Panamá sigue apostando al diálogo para resolver conflicto con Colombia

El 22 de enero el árbitro de la OMC emitirá su dictamen sobre el cumplimiento de Colombia

Panamá sigue apostando al diálogo para resolver el conflicto que mantiene con Colombia debido a la imposición de aranceles discriminatorios contra los textiles y calzados procedentes de la Zona Libre de Colón (ZLC) y otras restricciones aplicadas bajo la premisa  que ese emporio comercial favorece el contrabando, sin embargo, ha adoptado algunas medidas de presión en el terreno diplomático y comercial para allanar el camino a un acuerdo con las autoridades colombianas.

De acuerdo con el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, una de esas decisiones ha sido la suspensión de la compra de dos embarcaciones militares a Colombia para el Servicio Aeronaval. Esta compra, valorada en $25 millones, fue producto de un acuerdo entre los presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, y de Colombia, Juan Manuel Santos, en un encuentro sostenido  el pasado mes de octubre del 2016 en la frontera entre ambos países para discutir temas de seguridad y combate al narcotráfico.

Desistimos de comprar las embarcaciones  al gobierno colombiano por más de $25 millones, hasta que se resuelva la disputa comercial dijo el ministro Arosemena.

Por su parte, la viceministra de Negociaciones Comerciales del Mici, Diana Salazar, indicó que a pesar de haber culminado con éxito las negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia y que este documento ha cumplido el proceso de revisión legal y firma por parte de los presidentes Varela y Santos, el mismo no ha sido ni será enviado al Consejo de Gabinete ni a la Asamblea Nacional de Diputados para la aprobación y ratificación respectiva, hasta tanto se resuelva el conflicto comercial con el vecino suramericano.

Arosemena aseguró que a pesar de haber tomado estas medidas y debido a los profundos lazos económicos y comerciales que existen entre Panamá y Colombia, el Ejecutivo panameño sigue apostando al diálogo para resolver las diferencias entre ambos país, para lo cual se está coordinando una reunión entre los ministro de Relaciones Exteriores y Comercio de ambas naciones para tratar de encontrar una solución.

De hecho, Arosemena admitió que el Decreto Ejecutivo emitido en agosto del año pasado y que elevó temporalmente los aranceles de importación de algunos productos procedentes de Colombia como el carbón, el clinker y las flores se venció el 31 de diciembre de 2016 y a la fecha no ha sido renovado, aunque no descartó que Panamá pueda volver a tomar esa medida y adoptar otras.

No obstante, advirtió que por el momento, las autoridades panameñas están a la espera del resultado del proceso interpuesto ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), el cual debe concluir el próximo 22 de enero, cuando el árbitro asignado, Georgi Sacerdotti, emita un informe sobre los pasos que ha dado Colombia para cumplir con el fallo emitido por esa organización en favor de Panamá y que ordenó el desmantelamiento de los Decretos a través de los cuales se estableció la política discriminatoria contra los textiles y calzados procedentes de la ZLC.

En tanto, Jorge García Icaza, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), reaccionó positivamente ante la decisión del Ejecutivo de suspender la compra del equipo militar a Colombia, por considerar  que en el 2016 la imagen del país sufrió muchos reveses y que para defenderla se necesitan acciones contundentes.

Felicitamos al Gobierno Nacional por tomar esta decisión. Nos parece que con esto se envía un mensaje claro a las autoridades del país suramericano exigiendo respeto. Esperamos que esto sirva para que, finalmente, se dé un acercamiento bilateral que resuelva este conflicto dijo García Icaza. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia