El país va bien, sigue creciendo

La industria de seguros tuvo un leve crecimiento, pero los ramos de personas  crecieron 10%

La industria aseguradora tuvo en el 2016 un año de poco crecimiento, en ese sentido Capital Financiero conversó con el  vicepresidente ejecutivo y gerente general de WorldWide Medical, Salvador Morales Baca, quien cuenta con una amplia experiencia en la industria de seguros.

Morales, quien fungió como gerente general de Seguros Sura  durante 32 años, sostiene que si bien, el sector registra una expansión lenta,  a los ramos de personas les ha ido bien, y registran un crecimiento del 10%.

Además, señaló que el crecimiento que experimenta la economía panameña sigue siendo envidiable y la llegada de empresas internacionales representan oportunidades para las empresas aseguradoras, sobre todo para las que ofrecen seguros médicos con cobertura internacional, toda vez que los ejecutivos de estas empresas se mueven de un país a otro.

Morales sostiene que el panorama para la industria de seguros y el país es alentador de cara al 2017, aunque destacó la alta competencia existente en el mercado, lo que no deja de ser sano para el consumidor.

El tema de la inflación médica sigue generando polémica. ¿Qué comentarios  puede hacer al respecto?

-Es un problema serio que las compañías enfrentamos con mucha responsabilidad, no es un problema limitado a Panamá, aunque si es un componente fuerte, pero es un problema que viene con las nuevas tecnologías, nuevos medicamentos, nuevos procedimientos médicos y nuevas enfermedades, lo que tiende a aumentar los costos de los insumos médicos y es algo a lo que le damos mucho seguimiento porque repercute en primera instancia en el resultado  financiero de las aseguradoras que operamos en este segmento  e  influye también en el sector público que brinda atención médica.

Es un problema nacional e internacional y lógicamente se le busca una solución y la solución debe ser un equilibrio sano entre todas las partes, médicos, clínicas, hospitales, porque en  última instancia repercute en el cliente, y  si las primas van aumentado progresivamente llega el momento  en que  los usuarios no  pueden sufragar el producto y entonces matamos el origen del negocio, que es brindar a acceso a servicios médicos de primera.

Es un problema, pero tratamos de lidiar con él y de buscarle el equilibrio.

-¿Cuáles son las perspectivas de la industria aseguradora para el 2017?

-La economía está un poco lenta, ha venido desacelerándose, pero no debemos centrarnos en eso. En ocasiones hay muchas opiniones fatalistas sobre el desarrollo del país. El país va bien, sigue creciendo, continúa siendo la envidia a nivel latinoamericano y mundial con los índices de crecimiento  que tiene.

Hace algunos días conversaba con un banquero alemán que venía de un congreso bancario en Argentina y le pregunté que  cómo se veía Panamá desde allá y me respondió que Panamá es una de las noticias buenas en estas reuniones y que se habló que Panamá,  República Dominicana y Nicaragua son los que más están creciendo, por lo que son los países a los que hay ponerle el foco, y esa es una visión de un europeo visitando países de América Latina.

El panorama no es sombrío, el panorama es bueno, por otra parte, internamente qué está sucediendo, el mercado de seguros si va un poco lento, apenas va creciendo el 1%, pero los seguros de personas crecen 10%.

Las oportunidades están en las necesidades que tiene la población en seguro de vida, seguro de salud y en colectivo de vida.

Nosotros vemos un panorama alentador para el 2017, pero siempre es un reto porque hay más competencia, más jugadores en el mercado, lo que también es sano para el consumidor.

Panamá va avanzando en muchos campos, por ejemplo, en regulación está avanzando, la regulación es cada día más profesional y el año pasado hubo una buena noticia, ya que se le asignó a la Superintendencia de Seguros y Reaseguros,   a través de una reforma a la Ley, una cuarta parte del 2% que pagan en impuesto las aseguradoras a la Superintendencia, por lo que partir del 2017 tendrá un presupuesto más flexible.

Eso es lo que enriquece al sector y enriquece al país, una regulación fuerte hace que todas las compañías estemos bien dotadas financieramente para enfrentar los retos y los cambios, porque cambios hay todo el tiempo.

¿A qué se debe el creciente interés por los seguros de salud en el país?

-Las contingencias más comunes en el ser humano es la muerte prematura; la longevidad, que lleva a vivir más tiempo, lo que requiere recursos para sobrevivir; las enfermedades, que son un problema en el camino. Hay una última contingencia: La incapacidad, que lleva a dejar de percibir ingresos y convertirse en un gasto.

Esa es nuestra especialidad, no hacemos seguros de ramos generales. Y uno de nuestros principales productos es el seguro médico internacional que está dirigido a un segmento medio alto y alto, que normalmente había sido manejado por grandes empresas internacionales que operaban offshore, porque en los mercados locales no existía esa solución.

Este producto ha tenido una evolución positiva, porque algunos de los jugadores internacionales que antes operaban offshore se han establecido en algunos países del área, pero aún hay algunos  que siguen vendiendo offshore, lo que es negativo para el mercado, porque no se quedan en Panamá las primas ni los impuestos.

Eso es lo que hemos venido haciendo en nuestra compañía y somos bien conocidos y aceptados por los principales brokers del mercado y una prueba de ello es que se nos hizo un reconocimiento como la empresa aseguradora que mejor paga los reclamos de salud individual en el país, un reconocimiento que nos llena de orgullo, porque no esforzamos en dar un servicio esmerado.

-¿Durante 2016 alcanzaron las metas que se habían propuesto?

-Hemos alcanzado las metas y hemos aprovechado las oportunidades que se han dado en el país con el desarrollo que ha tenido Panamá en los últimos 10 años.

El país se ha transformado en el centro donde vienen grandes  empresas extranjeras a establecerse, las que traen ejecutivos de México, Chile, Brasil, Europa y de Estados Unidos (EE.UU.), que demandan este tipo de productos y el mercado tanto laboral como empresarial ha ido evolucionando  y hoy día forma parte del paquete que le dan a los ejecutivos una cobertura internacional, porque hoy están aquí y mañana tienen que irse a otro país.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia