Microseguros siguen siendo una tarea pendiente

Microseguros siguen siendo una tarea pendiente

Para su desarrollo es necesario introducir reformas a la legislación actual

JoaquA-n-Riesen-Seguros

El panameño cada día es más consciente de la importancia de estar asegurado, prueba de ello es que las ventas de pólizas no paran de crecer. Sin embargo, hay un segmento donde hace falta que la industria de seguros evolucione.

Se trata del segmento de microseguros, que le brinda la oportunidad  de contar con una cobertura de seguros a los trabajadores de la economía informal y las personas de menores recursos.

En ese sentido las personas  que habitan en áreas remotas  son las más vulnerables y los que más necesitan de soluciones de seguro, pero son los que menos acceso tienen a estos.

Este y otros temas fueron abordados  por el superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá, José Joaquín Riesen, en entrevista concedida a Capital Financiero.

-¿Qué se necesita para darle impulso al desarrollo de los microseguros?

-Hay  que tener claro que para desarrollar los microseguros en el mercado panameño, es necesario realizar cambios a la legislación actual para eliminar los obstáculos y lograr su masificación, tal como lo han  hecho  otros países.

 De igual forma, es necesario desarrollar productos orientados a este segmento. La suscripción de los mismos, al igual que el manejo de los reclamos que en otras jurisdicciones se hace de manera distinta.

-¿Qué evaluación nos puede hacer de la situación actual de la industria aseguradora?

-La cultura de seguro en el país cada día se incrementa más, lo que se refleja especialmente en los ramos de vida e incendio que van en aumento al registrar un crecimiento de 11,2% y 22,5%, respectivamente, en el comparativo de los meses de abril de 2015 y 2016.

Esto debido a que estos ramos son un reflejo del aumento del mercado hipotecario que continúa al alza, especialmente en el segmento de casas de costo mediano y bajo.

Lo que se refleja en el crecimiento de las pólizas vigentes que por segundo año consecutivo sobrepasa los dos dígitos al ubicarse en 29,2% en el acumulado al mes de abril de 2016 con respecto al mismo periodo del año anterior.

 Tenemos fe  que el año 2016 va a terminar siendo otro año de crecimiento para la industria, tanto en cifras como en cultura de seguros por parte de la población.

Sin embargo, para nadie es un secreto que en comparación con otros países de  América Latina hay segmentos donde la industria, tiene ventaja especialmente los seguros complejos o más sofisticados.

 Por ejemplo, la oferta es más amplia en algunos ramos, como en salud, donde hay  diferentes planes tanto locales como internacionales.   Hoy día se ofrecen más de 15 planes de salud con cobertura internacional, con respaldo y supervisión local.

 Esto es una ventaja para el consumidor que ya no tiene que adquirir seguros que no son regulados locamente y que en caso de un reclamo los deja a merced de otras jurisprudencias y con las implicaciones de tramitar un reclamo en el extranjero.

-¿Cómo califica el desempeño de los ramos de construcción, responsabilidad civil y segmentos similares?

 -Para este año se evidencia que en cuanto a los ramos para la construcción, responsabilidad civil y similar, aún estamos en un mercado blando de reaseguro a nivel global, en otras palabras, hay mucha oferta y poca demanda.

 Lo que impacta el precio o la tasa hacia la baja y permite que las obras de ingeniería puedan contratar seguros a tarifas muy por debajo de lo que era hace cinco años atrás.

-¿Están las aseguradoras preparadas para asumir el reto de la posible aprobación de la Ley 232?

 -Más que un reto es una deuda pendiente que se tiene con la sociedad y el mercado asegurador lo reconoce y tiene toda la disposición de ponerse al día. No se puede seguir imponiendo a un tercero afectado las condiciones de un contrato donde el tercero no ha formado parte.

No se podrán declinar reclamos a terceros por falta de licencia, falta de pago de póliza, deducible o por manejar en estado de embriaguez.

 El pago de los reclamos cuando hay personas afectadas se tiene que resolver en pocos días, no en años.  Especialmente cuando se trata de un atropello o una persona afectada que necesita atención médica o del adelanto de fondos para gastos funerarios.   Este es el verdadero espíritu de la póliza de seguro obligatorio y Panamá se va a poner al día en esta materia.

-¿Qué proyectos está implementando la Ssrp para ejecutar una supervisión efectiva contra el  blanqueo de capitales?

-En la Ssrp hemos elaborado el Acuerdo No.2 Catálogo de señales de alerta y el Acuerdo No. 3, por  el cual se fijan criterios y parámetros mínimos que deben adoptar los sujetos obligados del sector seguros para la prevención del blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y  de armas de destrucción masiva.

 Estos acuerdos son parte fundamental para que los sujetos obligados puedan hacerle frente a las nuevas exigencias y a los nuevos retos, lo que la Ssrp ha venido apoyando a nivel nacional con capacitación.

 El blanqueo de capitales es un delito muy técnico y elevado, no es sencillo de entender o de sensibilizar a los regulados ante esta amenaza.

 Aunque no podemos negar que los hechos recientes han concientizado a la población, ya que tanto las empresas como sus colaboradores ha podido palpar el riesgo y el impacto que tiene el riesgo reputacional en una empresa.

 La Ssrp también está capacitando y reforzando a su personal para hacerle frente a estos temas. El blanqueo de capitales es un delito que evoluciona rápidamente y  cuenta con muchos recursos, es por ello que los supervisores debemos aplicar una supervisión basada en riesgo, reforzar la cantidad y calidad de la data y sensibilizar a todos los sujetos obligados.   Mientras más capacitados estén más difícil y más costoso resulta la operación para el crimen organizado.

-¿Qué está exigiendo la Superintendencia a los corredores de seguros y a los propietarios de las aseguradoras para evitar el lavado de activos?

-Los corredores de seguro pasan a ser nuevos sujetos obligados con la Ley 23, por lo que todos tienen que registrarse ante la Unidad de Análisis Financiero (UAF) para poder iniciar el proceso de reporte de transacciones en efectivo.

 Este reporte es mensual y  es de estricto cumplimiento. Al igual que el reporte de transacciones sospechosas que deben realizar en caso de identificar una operación que bajo su criterio y experiencia no es usual.

 De igual forma, tienen que participar, por lo menos una vez al año, en las capacitaciones de blanqueo que dicte la Superintendencia.

 Adicional a esto las aseguradoras han actualizado sus manuales de cumplimiento y estamos ahora analizando las matrices de riesgo presentadas ante la Ssrp, y de igual forma, estamos siendo más exigentes con el perfil de los oficiales de cumplimiento que trabajan en las aseguradoras.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia