Limón corre contra el tiempo

Limón corre contra  el tiempo

La empresa constructora APM Terminals iniciará operaciones de la primera fase en enero del 2018

limon-mas-grande

Hace apenas un año y siete meses se inició la construcción de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM). Hoy, en ese lugar, ya se erige una isla artificial de 40 hectáreas que servirá de corteza para construir el megapuerto.

La empresa concesionaria asegura que la primera fase de la terminal empezará a operar en enero del 2018 con 650 trabajadores.

El reloj avanza. La ruta 32 que conecta San José con Limón es, a todas luces, insuficiente para permitir un transporte eficiente y competitivo de las mercancías.

El camino para llegar a la TCM por esa ruta consume cerca de tres horas y media desde la capital, si las condiciones y el destino son benevolentes. El regreso a San José es peor. Se puede tornar en un viaje de cinco horas.

El puerto jamás podría convertirse en el más eficiente de Améria Latina si no está conectado a la infraestructura adecuada y un ecosistema que permita darle competitividad a Limón.

¿De qué sirve que el comercio aumente un 23% en la provincia con la operación de la TCM, si los contenedores se quedarán atascados en las presas a lo largo de la ruta 32?

El Gobierno desde su iniciativa Costa Rica desde el Caribe impulsa 75 proyectos nacionales  y regionales, para el Caribe.

A lo largo de la historia, otros planes nacidos y fallecidos en el seno del Gobierno también pretendieron iniciar la carrera por el bien de la provincia olvidada.

En el segundo mandato de scar Arias se promulgó el fallido proyecto Limón Ciudad Puerto, que fue cerrado en julio del 2015 con una ejecución de apenas 11% en cinco años.

Agendas hay muchas, pero en Limón las cosas van despacio.

Cinco prioridades

El 9 de agosto, la empresa concesionaria APM Terminals, entregó a los diputados de Limón una agenda de cinco proyectos que deben estar listos antes de que arranque la operación del megapuerto de Moín.

Kenneth Waugh, director general de la empresa, explicó que esta agenda es prioritaria para que en enero del 2018 se pueda garantizar un servicio eficiente y rentable desde la TCM.

La firma holandesa pidió ampliar la ruta 32, mejorar las condiciones de seguridad en Limón, construir el puerto para cruceros, avanzar en una zona libre de impuestos para vender productos a bajos precios y tener un plan regulador para el desarrollo de nuevas obras en la provincia.

La ampliación de la ruta 32 ya fue aprobada en la Asamblea Legislativa. Se trata de un préstamo de $395 millones para que la firma China Harbour Engineering Company (Chec) desarrolle la obra.

Actualmente, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) analiza los estudios de impacto ambiental para darle la viabilidad a la ampliación de la vía.

La sombra de la inseguridad

Sobre las mejoras en las condiciones de seguridad, el Gobierno enfrenta una pugna con los diputados de oposición por el impuesto a las personas jurídicas.

La administración sostiene que la aprobación de este tributo permitiría crear el menos 1.000 nuevas plazas de policías y asignar más oficiales a Limón.

La situación se tornó más compleja, el 2 de octubre cuando una balacera dejó cuatro personas muertas en ese provincia.

Néstor Mattis, alcalde de Limón, aseguró que desde inicios del 2016 se puso en marcha un plan de monitoreo con 30 cámaras de seguridad para aumentar la vigilancia en el casco central.

El alcalde fustigó la percepción negativa de los costarricenses y los medios de comunicación sobre la seguridad en Limón.

Lo que pasa es que los homicidios y la inseguridad en esta provincia son magnificados, dijo Mattis.

Puerto para cruceros

La construcción de la terminal para cruceros y la marina de Limón están contempladas en el Plan Maestro Limón-Moín, elaborado en el 2008 por la firma holandesa Royal Haskoning.

Sharon Jones, directora de Desarrollo del Consejo Regional para el Desarrollo de la Provincia de Limón (Coredes-Proli), aseguró que ya existen acuerdos firmados con el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y que actualmente la terminal de cruceros está en fase de estudios.

Sobre la zona libre de impuestos, hay opiniones divididas.

Mientras APM Terminals apuesta por un mecanismo similar al Depósito Libre de Golfito, en Coredes-Proli creen que se debe avanzar hacia una Zona Económica Especial (ZEE), pero no hay nada tangible.

En cuanto al plan regulador, Mattis afirmó que, en tres meses, tendrán listo una propuesta que incluye las regulaciones para el desarrollo de nuevas construcciones y el abastecimiento de agua en la provincia.

Lo cierto es que Limón corre una carrera contra el tiempo para buscar el ansiado desarrollo que ha visto escrito en promesas presidenciales durante décadas, sin palpar todavía resultados reales.

Las agendas concluyen que lo urgente es mejorar las carreteras, reforzar la seguridad y desarrollar los puertos.

Andrea Rodríguez  Valverde y Manuel Avendaño Arce
El Financiero
Costa Rica

Noticias Relacionadas

Comente la noticia