Senacyt necesita más recursos

Senacyt necesita más recursos

2076ab7

Hace algunos años tuve la oportunidad de participar junto a un selecto grupo de comunicadores sociales panameños en un seminario sobre la comunicación en ciencia y tecnología en The Washington Center, en Washington D.C., en el que me quedó claro que uno de los elementos más importantes que debe apuntalar un país que quiera alcanzar su pleno desarrollo económico es invertir en investigación y desarrollo, así como potenciar el estudio y desarrollo de las carreras vinculas a las matemáticas, la ciencia y la nuevas tecnologías conocidas como Stem, por sus siglas en inglés.

Ese seminario fue el producto de un certamen en el que participaron decenas de periodistas organizado por la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt) como parte de sus esfuerzos para lograr que los comunicadores sociales del país comprendieran mejor su labor y contarán con las herramientas necesarias para comunicar adecuadamente los avances científicos y las innovaciones que se registran en el país.

Durante este evento tuvimos la oportunidad de dialogar con, Juan Carlos Navarro, líder técnico principal de la División de Competitividad en Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien nos explicó que gran parte de los problemas que enfrentan hoy los países latinoamericanos son producto de su baja inversión en materia de investigación y desarrollo, así como por la poca adopción de tecnología en las actividades productivas.
Como ejemplo, recordó que a principios de la década de 1970 los países de la región invertían lo mismo que países como Corea del Sur en materia de investigación y desarrollo; sin embargo, con el paso del tiempo la inversión surcoreana se fue multiplicando al punto que en la actualidad ese país invierte más que todo en América Latina junta en esos factores, lo que explica por qué esa nación asiática ha alcanzado su pleno desarrollo y nuestros países no han logrado ese mismo objetivo.

No obstante, advirtió que países como Panamá podrían acortar grandemente el tiempo necesario para acceder a su pleno desarrollo económico si logra aplicar en los procesos productivos las nuevas tecnologías.

Navarro dijo que Panamá ha registrado avances importantes y sin duda podría repetir lo ocurrido en otros países como Corea del Sur, Nueva Zelanda o Singapur, que en solo una generación lograron alcanzar el pleno desarrollo económico, pero para ello debe colocar la educación, la investigación y la aplicación de la tecnología a la actividad productiva como una prioridad nacional, tal como lo hicieron esos países.

El problema es que contrario a lo que ha hecho Corea del Sur, nuestro país sigue sin comprender la importancia de la investigación y la innovación para impulsar el desarrollo económico a nuevos escenarios y prueba de ello es que el presupuesto de Senacyt ha sido recortado a un punto tal, que esa entidad simplemente no puede jugar el papel que le corresponde. En términos generales Panamá solo destina a investigación y desarrollo el 0,7% de su Producto Interno Bruto (PIB). 

Al respecto, considero necesario que las autoridades panameñas aumenten los fondos destinados a entidades como Senacyt, especialmente en materia de fomento a la investigación y la innovación empresarial, por considerar que este factor es vital para que las empresas puedan competir con éxito en un mercado cada vez más globalizado.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia