Solo el 14% de las áreas revertidas fue destinado para desarrollo

Solo el 14% de las áreas revertidas fue destinado para desarrollo
Hoy, de las 13 mil 546 hectáreas destinadas para desarrollo y generación de empleo, solo hay disponible 4,409 hectáreas que representan el 33% de ese total.Cortesía|MEF

De las 137 mil 127.74 hectáreas que el gobierno de Estados Unidos traspasó a Panamá en virtud de los tratados canaleros de 1977 solamente el 14% fue destinado para el desarrollo y generación de empleos revela un reciente informe de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Ese 14% representa 13 mil 546 hectáreas. De esas, el 43.3% (4,650 ha) fue destinado a uso residencial; un 23% (3,111 ha) para uso industrial; el 27% (3,660 ha) era para uso mixto, mientras que el restante 15.7% (2,125 ha) fue asignado a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Hasta diciembre del año pasado, el manejo de estos bienes había representado un aporte al Estado por el orden de $669,684,582.00. El reporte recoge los ingresos recibidos desde 1994, un año más tarde en que entró en vigencia la Ley 5 de 1993 que le dio piso legal a la entonces Autoridad de la Región Interocéanica (ARI), hoy convertida en la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (Uabr) adscrita, desde el 2005, al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Daniel Vega-Ayala es el jefe de la oficina de Promoción, Venta y Subasta de la Uabr. Como pocos, conoce al detalle sus tareas.  Y no es para menos. Vega-Ayala estuvo entre las personas que, tras la reversión total de los bienes a manos panameña a finales del Siglo XX, tuvieron la misión de recibir las propiedades transferidas que hasta entonces la administraba el gobierno estadounidense. En Clayton, recuerda, los americanos habían dejado las casas con los acondicionadores de aires encendidos y las llaves sobre la repisa.

De eso solo queda la anécdota. Hoy, de las 13 mil 546 hectáreas destinadas para desarrollo y generación de empleo, solo hay disponible 4,409 hectáreas que representan el 33% de ese total.

De esas 4,409 hectáreas, el 34% es destinado a uso residencial mientras que el 24% está asignado a uso mixto y un 10% a uso industrial. El restante está destinado a manejo de la ACP.

En los registros de la Uabr las hectáreas que están disponibles las identifican genéricamente como un globo en el área del Atlántico y otro en el Pacífico.  Antes que una parcela, por ejemplo, sea vendida se requiere cumplir ciertas formalidades.   Una vez identificada se diseña el plano que requiera la aprobación del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y de la Alcaldía donde se encuentre ubicado el bien. Paso seguido se procede a asignarle un valor promedio que sale del avalúo que realiza la Dirección de Bienes Patrimoniales del MEF y la Contraloría General de la República.

Tras pujas y repujas, el bien es asignado a la persona que presentó la mejor oferta. Ahora se procede con la inscripción de ese bien en el Registro Público donde se le asigna un número de finca. Es un procedimiento que se repite como espejos encarados cada vez que en la Uabr disponga vender un bien

¿ Y cuánto es el valor de esas 4,409 hectáreas disponibles en la actualidad? Unos tres mil millones de dólares estimó , como ojo de amo, Daniel Vega-Ayala, el jefe de la oficina de Promoción, Venta y Subasta de la Uabr.

Datos claves

13 mil 546 hectáreas

  • Es el 14% de las 93 mil 446 hectáreas de tierras entregadas  por el gobierno americano

43%

  • Es el porcentaje de esas 13 mil 546 hectáreas destinado a uso residencial

3,111 hectáreas

  • Representan el 23% de las tierras asignadas para uso industrial

27%

  • Es el porcentaje de tierras para uso mixto estimada en 3,660 hectáreas

2,125 hectáreas

  • Es la cantidad de tierras que fueron asignadas a la ACP que representa el 15.7% de las 13 mil 546 hectáreas identificadas para desarrollo y generación de empleo

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL