Economía mundial repuntará 2,7% en 2017

Panamá liderará en 2017 el crecimiento en América Latina con una estimación de 5,4%, indica el informe del Banco Mundial.

Tras los bajos niveles registrados en 2016 con posteridad a la crisis, para este 2017 el Banco Mundial (BM) dio a conocer que se prevé una moderada aceleración del crecimiento mundial de 2,7%.

El pronóstico positivo se fundamenta en un contexto en el que disminuyen los obstáculos a las exportaciones de productos básicos en los mercados emergentes y en las economías en desarrollo.

Según el informe del BM: Global Economic Prospects (GEP), la subregión de México y Centroamérica crecerá a una tasa de 2,1% en 2017, una perspectiva mejor que la de Sudamérica, pero con excepción de Guatemala y Panamá, las estimaciones de crecimiento por país son a la baja. La previsión para Guatemala es de 3,2% y Panamá destaca con 5,4%.

En el caso de México, se estima que la inversión disminuirá en 2017, a raíz de la incertidumbre política en Estados Unidos (EE.UU.) al asumir la presidencia este 20 de enero Donald Trump, lo que contribuirá a una desaceleración del crecimiento hasta ubicarse en 1,8%.

No obstante, se considera que en este país el consumo privado será más sólido, gracias a la baja inflación, el bajo nivel de desempleo, el aumento de los salarios reales y el gran caudal de remesas, sostiene el BM.

Además, el reporte señala que las monedas débiles podrían dar un impulso competitivo a las exportaciones de la subregión, pese a que las condiciones mundiales no propician un crecimiento vigoroso del comercio internacional.

Panamá

Por su parte, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a través de un comunicado de prensa, destaca del informe del BM que Panamá será el país que más crecerá en América Latina durante este 2017. Así como el reconocimiento de mejoras en la administración de impuestos y reducción del déficit fiscal.

El MEF, igualmente resalta que la publicación del BM señala que Panamá puede mejorar la infraestructura energética y la educación en cuanto al acceso al nivel preescolar, capacitación de docentes, adaptación de la educación a las necesidades de los empleadores y a las tecnologías de la información.

Al cierre del año 2016, el ministro del MEF, Dulcidio De La Guardia, y su equipo económico, presentaron las proyecciones oficiales de la administración del Presidente Juan Carlos Varela, entre ellas: Un desempeño positivo de 6% del Producto Interno Bruto (PIB) real y nominal de $58.633 millones. Con ingresos tributarios por $5.875 millones, que representarían un crecimiento de 10%, más un aporte de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por $1.600 millones.

El rector de la política económica del país reiteró el compromiso de mantener el déficit fiscal a raya en 1,0%. Entre tanto, que la inflación que no es un tema de preocupación los panameños será de 1,1%.

Hay consenso entre los organismo internacionales que Panamá mantendrá un robusto crecimiento económico en 2017 en comparación con sus pares en América Latina.

Centroamérica y el Caribe

El informe del BM también resalta las previsiones para los países de Centroamérica que van desde 1,9% para El Salvador hasta 4,0% para Nicaragua. Le siguen: Guatemala con 3,2%; Honduras con 3,5% y Costa Rica con 3,9%.

En el Caribe, el BM prevé un crecimiento a un ritmo estable de 3,1%. Según los pronósticos, el crecimiento en República Dominicana, la economía más grande de la subregión, se reducirá al 4,5% a medida que disminuyan los gastos del gobierno tras la terminación de los proyectos de construcción de gran escala.

Las estimaciones muestran que estos países en comparación con los más grandes de Latinoamérica tienen un horizonte más promisorio.

Según el reporte del BM, Argentina tendrá en 2017 un crecimiento económico de 2,7%; Chile 2,0%; Colombia 2,5% y Paraguay 3,6%.

En el lado negativo están Venezuela con -4,3%, Ecuador con -2,9% y Haití con -0,6%.

El presidente del Grupo BM, Jim Yong Kim, expresó al dar a conocer el informe que es el momento de aprovechar ese impulso e incrementar las inversiones en infraestructuras y en las personas. Se trata de un paso esencial para acelerar el crecimiento económico sostenido e inclusive necesario para poner fin a la pobreza extrema.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia