Trasbordo de carga puede reducir sus costos y ser más ágil

Trasbordo de carga puede reducir sus costos y ser más ágil

El movimiento de contenedores es el principal negocio, el cual mantiene una clara posición de liderazgo en Latinoamérica

Transportation-3 web

El negocio del trasbordo es el segundo negocio marítimo más importante para el país después del Canal. Este negocio es  impulsado por los puertos, quienes aprovecharon la conectividad del Canal y convirtieron una ventaja geográfica comparativa en una ventaja competitiva.

Sin embargo, para que Panamá se consolide como un   gran puerto con terminales en ambos océanos, el transporte terrestre, ya sea por ferrocarril o por camiones de carga, debe ser visto con mucho cuidado, sobre todo por el tiempo y la confiabilidad del servicio, y esto no sólo es cuestión de infraestructura física; también los procesos, sobre todo los  gubernamentales son importantes.

El costo de la actividad es esencial, puesto que el trasbordo es un producto básico o commodity. Hay que identificar los grandes costos de la actividad y estudiar formas de ser más eficientes.

Es imperativo poder ver toda la actividad de una naviera en lo que respecta al negocio de trasbordo y proponer acciones que puedan reducir sus costos y hacer más ágil su negocio.

La visión debe ser cómo podemos contribuir a que las navieras sean más rentables capturando parte de esos beneficios.

Maximiliano Jiménez, director del Centro Georgia Tech en Panamá, explicó que dentro del sector logístico, uno de los ejes estratégicos de Panamá, el trasbordo de contenedores, es el principal negocio,  en el cual el país mantiene una clara posición de liderazgo en Latinoamérica, sobre todo por su infraestructura portuaria y la conectividad.

Sin embargo, una buena infraestructura logística es una condición necesaria, pero no suficiente para la competitividad en el trasbordo de contenedores. Esto es así, porque la capacidad de la infraestructura es relativamente replicable, dependiendo de la decisión de inversión que tomen los países de la región.

Es por ello que más allá de la infraestructura, se requiere una excelencia operativa en los procesos para asegurar precios competitivos y garantizar que Panamá se distinga por la confiabilidad y rapidez en el trasbordo de contenedores.

Es importante focalizarse en  las  decisiones operativas, es decir la programación y el control coordinado de las actividades. Para ello es indispensable contar con información y tecnologías que aprovechen  dicha información para asegurar una utilización productiva de los recursos, aseguró Jiménez.

Agregó que se requieren tecnologías que agilicen los procesos y mejoren la confiabilidad del servicio, así como personas entrenadas y motivadas para hacer el mejor uso de dichas tecnologías.

Según un informe elaborado del Centro Nacional de Competitividad, el buen desempeño de las empresas que participan en el proceso logístico de mover, almacenar y trasbordar, entre otras actividades, las mercancías en el intercambio internacional, es de vital importancia para la competitividad del sector logístico del país.

El ser competitivos, más que una opción, es una obligación, ya que ésta actividad se desenvuelve en un mundo globalizado que  exige el desarrollo de ventajas competitivas, que faciliten la sincronización de múltiples trabajos que se llevan a cabo en el comercio mundial.

También el informe menciona que las actividades del sector buscan como principal objetivo proveer servicios logísticos que reduzcan costos, buscando ser cada vez más rápidos, confiables y seguros, elementos  que se logran a través de la interacción del capital humano, la tecnología y la eficiencia en los procesos.

Panamá participa activamente en la competencia por brindar el mejor servicio logístico a sus clientes, destacando su posición geográfica que le permite ofrecer importantes facilidades de transporte, el Canal, los puertos, el ferrocarril, la autopista Transístmica, las líneas aéreas y la Zona Libre de Colón.

En tanto, Leroy Sheffer, presidente del Consejo Empresarial Logístico de Panamá (Coel), manifestó que existe también la necesidad de mejorar la conectividad interna multimodal en la que descansa el negocio de trasbordo.

Las mejoras no se refieren únicamente a los componentes físicos del sistema, sino que incluyen componentes de proceso e información, precisó.

Seríamos poco visionarios si asumiésemos que los costos asociados al movimiento físico de la carga es lo que determina la competitividad de un hub; el valor del tiempo se está convirtiendo gradualmente en uno de los elementos más importante, en especial al considerar el crecimiento de los buques y el valor densidad-carga.

Nuestros procedimientos internacionales requieren modernizarse constantemente  para permitir a nuestro sistema de terminales múltiples de trasbordo, competir con aquellas terminales de trasbordo de operación única o simple, como son las operaciones que ofrecen Cartagena (Colombia), Kingston (Jamaica) y Caucedo (República Dominicana),  las que tienen terminales bien conectadas, capaces de manejar los nuevos buques Neopanamax, que iniciarán tránsito por el Istmo a partir del 2016, dijo.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia