Sin excusas para el periodo escolar

Sin excusas para el periodo escolar

ninos-escuela-alumnos-estudiantes

Para este año 2016 es evidente que los panameños no tendrán ninguna excusa para decir que se gastaron sus ahorros y no compraron los uniformes escolares para el periodo escolar venidero, porque no guardaron dinero de sus ahorros para dichos gastos.

Al leer el párrafo anterior, lo más probable es que se pregunten por qué emito esta hipótesis. Sencillo, desde el pasado 22 de diciembre muchos de los establecimientos comerciales que operan en el mercado panameño se tomaron la tarea de crear desde esa fecha el departamento de uniformes y útiles escolares.

Los comerciantes ejecutaron esta iniciativa para que los padres de familias no tuvieran excusas para no invertir una parte de sus ahorros, en por lo menos lo básico para que sus hijos puedan iniciar el año escolar 2016, sin tener el riesgo de tener que ausentarse la primera semana de clases por falta de presupuesto para las compras de uniformes y útiles escolares.

Lo que ocurre en muchos hogares es que durante el mes de diciembre los padres gastan de forma desenfrenada sus ahorros navideños, sin presupuestar fondos para hacer frente al gasto que representa el inicio del periodo escolar, el cual dependerá de la cantidad de hijos que tenga cada familia en etapa escolar, quienes son los más perjudicados por esta práctica irresponsable.

¿Por qué? Porque cuando el estudiante ingresa a clases la segunda o la tercera semana para ponerse al día le toma entre dos y tres fines de semanas. Este proceso, el de ponerse al día pasando los contenidos en los cuadernos correspondientes, significa que el estudiante tendrá que sacrificarse, limitando el tiempo que puede tener para jugar esos días, con el fin de asegurar a fin de cada trimestre una excelente evaluación que corresponde a la calificación de apreciación que ejecuta el docente con el propósito de incentivar al estudiante.

Luego de esta reflexión, quiero felicitar a los padres que guardaron parte de sus ahorros para los gastos que representa el periodo escolar, al tiempo de expresar mi respeto y admiración a los que no solo guardaron, sino que compraron algunos útiles o uniformes, los cuales estaban mercadeando a bajos precios con ofertas de entre el 20% y el 50% por inicio de temporada.

A su vez, quiero exhortar a los que no lo hicieron a que den la milla extra presupuestando desde la primera quincena de enero un monto para los gastos escolares, con el fin de ser responsables consigo mismo y con sus hijos, quienes por culpa de su irresponsabilidad son quienes luego tiene que sacrificar varios fines de semanas durante el periodo escolar para ponerse al día, por no poder entrar a la escuela el primer día de clase, lo cual trae como consecuencia un cansancio mental, porque el estudiante debe descansar lo suficiente los fines de semanas para obtener mejores resultados la siguiente semana, en cuanto calificaciones se refiere.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia