Industria avícola entre apagones y apertura de mercado

Industria avícola entre apagones y apertura de mercado

En Panamá Oeste se concentra la mayor producción

White chickens,Poultry farm.

La industria avícola panameña, es una de las más eficiente del país, sin embargo, enfrenta nuevos retos, que tienen que ver con la búsqueda de nuevos mercados, lidiar con frecuentes apagones eléctricos que diezman la producción y enfrentar el ingreso de productos importados, avalados por los Tratados de Libre Comercio (TLC) que ha firmado Panamá.

El sacrificio mensual de pollo ha mantenido su ritmo, los meses donde se registró la mayor cifra  fue en  marzo con 8.799.19  y mayo con 8.368.9 (Ver gráfica: Sacrificio de aves 2015-2016).

La industria avícola se ha visto favorecida por el incremento en el precio de otras fuentes de proteínas como la carne de res, incrementando su demanda en el mercado local.

Los precios de las presentaciones o cortes de carne de pollo se mantienen por debajo del encarecimiento general de la economía, debido a una amplia competencia, sostiene la Asociación Nacional de Avicultores de Panamá (Anavip).

El consumo per cápita de pollo en Panamá ha pasado de 63 libras en el 2006 a 87 libras en la actualidad, lo que indica que cada panameño gastas más de $100 al año en la adquisición de esta carne y si se incluye el consumo de huevo la cifra superaría los $125 anuales.

El consumo per cápita de huevo de la población también se ha incrementado, al pasar de 111 en el 2006 a 154 en la actualidad.

Pero más allá de las cifras, la industria ha tenido que lidiar con la apertura del mercado, los constantes apagones que se registran en las zonas de producción y el establecimiento de precios por parte de las autoridades.

De hecho, durante el 2015 ingresaron al país, 9.378.095  millones de kilos de pollo procedente de Estados Unidos (EE.UU.), de acuerdo con la Anavip.

Se trata de una industria que genera 7.000 empleos directos, 56.000 indirectos y  destina unos $25 millones al pago de salarios  anualmente.

En Panamá Oeste se concentra la mayor producción con más de 8 millones de aves, seguida de Panamá Este con cerca de 6 millones.

La población promedio  de aves supera los 20 millones, de acuerdo con cifras de Anavip. El valor bruto ronda los  $300 millones, representando  el 23,1% del Producto Interno Bruto (PIB) del sector agropecuario.

El productor Carlos Salcedo señaló que la industria mantiene su ritmo de crecimiento, pero necesita que las autoridades le faciliten el ingreso a nuevos mercados.

Salcedo sostuvo que el país adolece de una política de comercio exterior que favoresca a las industrias eficientes como la avícola.

De acuerdo con Salcedo, necesitan contar con un  Laboratorio  de Residuos Tóxico, un sistema de trazabilidad y un equipo técnico especializado en exportación  para que la industria pueda tener acceso a nuevos mercados, incluyendo EE.UU.

La industria avícola también viene siendo afectada por los constantes apagones eléctricos, durante el año pasado 425.000 aves murieron por esta causa y en lo que va del año ya suman 500.000.

Nosotros somos eficientes y productivos, invertimos en tecnología, pero la energía eléctrica es ineficiente, expresó Salcedo  quien responsabiliza al modelo utilizado en la privatización de la distribución de la energía,  debido a que  favorece a las empresas y no a los usuarios.

En torno a la regulación de precios aplicados a varios productos de alto consumo, entre ellos, el conocido                                                                                                                    pollo Panamá, el dirigente señaló que el mismo no ha tenido ningún impacto en la industria avícola y calificó su aplicación como una medida meramente populista.

Durante el 2015 se sacrificaron  99 millones de aves, una cifra que ha estado en ascenso desde el 2006 cuando se reportó un sacrificio de 62 millones, de acuerdo a la Anavi (Ver gráfica: Producción de pollo)

El presidente de la Unión de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), Pedro Acosta, señaló que la industria avícola panameña es una de las más eficientes de la región y, además   es el único producto que abastece al mercado local sin necesidad de exportar.

Destacó que ante el alza de precios que ha experimentado la carne, el pollo se ha convertido en la principal alternativa de muchos hogares panameños.

Igualmente Acosta expresó que los niveles de eficiencia de este sector es  producto de la inversión que realizan los propios avicultores, por lo que agregó que el Gobierno debe hacer esfuerzos para trasladar esta eficiencia a otras actividades agrícolas.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL