdaderamente responda a las necesidades del consumidor, sino, además ofrecerle una experiencia única que permita no solo retener a los clientes con que ya cuentan, sino también ganar nuevos clientes.

Igual señaló que estudios recientes demuestran que el 78% de los clientes asegura que no puede obtener la información necesaria en la Web, que el 82% admite haber cambiado de marca por el deficiente servicio de atención telefónica y que el 62% de las marcas admiten que el lenguaje y vocabulario de los clientes es el principal problema para una comunicación efectiva.   

Sin embargo, aseguró que analizar el contenido de las conversaciones que sostienen los usuarios a través de sus redes sociales nos abre un mundo de oportunidades de negocios al punto que, por ejemplo, en Panamá unas 1.000 conversaciones al día expresan interés por oportunidades de viaje, en una semana se emiten 7.000 evaluaciones negativas sobre los servicios de las empresas telefónicas y mensualmente unas 80.000 personas expresan su deseo de tomar chocolate.

Aunque para el fundador y CEO de Social Biz Factory, el verdadero potencial de las redes sociales para los negocios está en las posibilidades de predecir los intereses y necesidades de los clientes para que la empresa pueda ofrecerles una respuesta cada vez más personalizada, lo que le permitiría modificar los hábitos de consumo y posicionarse muy por delante de sus competidores, lo que requiere un análisis profundo de las redes sociales para establecer un verdadero perfil del usuario, sus intereses en cada sector de la economía y sus expectativas.

Finalmente aclaró que aún cuando empresas como Social Biz Factory ya ofrecen este tipo análisis y un gran número de empresas multinacionales cuentan con este servicio y están tomando ventaja de él , en Panamá las redes sociales siguen siendo utilizadas por las empresas únicamente como un canal más de comunicación y no como una herramienta para mejorar su productividad y su rentabilidad a corto, mediano y largo plazo.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL