El BNP busca fomentar la producción sostenible y la reforestación

El BNP busca fomentar la producción sostenible y la reforestación

Cambios que se están haciendo desde hace seis años aproximadamente

luis-diaz-web

Nadie puede dudar de la fe que tiene el Banco Nacional de Panamá (BNP) en el futuro del sector agropecuario. Una prueba fehaciente de ese compromiso es el volumen alcanzado por su cartera agropecuaria, que este mes de septiembre rompió por primera vez la barrera de los $500 millones, al registrar la suma de $506,4 millones, según el más reciente estado financiero presentado por esta entidad.

Sin embargo, un elemento poco conocido por la población es que, desde hace aproximadamente seis años, estos préstamos forman parte de un programa denominado Producir eficientemente y en armonía con el ambiente, que busca desarrollar en los productores nacionales un mayor compromiso para realizar su actividad en armonía con el medio ambiente de forma que sea cada vez más sostenible en el tiempo.

Así lo explicó en el foro Empresas, medio ambiente y sostenibilidad organizado por Capital Financiero, Luis Díaz, gerente ejecutivo de Banca Agropecuaria del BNP, que en su presentación describió lo que es producir eficientemente y en armonía con el ambiente y de cómo en los últimos años, como es lógico no se podía producir eficientemente, por lo que se preguntó si eso es realmente lo que queremos dejar para el futuro a nuestros hijos y nietos, ¿cómo va ser nuestra economía en un futuro?

De allí entonces los cambios que estamos haciendo desde hace aproximadamente seis años para poder cambiar a la mentalidad de nuestros productores y lograr los propósitos deseados en este sector, señaló Díaz.

Agregó que si no se le pone cuidado al medio ambiente se podría enfrentar en un futuro no muy lejano un escenario tan tétrico como el de los inventarios ganaderos, que están disminuyendo cada vez más. Por lo que advirtió que no se debe permitir que eso vuelva a suceder, por lo que hay que mantenerse alerta.

Estos dos años tenemos que tenerlos muy presentes para poder verdaderamente hacer un cambio que queremos todos con nuestra naturaleza. La parte agrícola, de qué vale sembrar para cosechar pocos granos, dónde quedaran los rendimientos para verdaderamente ser un país rentable dentro del sector agropecuario, enfatizó.

Díaz se refirió a los lineamientos que el BNP tiene en la concesión de créditos forestales, mencionando que esa entidad financiera tiene una política muy específica, tanto para la actividad agropecuaria como para el sector forestal, ya que se conceden créditos directamente o facilidades en diferentes ambientes.

El primero es para reforestación y conservación de los recursos naturales renovables para fincas o proyectos agropecuarios otorgados por el banco y que en algún momento tienen algunas falencias y necesitan mejorar y reforzar esas áreas a través de la reforestación, mediante sistemas agroforestales.

Otro crédito disponible está orientado a la resiembra, mantenimiento, aprovechamiento y comercialización de plantaciones, y allí se va a otro esquema, el cual tiene que ver con la producción de material vegetativo forestal para plantaciones comerciales, que son las que se ejecutan específicamente para poder dotar en un periodo de tiempo dependiendo del tipo de especie que se va a sembrar y poderla cosechar.

Díaz señaló que tienen otro producto financiero y es el que está destinado a la compra de tierras, aunque advirtió que de ser para proyectos forestales, las propuestas serán evaluadas mediante indicadores financieros y económicos, y los receptores del financiamiento tienen que estar claros, en caso de ser forestal, que tiene que haber otra fuente de repago que no va a ser directamente la propia plantación que se está sembrando.

En el caso de los créditos agropecuarios que van a repagar una plantación forestal en el BNP los propios oficiales de créditos ayudan a levantar las cifras para poder que el productor sea beneficiado, porque normalmente se manejan cifras que van desde una hasta cinco hectáreas para poder hacer sus observaciones.

Sobre los planes de pagos explicó que van a ir desde cuotas mensuales, trimestrales, semestrales o anuales dependiendo de la actividad que vaya a desarrollar la persona o empresa beneficiada y las garantías que se ofrecen normalmente es donde van a sembrar esa finca tiene que estar en garantía para el BNP.

Otro aspecto importante es la viabilidad técnica, ya que cuando el proyecto solo tiene dos hectáreas o menos, el BNP solicita a un profesional idóneo que haga un análisis de la inversión, mientras que para plantaciones de dos hasta 50 hectáreas, tiene que ser también un personal idóneo, normalmente un técnico forestal o un ingeniero forestal, para que haga el estudio, técnico forestal que debe estar certificado por Ministerio de Ambiente (Miambiente).

Los créditos para la compra de tierra lotificada y reforestada, deben presentar aprobación oficial de la lotificación por la Dirección General del Catastro del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la reforestación debe estar inscrita en el libro de Registro Forestal de Miambiente.

Díaz destacó que para el BNP el medio ambiente juega un papel sumamente importante dentro de la actividad agropecuaria; por ello llevan varios años dando docencia a los productores y eso tiene que ver con los Encuentros Agropecuarios, que este año ha tenido como tema central el agua, su gestión y conservación, en donde se beneficiaron de dichas charlas aproximadamente 2.500 productores a nivel nacional, abarcando diferentes rubros.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL