Nuevo  Ombudsman

Nuevo  Ombudsman

images

Tras el largo asueto de Semana Santa que se tomaron los diputados de la Asamblea Nacional, que fue mayor que el del resto de los panameños, porque muchos tuvimos que trabajar el Jueves Santo e incluso el Sábado de Gloria, deberán ahora designar al próximo Defensor del Pueblo.

Esperamos que este extenso periodo de descanso al que se acogieron les haya servido para meditar sobre la nueva responsabilidad que tienen por delante y ojalá no vuelvan a decepcionar a la población y en especial a sus votantes.

El presidente de la Comisión de Gobierno, Justicia y Asuntos Constitucionales, Pedro Miguel González, remitió al Pleno de la Asamblea Nacional, la pasada semana, el informe sobre los 26 aspirantes a suceder a la actual Defensora del Pueblo, que termina un periodo que ha tenido más sombras que luces.

Se trata del periodo más sombrío desde que esta entidad fue creada en febrero de 1997, con la finalidad de velar por la protección de los Derechos Humanos de todos los habitantes de la República de Panamá.

La corresponderá al pleno legislativo, tal como está consagrado en la Constitución y la Ley, realizar la escogencia de este nuevo funcionario o funcionaria antes del 31 de marzo.

Por lo que esperamos que en esta ocasión reine la sensatez y se escoja a una figura con la suficiente solvencia moral y el suficiente carácter e independencia para cumplir a cabalidad con su misión y pueda convertir a la institución en una balanza, que garantice los derechos humanos de toda la población, en especial de los menos favorecidos.

Y es que el nuevo Defensor o Defensora del Pueblo no puede ser un convidado de piedra, ni permanecer y ciego y mundo, ni atrincherarse en una oficina refrigerada, pero además tiene la misión de sacar a esta institución del letargo en que se encuentra, para lo cual deberá inspirarse en el trabajo realizado por algunos de sus antecesores, como fue el caso de Ítalo Antonori y Juan Antonio Tejada, que dejaron huellas en esa institución.

Por lo tanto, se requiere de un Defensor equilibrado, que vele por los derechos humanos de todos por igual, y sin compromisos con el poder político.

Y es que como bien dijo Mahatma Gandhi, cuanto más indefensa es una criatura, más derechos tiene a ser protegida por el hombre contra la crueldad del hombre.

El balón está nuevamente del lado de los diputados, ojalá no vuelvan a fallarle al país.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL