Técnicos de Etesa habían advertido necesidad de reemplazar transformadores

Técnicos de Etesa habían advertido necesidad de reemplazar transformadores
Etesa dijo que la medida de ahorro se mantendrá hasta que logren la instalación de todos los transformadores de corriente, un hecho que prevén ocurra en un plazo de ocho semanas.Foto|CortesíaEtesa

El equipo técnico de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa) había advertido la necesidad de reemplazar los transformadores de corriente instalados en la subestación Panamá, debido a que estaban próximos a cumplir su periodo de vida útil.

En un conversatorio con periodistas, la mañana de este martes 4 de abril de 2017, los técnicos de Etesa explicaron lo ocurrido antes de que se produjeran los apagones en ciudad de Panamá, los días 17 y 21 de marzo. Según los técnicos, lo ocurrido no estuvo relacionado con problemas de “mantenimiento” porque los transformadores afectados se adquirieron  “libres de mantenimiento”.

Sin embargo, los técnicos reconocieron que sí era necesario estar preparados con anticipación para reemplazarlos, debido a que estos aparatos tienen un periodo de vida útil de 25 años y los que se afectaron ya habían cumplido 17 años de operación. Es decir, aunque faltaban 8 años para que se venciera el término de su vida útil, había que hacer la tramitación de solicitud con tiempo.

Gonzalo González, gerente de operación y mantenimiento de Etesa, dijo que esos transformadores de corriente tienen un promedio de vida útil de 25 años. Aquellos instalados en Etesa envueltos en las explosiones tenían 17 años de estar en operación.

Ese trámite -de pedir transformadores nuevos- tiene un proceso de fabricación, prueba, embarque y entrega.

De hecho, en un comunicado público que Etesa entregó a los medios se indica que “como parte del plan de mantenimiento y operación” de esa entidad en el año 2016 se habían “adquirido” 40 transformadores adicionales “que se encuentran en proceso de fabricación”.

A la fecha, 15 de esos aparatos, dijeron los técnicos, están en la espera que ingresen al territorio nacional y otros 15 se hallan en la etapa de fabricación. Por lo que no había ninguno al momento de la explosión, para reemplazar a los transformadores afectados.

Lo ocurrido

Cuatro transformadores estallaron y suscitaron la interrupción del servicio de energía eléctrica en la ciudad de Panamá en dos ocasiones en marzo pasado. En esta región del país se consumen 800 megavatios por día, que representa el 50% del total de la demanda de consumo del país que está por el orden de mil 600 megavatios.

En la Subestación Panamá, una de las tres que maneja Etesa, operan 54 transformadores de corriente. Cuatro de esos aparatos estuvieron envueltos en una serie de explosiones sucesivas que provocó los apagones de energía eléctrica. Tras esos hechos, aquellos 18 transformadores de corrientes correspondiente a ese mismo lote que quedaron en operación fueron desactivados como medida de seguridad.

Llamado a la tranquilidad

Oscar Rendoll, quien asumió el control de Etesa tras la abrupta salida del antiguo gerente general, Iván Barría, también estuvo presente en el conversatorio con los técnicos. En ese encuentro, Randoll procuró enviarle un mensaje de tranquilidad a la comunidad, y aseguró que, tras los sucesos de marzo último, el sistema de transmisión está “estable” y que aspiran que en un máximo de ocho semanas alcance su “óptimas condiciones” y puedan recuperar la confianza.

“En esta etapa del proceso reiteramos nuestra invitación a la ciudadanía a colaborar con medidas de ahorro energético y contar con la colaboración del sector privado para que de forma voluntaria, aquellas empresas que se encuentren en el listado de autoabastecimiento aprobado por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos, mantengan dicha medida a fin de evitar mayor presión sobre el sistema”, dijo Etesa en su comunicado.

En conversación con ElCapitalFinanciero.com, Víctor González, director del Centro Nacional de Despacho, dijo que se ha reducido 40 megavatios del consumo total de energía en la ciudad capital que representa cerca del 5% del consumo.

La medida de ahorro se mantendrá, dijeron, hasta que logren la instalación de todos los transformadores de corriente, un hecho que prevén ocurra en un plazo de ocho semanas.

 

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL