Hidroeléctricas y el Canal, los mayores consumidores de agua

Hidroeléctricas y el Canal, los mayores consumidores de agua

El 58% de la producción anual de la cuenca del Canal abastece la vía acuática

Splash water

Hace más de 40 años, los moradores de las comunidades vecinas a la cuenca hidrográfica que abastece de agua a las operaciones al Canal de Panamá: Amador, La Represa, Mendoza, entre otras, conocieron largos períodos de lluvias, entre los meses de abril a noviembre. Llovía tanto que por semanas el sol no se veía y hoy solo quedan los recuerdos de aquellos días.

Historias iguales pueden encontrarse a lo largo de la República de Panamá, donde caudalosas quebradas y ríos se han convertido en pequeñas fuentes de agua. La contaminación y el calentamiento del planeta han traído consigo nuevos desafíos que impactan las fuentes hídricas del país.

 Los fenómenos climáticos, La Niña (lluvia) y El  Niño (sequía), ya son parte de la vida de la humanidad y Panamá no escapa a ellos.

En este Informe Especial Capital Financiero presenta un balance de las fuentes hídricas del país y sus usos: Generación eléctrica, riegos agrícolas, consumo humano, industriales y operación del Canal de Panamá.

El informe Situación de los Recursos Hídricos en Centroamérica: Hacia una Gestión Integrada, producido por la Asociación Mundial para el Agua (GWP, por sus siglas en inglés) establecida en 1996, indica que los principales usos dados al agua en Panamá son la generación de electricidad (alrededor del 72% del total 12.500 millones de m3 anuales) y el esclusaje (20% del total).

La proporción del recurso hídrico utilizada en Panamá para actividades económicas y de abastecimiento de agua potable tiende a aumentar ligeramente año tras año, proporción que corresponde al restante 8% de la oferta total, la cual aumentó un 2,2 % entre el 2003 y el 2008, destaca el informe.

Panamá tiene 52 cuencas hidrográficas, 34 en la vertiente del Pacífico y 18 en la región caribeña. Unos 350 ríos desembocan en el Pacífico, entre los que se destacan: Tuira, Chucunaque, Bayano, Santa María, Chiriquí Viejo, Chiriquí, San Pablo y Tabasará.

En la vertiente del Caribe hay 150 ríos y sobre salen las cuencas de Chagres y la de Changuinola, en la provincia de Bocas del Toro.

Plan 2010-2030

El Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos de la República de Panamá 2010-2030, indica que el cambio climático global y su capacidad para acentuar desequilibrios económicos severos constituyen un tema relevante, en especial para aquellos países que dependen primordialmente de sus recursos naturales, como es el caso de Panamá y su relación con el agua y la biodiversidad de los ecosistemas que la proporcionan.

A la vez, advierte que el peligro de que las zonas de vegetación del país se conviertan en eriales tropicales, desolados y degradados, es real. 

Señala que de acuerdo a los registros estadísticos y los registros meteorológicos, a partir del año 2004 se han incrementado la frecuencia de eventos extremos en el país, siendo aquellos de origen hidrometeorológico los que han afectado más los diversos ecosistemas, así como a la población más vulnerable en varias cuencas prioritarias a nivel nacional.

Entre los impactos previstos, como resultado en la variabilidad climática y los cambios en el régimen de lluvias, como consecuencia del cambio climático, el plan resalta los incrementos en las demandas de la electricidad para refrigeración residencial e industrial, debido al aumento de la temperatura.

También se prevé una mayor demanda de agua para uso doméstico y una disminución de los rendimientos de los productos agrícolas por la escasez de las lluvias, asociados a una menor disponibilidad de agua para los sistemas de riesgo.

Otros desafíos que cita el informe, es la sobreexplotación de las fuentes de agua y la contaminación de las mismas, como consecuencia de la reducción de los caudales. 

La migración de grupos humanos, especies de flora y fauna, debido a la competencia por el acceso a las fuentes de agua.

Panamá registra dos estaciones: Lluviosa y seca. La primera abarca desde finales de abril hasta noviembre y la segunda desde diciembre hasta mediados de abril.

Actualmente, las lluvias en el país se caracterizan por ser intensas y de corta duración. El volumen promedio de precipitación anual sobre el istmo panameño se estima en 233.800 millones de metros cúbicos (m3). 

La vertiente caribeña recibe un 36% de esta precipitación (84.200 millones m3) y la vertiente del Pacífico capta el 64% (unos 149.600 millones de m3).

Navegación interoceánica

Contó Rosario Arias de Galindo, en tiempos que era dueña de la Editorial Panamá América que vio salírsele las lágrimas a un ciudadano de Medio Oriente al presenciar el vertido de millones de galones de agua dulce al mar con el paso de un barco por las esclusas del Canal.

En promedio la vía interoceánica maneja 37 a 41 esclusajes diarios y en cada uno de ellos requiere de 191.000 metros cúbicos (m3) de agua. Lo que equivale a siete millones de m3 diarios y 2.580 millones m3 anuales.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP), es el principal usuario de agua de la cuenca conformada por los lagos Alajuela, Gatún y Miraflores, con el 58% de la misma.

El Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos de Panamá 2010-2030, destaca que los estudios desarrollados por la ACP como parte de su Plan Maestro 2005-2025, confirmó que un tercer juego de esclusas, sería la forma más apropiada, rentable y ambientalmente responsable de aumentar la capacidad del Canal. 

Con las tinas de reutilización de agua, el tercer juego de esclusas reutilizará el 60% del agua en cada esclusaje, lo que representará la utilización del 93% del agua utilizada por tránsito de las esclusas actuales, estimada en 55 millones de galones de agua dulce, equivalentes a 0,21 hm3 (hectómetro cúbico).

Con el inicio de operaciones del Canal ampliado la demanda de agua aumentará hasta alcanzar en 2015 unos 3.736 hm3 anual, lo que representaría 49,2 esclusajes diarios.

La ACP no solo utiliza el agua de la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá (Chcp) para el tránsito de barcos, también la Ley Orgánica que la rige le otorga  la administración de los recursos hídricos para el abastecimiento de agua potable a las ciudades de Panamá, Colón y poblaciones aledañas.

Los principales ríos que integran la Chcp son: Chagres, Pequení, Boquerón, Gatún, Trinidad y Cirí Grande.

El último Anuario Hídrico editado en 2013 por la ACP, manifiesta que el caudal promedio en 2012, a excepción del río Gatún, resultó por encima del histórico entre 12% y 56%.

Agrega que el aporte promedio en 2012 en el embalse Alhajuela fue un 10% mayor que el promedio histórico, mientras que en Gatún, fue mayor en 40%.

De acuerdo a las últimas estadísticas de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep), el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan), quien tiene la máxima responsabilidad de abastecer de agua potable al país, atiende 558.420 clientes, mientras que la ACP provee del vital líquido a 380.000 clientes en las ciudades de Panamá y Colón, y Aguas de Panamá (Biwater) tiene 250.000 clientes en el distrito de Arraijan.

El agua potable que vende la ACP y Aguas de Panamá al Idaan proceden del Lago Gatún, cuyas tomas crudas están ubicadas en la desembocadura del Río Caño Quebrado en el corregimiento de La Represa de La Chorrera. En el caso de la ACP la planta potabilizadora está ubicada en el corregimiento de Mendoza y la de Aguas de Panamá en Nuevo Emperador, Arraiján.

Lo anterior significa que la Cuenca Hidrográfica del Canal es la principal fuente de agua para el tránsito de barcos por la vía interoceánica y de la creciente población que se asienta en los distritos de la Arraiján, La Chorrera y a futuro Capira (Oeste de la provincia de Panamá). Además, la ACP genera su propia energía eléctrica de esta fuente hídrica.

Anam a rango ministerial

El Consejo de Gabinete, presidido por Juan Carlos Varela, celebrado el martes 5 de agosto, avaló el proyecto de Ley que crea el Ministerio de Ambiente y se instruyó al ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia presentarlo ante la Asamblea Nacional de Diputados.

La administradora general de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), Mirei Endara, dijo que con la figura de ministerio se asegura el cumplimiento y aplicación de las leyes, reglamentos y la política nacional del ambiente.

Grandes son los retos que enfrentará en el quinquenio 2014-2019  el Idaan como el responsable de llevar agua potable a todos los panameños. Mientras que el próximo Ministerio del Ambiente deberá generar políticas de Estado para preservar los recursos hídricos del país y lograr un desarrollo sostenible de los mismos, frente a realidades globales como el cambio climático del planeta, comentó el empresario Juan Planells.  

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia