Emprendimiento e innovación

polishing bumper for paint job with sandpaper

El emprendimiento es de vital importancia para el crecimiento y desarrollo de las economías, ya que, además de fomentar la innovación, también impacta positivamente en la competencia y en la generación de empleo; que a su vez incide positivamente en la competitividad.

Un país con miras a elevar su nivel de desarrollo y búsqueda continua de competitividad debe aprovechar los avances tecnológicos para favorecer la productividad de sus emprendedores, ya que son agentes económicos claves para diversificar la matriz productiva, y más cuando se tratan de nuevas ideas para hacer o expandir los negocios.

Los emprendimientos innovadores son capaces de ofrecer un bien o servicio diferente, dinámico y de calidad, respondiendo a las nuevas demandas del mercado y logrando gestionar eficientemente sus procesos y recursos para tener mayores posibilidades de éxito, alcanzando mercados locales e internacionales

De acuerdo con el informe Emprendimientos en América Latina del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), un reflejo de la baja productividad de las economías latinoamericanas es el tamaño de sus empresas donde abundan las firmas pequeñas. Existe una correlación positiva y significativa entre el tamaño de las empresas y el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita; lo cual sugiere que el crecimiento del ingreso per cápita está asociado, en parte, a ganancias de productividad; las cuales se reflejan en el crecimiento del tamaño de las empresas.

El tamaño de la firma está relacionado a su productividad, es un indicador de cuán eficiente se es para producir una determinada cantidad de bienes o servicios. Cuanto más productiva sea una empresa, mayor capacidad tendrá de retribuir a los factores de producción (trabajo y capital).

El emprendimiento en Panamá, se puede inferir a través del registro de Avisos de Operación, que son aprobados por el Ministerio de Comercio e Industria (Mici), a través de la Dirección de Panamá Emprende. Dichos avisos se han incrementado en los últimos años, generando gran cantidad de empleos de manera directa e indirecta. Aunque este no es el universo total de los emprendedores, nos brinda una orientación sobre el interés de la población en emprender un negocio desde las diversas actividades económicas del país.

Para el año 2011, la cantidad de avisos de operación era de 25.904, generando una cantidad de empleos aproximadamente de 108.079. Para el año 2012, dicha cantidad se incrementó considerablemente a 27.612 avisos que generaban 91.200 empleos. Siguiendo dicho dinamismo para los años 2013 y 2014, se alcanzaron 28.309 y 28.919 nuevos avisos. De estos nuevos avisas de operación, se lograron alcanzar para dichos años, 91.368 y 95.254 empleos generados. 

Aun cuando hay resultados favorables y positivos no se puede establecer con certeza la fuente del impulso a la actividad emprendedora. Sin embargo, entre los programas de apoyo se encuentran, los ofrecidos por la Autoridad de la Mediana y Pequeña Empresa (Ampyme) y por la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt), entre otras instituciones gubernamentales.

Adicionalmente, por parte del sector privado se encuentra el Centro de Innovación de la Ciudad del Saber que trabaja en la promoción del emprendimiento, y ampliando su visión hacia el fomento de la innovación, por medio del intercambio, la colaboración y la creatividad. Existen también otros actores como lo son: La Universidad Latina, la Universidad Santa María La Antigua y la Universidad Tecnológica de Panamá, que cuentan con centros de incubación de empresas; que promueven la cultura emprendedora entre los universitarios a nivel nacional.

Ninotshka Tam
Analista del Centro Nacional de Competitividad
ntam@cncpanama.org

Noticias Relacionadas

Comente la noticia