Generación de energía carga con crédito a la industria

La mayoría de los sectores que componen esta cartera  mostraron una baja

La generación y producción de electricidad se ha convertido en el salvavidas del crédito a la industria y ha logrado que este renglón bancario no registre bajas significativas.

De acuerdo con las últimas estadísticas publicadas por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), para el mes de septiembre del año 2016, el crédito a la industria registró un total de $2.409 millones, lo que representa un aumento de $409 millones respecto al mismo período del año 2015 cuando sumaron $2.000 millones.

Aunque se registra un monto positivo, esta cifra resulta engañosa, ya que prácticamente todo los sectores que componen el crédito a la industria mostraron una baja respecto al año 2015, registrando en conjunto una caída acumulada de $165,6 millones, salvo la generación y producción de electricidad y alimentos, bebidas y tabaco.

Según las cifras de la SBP, hasta septiembre del 2016 la producción y generación de electricidad mantenía créditos por $1.219 millones, un aumento de $528,2 millones respecto a los $690,8 millones que mantenía a septiembre del año 2015.

El otro renglón que mantuvo un crecimiento positivo fue el de alimentos, bebidas y tabaco, que registró un aumento de $45,8 millones, pasando de $388,3 millones en septiembre de 2015 a $434,2  millones a septiembre de 20116.

Para el presidente de la generadora AES Panamá, Miguel Bolinaga, el financiamiento bancario es muy importante para los proyectos de generación, debido a que estos requieren de una gran cantidad de capital para su construcción.

Citó como ejemplo que de los $6.000 millones que se han invertido en el sector eléctrico del país en los últimos años $5.000 millones corresponden al sector de generación.

Para una empresa como AES que tiene presencia en más de 18 países es muy importante conseguir un financiamiento a tasas competitivas para poder crecer y en Panamá hemos podido lograr créditos a excelentes costos con la banca, precisó Bolinaga   

Sectores en caída

Para el resto de los sectores industriales que reciben créditos bancarios la situación no ha sido tan alentadora como para las generadoras eléctricas y la producción de alimentos y bebidas.

La producción de vestidos y zapatos registró una baja de $19,1 millones. Para septiembre de 2015 este renglón sumaba créditos por $92,2 millones, mientras que para el mismo período del año 2016 solo sumaba $73 millones.

La producción de acero y materiales de construcción igualmente sufrió una baja en los créditos por el orden de los $74,8 millones. Este sector que hasta hace unos años fue uno de los más dinámicos, había recibido en septiembre de 2015 créditos bancarios por $208 millones, sin embargo, para septiembre del año 2016 estos habían caído a $133,2 millones.

La industria de petróleo y derivados tampoco escapó de la baja en los créditos bancarios, registrando una caída de $60,6 millones. Los préstamos en este segmento alcanzaban un total de $223,9 millones para septiembre de 2015, cayendo a $163,3 millones para septiembre del año 2016.

Las otras industrias manufactureras tuvieron una baja menos importante que el resto de los sectores, pero igualmente cayeron respecto a septiembre de 2015. Los créditos a las otras industrias manufactureras registraron una baja de $2,3 millones, pasando de $357,8 millones a $355,5 millones en los 12 meses de análisis.

Finalmente se encuentra el sector de petróleos y ferrocarriles, que al igual que los otros también tuvo una baja en los préstamos que recibió de parte de la banca local, registró una caída de $8,6 millones en los préstamos recibidos, pasando de $39,3 millones en septiembre de 2015 a $30,7 millones a septiembre del año 2016.

Según el gerente del Banco Nacional de Panamá (BNP), Rolando de León, su cartera de créditos a la industria es  gestionada  por las bancas Corporativa, Comercial y Agropecuaria.

Según el ejecutivo, estos créditos son muy importantes para la institución, ya que contribuyen a promover el crecimiento de las diversas actividades industriales que impulsan el desarrollo económico del país.

Al cierre del mes de septiembre, el BNP mantenía créditos a la industria por un valor de $264,9 millones y algunas actividades industriales que el  banco financia son: Productos alimenticios, materiales de construcción, generación de energía, petróleo y derivados, procesamiento de acero, vestidos y zapatos, entre otros, pero el líder absoluto es el sector de generación de electricidad con una cartera de $216,3 millones.

Según De León,  apoyar al sector energético es muy relevante para la entidad, debido a la necesidad actual del país de garantizar la generación de la misma para asegurar que el resto de los sectores sigan produciendo de manera eficiente, en beneficio de todos los panameños.

Explicó que era importante mencionar que la cartera de crédito que se dirige al segmento del sector de  energía es gestionada por las Banca Corporativa y la Banca Instituciones Financieras y Financiamiento de Proyectos.

En este contexto, los créditos de la Banca Corporativa destinados a este sector representan el 35% de su cartera total a diciembre de 2016  y en la Banca de Créditos a Instituciones, los créditos al sector energía concentran sólo el 22,9% de su cartera total a diciembre de 2016, según datos preliminares del BNP.

De León recalcó que la diferencia que mantienen los créditos industriales del BNP  en comparación con otros tipos de créditos (a excepción de los préstamos agropecuarios) como personales, hipotecarios y comerciales, etc.,  es que no se les cobra el Fondo Especial de Compensación de Intereses (Feci). Además, los requisitos que se les exige son diferentes debido a que los niveles de riesgo de este tipo de financiamientos son distintos.

Ricardo González Jiménez
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia