Panamá rompe relaciones con Taiwán y sólo reconoce a la República Popular China

Panamá rompe relaciones con Taiwán y sólo reconoce a la República Popular China
Panamá y China suscribieron un comunicado conjunto que establece las relaciones diplomáticas entre ambos países, la noche del lunes 12 de junio de 2017.Cortesía | Cancillería de Panamá

La República de Panamá y la República Popular China decidieron establecer relaciones diplomáticas a nivel de embajadores, informó el mandatario panameño, Juan Carlos Varela, en cadena nacional televisiva la noche de este lunes, 12 de junio de 2017. Hasta ahora, ambos países solo mantenían relaciones comerciales.

“El Gobierno de la República Panamá reconoce que existe una sola China en el mundo, el Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán forma parte inalienable del territorio chino”, se lee en el comunicado conjunto de ambos países.

La decisión fue contundente: “El Gobierno de la República de Panamá rompe hoy mismo sus relaciones diplomáticas con Taiwán, y se compromete a dejar toda relación o contacto oficial con Taiwán”.  Al respecto, el gobierno taiwanés aún no se ha pronunciado.

 

El anuncio se produce cinco días después de que Varela participara (el 7 de junio de 2017) en el acto protocolar de la colocación de la primera piedra del nuevo puerto de contenedores, el Panamá-Colon Container Port, en la provincia de Colón. [Nota relacionada:  Invertirán $1000 millones en nuevo puerto de contenedores en Colón]

Se trata de una inversión de $1,000 millones a cargo de China Landbridge Group, una de las empresas privadas más importantes de China, que –por cierto– anunció que Panamá es el país de Latinoamérica en el que iniciará su ambicioso plan de inversiones en la región.

Nuevo camino

En su anuncio a la Nación, el jefe de Estado manifestó: “Estoy convencido que [este] es el camino correcto para nuestro país”, refiriéndose al establecimiento de las relaciones diplomáticas con el país asiático.

“Con esta decisión nos sumamos a los 174 países que han reconocido la Resolución 2758 de 1971 de la Asamblea General de Naciones Unidas”, agregó el mandatario. Panamá se convierte así en el segundo país centroamericano (después de Costa Rica) en establecer relaciones con China, en lugar de Taiwán.

En su discurso, Varela evitó entrar en detalles sobre la relación de Panamá con Taiwán, considerada por China como una “provincia rebelde”. Sobre este tema, el presidente solo indicó que “Taiwán ha sido un gran amigo de Panamá, estamos agradecidos por su amistad y cooperación durante las relaciones diplomáticas que mantuvimos”.

Justo hace un año, en junio de 2016, el presidente panameño recibió la visita de su homóloga de la República de China (Taiwán) Tsai Ing-wen, quien llegó al país para participar en los actos de inauguración del Canal ampliado.

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, visitó Panamá en junio de 2016. Cortesía | Presidencia de Panamá

Razones

Varela explicó las razones de esta decisión. Primero, recordó que “la relación entre China y Panamá tiene una historia de más de 160 años”.

Como prueba de ello, recordó que en 1854 llegó al istmo el primer grupo de trabajadores chinos a Panamá para trabajar en la construcción del ferrocarril Transístmico, cuando Panamá aún pertenecía a la Gran Colombia.

“La existencia del ferrocarril fue un factor clave en la selección de Panamá para la construcción del Canal”, añadió.

Luego, Varela citó el hito histórico de la ampliación del Canal y su relación con la República Popular China. “El 26 de junio de 2016 fue un barco chino, el Cosco Shipping Panamá, el que hizo historia al estrenar nuestro Canal ampliado”, agregó.

Inmediatamente concluyó el discurso de Varela transmitido en cadena nacional, la Presidencia de la República dio a conocer el comunicado conjunto en el que “los dos Gobiernos convienen en desarrollar los lazos amistosos entre ambos países”.

Estos lazos se establecen “sobre la base de los principios de respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención de uno en los asuntos internos del otro, igualdad y beneficio recíproco y coexistencia pacífica”, se lee en el documento.

En tanto, el Gobierno de la República Popular China expresó su “aprecio” a la posición adoptada por el gobierno panameño.

Las negociaciones se finalizaron en China, siendo en ese país el día martes 13 de junio. La misma fue encabezada por los cancilleres Isabel de Saint Malo de Alvarado (Panamá) y Wang Yi (China).

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL