Panamá podría ser el Hub de valores de Latinoamérica

Panamá podría ser el Hub  de valores de Latinoamérica

img_3765-web

Panamá cuenta con el potencial suficiente para ser el Hub de valores de la región de América Latina, pero para lograrlo es necesario aplicar un plan de promoción y desarrollo del mercado de valores, lo que facilitaría, entre otras cosas, que el Estado pueda tener acceso al mercado local, cuando el extranjero se haga menos líquido y la empresa privada pueda obtener fondos más baratos.

Así lo aseguró Santiago Fernández, presidente de SFC Invstment, durante su participación en el foro Perspectivas Económicas 2017 organizado por Capital Financiero, al tiempo que aseveró que otra clave indispensable para ser un Hub de primer nivel,  es que opere con transparencia, lo que implica seguir trabajando con miras a optimizar las normas regulatorias del mercado de valores con el fin de mitigar las fallas y reducir los riesgos, estudiando modelos de referencias que han surgido como es el caso de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), la cual está bien fortalecida.

Fernández destacó que con estas condiciones básicas se podría captar a todos los inversores latinoamericanos, quienes tienen dinero suficiente para invertir en Panamá, lo cual consideran un ahorro, por lo que urge aplicar un plan estratégico de Estado para contar con el Centro Bancario Internacional y de Capitales más fortalecido de las Américas, argumentó Fernández.

Recordó que Panamá es el único país de la región con grado de inversión que no ha podido desarrollar su mercado de valores,  por lo que ya es hora de salir a los distintos mercados a promover el sector bursátil, pero insistió en que esto solo se puede hacer  luego de optimizar las leyes que regulan esta actividad.

Por su parte, la superintendente del Mercado de Valores, Marelissa Quintero de Stanziola,  manifestó que precisamente su gestión está centrada en la ejecución de un plan de optimización de las leyes que rigen el sector sobre todo las basadas en materia de riesgos, intermediarios, emisiones,  prevención y control de operaciones ilícitas.

Entre las inicitivas más importantes que adelanta, la superintendente señaló el Sistema Electrónico para Remisión de Información (Seri) y la aprobación en tercer debate del proyecto de Ley 60, que incorpora dos figuras nuevas denominadas: Cámara de Contrapartida Central y la  Identificación y evaluación de los riesgos en nuevas tecnologías.

Régimen con el cual se está incorporando un nuevo régimen tarifario, lo que ha provocado un pequeño revuelo, porque a nadie le gusta que le toquen el bolsillo, pero esta nueva medida es necesaria para que el regulador pueda realizar su trabajo de supervisión de la mejor manera, porque para ello se necesita suficiente recursos, por lo que hemos podido sustentar esta nueva tarifa que pronto podría promulgarse.

Las declaraciones de ambos expertos del mercado de valores indican que el sector financiero panameño tiene como foco principal culminar en los próximos dos años, como máximo, el proceso de optimización de las leyes que harán de la plaza panameña un mercado más transparente.

Prueba de ello es que el esfuerzo que aplican los distintos entes reguladores en Panamá han sido reconocido por organismos internacionales como el Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi), que sacó de la lista gris al país por haber logrado cumplir con las recomendaciones emitidas por dicho organismo.

La Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp), que en lo que va del año ha creado siete nuevos acuerdos entre los que prevalecen: La prevención del control del riesgo, aplicables a productos y servicios que ofrecen los sujetos obligados, controles internos, blanqueo de capitales, Gobierno Corporativo e insuficiencia de primas.

De los cuales los dos últimos mencionados en el párrafo anterior aún no han entrado en vigencia, pero están próximos a hacerlo, el de Gobierno Corporativo entra a regir en diciembre de este año y el de insuficiencia de primas se espera que rija en los primeros meses del año 2017, señaló el Superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá, José Joaquín Riesen.

Al tiempo de asegurar que la creación de nuevas normativas no terminará este año, ya que para el 2017, la Ssrp tiene planeado crear nuevas normas que rijan la reserva de descalce, margen de solvencia, estudio de mercado de salud y la nueva Ley de reaseguros y cautivas.

Cabe resaltar que en cuanto a auditoría y cumplimiento, la Ssrp está reforzando la institucionalidad, capacitado a todo los supervisores de la entidad reguladora en temas como: Auditoría, blanqueo de capitales, con lo que han mejorado en materia de supervisión basada en riesgos y se proyecta que la entidad cuente con un nuevo presupuesto para el año 2017, con el que tendrá independencia financiera, dijo Riesen.

Esto si se aprueba la modificación al artículo 63 de la Ley 12 de abril de 2012, que rige el sector seguros en el país, que establece un  impuesto del 2% sobre las ventas de  pólizas de  riesgos localizados en la plaza panameña.

Modificación que  tiene como propósito establecer que una cuarta parte de ese impuesto le sea  otorgado a la Ssrp y la otra tres cuarta parte al Cuerpo de Bomberos de Panamá.

Lo que le daría a la Ssrp  autonomía e independencia financiera, como la tienen la SMV y la SBP, a las cuales se les otorga un mayor presupuesto que a la Ssrp.

Por su parte, el Banco  Nacional de Panamá (BNP), entidad bancaria estatal considerada como uno de los principales motores de la economía del país, la cual hoy con sus 112 años de historia, también está trabajando con miras a fortalecer su institucionalidad con una estructura sólida y enmarcada en las tendencias globales de Gobierno Corporativo.

Esto con el propósito de seguir como hasta ahora, operando con transparencia, desarrollando su Rendición de Cuentas con la presencia de representantes de los medios de comunicación e importantes líderes de opinión.

Estas aseveraciones las emitió durante su presentación el gerente del BNP, Rolando de León de Alba, al tiempo que aseveró que el trabajo realizado se proyecta en los resultados obtenidos por la entidad estatal.

A este respecto destacó que el BNP recibió una calificación de 100% en el cumplimiento de los requerimientos de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai), correspondiente a noviembre de 2015, el cual se observa en la página Web de dicho organismo.

Cabe resaltar que estos resultados demuestran que el BNP ha duplicado los esfuerzos en materia de normativas y cumplimiento y no conforme con ello han ejecutado proyectos como: El programa de Educación Financiera en Panamá y Chiriquí. Además del proyecto Puertas Abiertas recibiendo en sus instalaciones a estudiantes de escuelas, colegios y universidades, argumentó De León de Alba. 

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL