Se avistan fusiones y adquisiciones en la banca

Se avistan fusiones  y adquisiciones en la banca

Dificultades con los bancos corresponsales no sólo se deben al caso Mossack Fonseca

DEPOSITOS GRAFICA

La aplicación de las normas de adecuación de capital y gestión de riesgo de crédito contenidas en los acuerdos de Basilea II y III sobre valoración de riesgos y de las Normas Internacionales de Información Financiera para empresas financieras (conocidas como NIIF9), así como las dificultades surgidas con la banca corresponsal en Estados Unidos
(EE.UU.) y Europa, podrían generar una nueva ola de fusiones y adquisiciones en la banca panameña.

Esta fue una de las conclusiones a las que arribaron los especialistas en temas financieros que participaron en el Foro: Retos, desafíos y tendencias de la banca, organizado por Capital Financiero.

Gustavo Villa, Asesor Económico de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), dio las palabras de bienvenida a las más de 200 personas que asistieron al evento, destacando que en los últimos diez años la banca panameña se ha desarrollado en un entorno bastante favorable, tanto a nivel interno como a nivel internacional, lo que le permitió a los bancos de la plaza operar con tasas muy bajas, pero esto está cambiando, y sin duda esos cambios tendrán impacto en el negocio bancario local.

Explicó que en la actualidad se enfrentan a  un entorno más restrictivo producto de la ralentización de la economía mundial, ya que aun cuando EE.UU., nuestro principal socio comercial, se ha convertido en el único motor que impulsa la economía mundial, la realidad es que las condiciones globales y regionales se han deteriorado significativamente, debido a la caída de los precios del petróleo y otras materias primas.

Villa agregó que a pesar de ello, se espera que este año 2016 la economía panameña crecerá entre 5% y 6%, según todas las estimaciones, esa tasa de crecimiento es sin duda inferior a la registrada en años anteriores, a lo que se suma un incremento de un punto porcentual en la tasa de
desempleo a 5,1%, por lo que se espera un crecimiento mucho más moderado de las operaciones del Sistema Bancario Nacional (SBN).

En este sentido, destacó que, de hecho, los datos preliminares sobre el desempeño del mercado bancario al cierre del primer trimestre indican que los activos totales registraron un crecimiento de 5,6%, el crédito doméstico o interno creció al 10,2% y los depósitos internos de particulares 7,2%, lo que evidencia que la tendencia que los créditos se incrementaban a mayor velocidad que los depósitos se ha comenzado a ajustar.

Villa descartó que el escándalo generado por la filtración de documentos sobre la creación de sociedades anónimas offshore por parte de la firma Mossack Fonseca pueda tener un impacto negativo significativo en el SBN, destacando, que si bien el escándalo afecta de alguna manera la competitividad de Panamá como país, el modelo de fondeo de la banca panameña está altamente relacionada con la captación de ahorros internos, aunque admitió que el mundo ha cambiado y el país tiene que adaptarse a esa realidad, dando pasos  hacia acuerdos para el intercambio automático de información con otras naciones.

La realidad es que la SBP se está preparando para la revisión del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) sobre la aplicación de las nuevas normas contra el blanqueo de capitales que se verificará a inicios de 2017, , lo que se traduce en supervisar a las entidades bancarias para garantizar que tengan  las estructuras necesarias para prevenir cualquier tipo de actividades ilícitas.

En tanto, el analista financiero Ernesto Bazán, presidente de la empresa Ernesto Bazán Training Corp., coincidió con Villa en que el contexto internacional no es el mejor, ya que a pesar  que EE.UU. registra un crecimiento aceptable, la realidad es que China está creciendo a los niveles más bajos desde su apertura a la economía mundial, el dólar estadounidense se ha valorizado y la caída de los precios del petróleo y otros commodities se ha traducido en una fuerte crisis económica en un gran número de países latinoamericanos.

En cuanto a la economía panameña, enfatizó que si bien se está registrado un crecimiento menor al de años anteriores, se espera que para el presente año el Producto Interno Bruto (PIB) del país se ubique en 6,2%, una tasa de inflación cercana a 0% y una tasa de desempleo de 5,2%, lo que indica que el escenario interno es bastante positivo. Sin embargo, admitió que el escándalo Mossack Fonseca está afectando negativamente la imagen del país y esto traerá consigo nuevas presiones de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) a fin de lograr un acuerdo de intercambio de información fiscal automático.

Ya al adentrarse en el análisis de la situación del mercado bancario,  Bazán destacó que, pese a un contexto local e internacional menos favorable al cierre de 2015 el saldo de créditos locales sumó $45.258 millones, lo que representa un incremento de 11,9% respecto a 2014, poniendo en evidencia que los créditos crecen al doble de lo que crece la economía, algo que se encuentra dentro de los normal (Ver recuadro: Evolución de saldos de depósitos totales). 

Sin embargo, advirtió que el crédito por sector pone en evidencia que el consumo personal crece a una tasa de 14,1% y el crédito hipotecario lo hace a una tasa de 15,8%, lo que debe llamar la atención de la banca, especialmente en lo que se refiere a tarjetas de crédito y préstamos de autos, los cuales pueden representar un riego mayor si se registra un aumento en las tasa de interés.

Finalmente, Milton Ayón, socio de la firma de consultoría financiera KPMG, advirtió que la implementación de la NIIF9 que entrará en vigencia en enero de 2018, sin duda alguna, tendrá un impacto significativo en la banca panameña, porque implica cambios  en los criterios de clasificación de activos, lo que hace necesario planear con suficiente tiempo la transición para entender las necesidades de recursos y cambiar a los sistemas de procesamiento.

Tanto Bazán como Ayón admiten que tomando en cuenta el nuevo escenario que se presenta para la banca local,  es fácil presagiar una nueva ola de fusiones y adquisiciones en el mercado financiero panameño.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia