Panamá mantiene diálogo con Colombia por conflicto arancelario

Panamá mantiene diálogo con Colombia por conflicto arancelario
El ministro Augusto Arosemena aseguró que las conversaciones se mantienen. | Capital Financiero

Han pasado casi dos meses desde que el Gobierno panameño anunció que los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela y el de Colombia, Juan Manuel Santos, habían acordado flexibilizar el decreto sobre importaciones, pero hasta la fecha, no se ha anunciado el fin de las negociaciones.

El conflicto arancelario con Colombia producto de un arancel mixto que impuso el país vecino a Panamá en 2012, aún no ha sido resuelto, pero las conversaciones entre ambos países se mantienen.

Augusto Arosemena, ministro de Comercio e Industrias, informó que siguen intercambiando propuestas porque tienen el compromiso de encontrar una solución amigable.

Sin embargo; aclaró que mantienen la reclamación por $210 millones que impusieron ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en febrero de este año, tras considerar que Colombia no ha cumplido el fallo ratificado en junio de 2016 con el que el organismo ordenó retirar los gravámenes contra las mercancías reexportadas de la Zona Libre de Colón (ZLC).

Todavía se mantienen los canales del diálogo para que se fortalezcan las relaciones comerciales entre Panamá y Colombia y que el centro de las conversaciones no sean una disputa sino un trabajo en conjunto para el beneficio de los pueblos, agregó Arosemena.

A la fecha, el Gobierno colombiano mantiene un umbral de 10 dólares por kilo para prendas de vestir y entre 6 y 10 dólares por par de zapatos, dependiendo del tipo de calzado, bajo el cual aplicará temporalmente el arancel máximo, consolidado en la Organización Mundial del Comercio (OMC) de 40% y 35%, respectivamente y por encima del umbral, aplicará el arancel de 15%, que existió hasta el año 2013.

Lo que ambos gobiernos están buscando es obtener un texto final del Decreto 1745, que flexibilice los términos para Panamá en cuanto a la imposición de aranceles, que han ocasionado el cierre de decenas de empresas en la ZLC y, por ende, la pérdida de unos 15 mil empleos.

Los representantes de la ZLC piden que se tomen medidas más rigurosas contra el país vecino, mientras que el Gobierno mantiene el diálogo.

No obstante, las autoridades no han anunciando cuándo se podría llegar al fin del conflicto.

Nota relacionada: Usuarios de la ZLC piden endurecer medidas contra Colombia 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL