Un año escolar con algo diferente

Un año escolar con algo diferente

ninos-escuela-alumnos-estudiantes

Una vez más el país afronta el reto del inicio del año lectivo. Esta vez con la promesa de un nuevo plan piloto que busca extender la permanencia de los estudiantes de medio y pre-media en los claustros educativos más allá del horario de clases, para promover la práctica de actividades extracurriculares como la música, el deporte y las actividades artísticas.

Sin embargo, tal como es costumbre también comenzamos el año escolar con un amplio rosario de quejas sobre el mal estado de los planteles públicos y con la amenaza permanente de una posible paralización de labores por parte de los gremios docentes, que históricamente aseguran no oponerse a los cambios que necesita el sistema educativo, pero que en la práctica sabotean cualquier iniciativa que los obligue a salir de su zona cómoda.

Y en medio de todo ello más de 600.000 jóvenes acudirán a las aulas con la esperanza de encontrar en ellas los conocimientos y las destrezas necesarias para incursionar con éxito en los mercados laborales del futuro.

La titular de Educación, Marcela Paredes, en una muestra de sinceridad sin precedentes, y digna de aplaudir, ha señalado claramente que el sistema educativo panameño requiere cambios urgentes y que estos van más allá de la jornada extendida.

Dijo que el pensum académico debe ser modificado, específicamente para ampliar y profundizar el tiempo dedicado al estudio de la lengua española y las matemáticas en los primeros años del nivel primario de enseñanza, destacando la importancia de la lectura comprensiva en el desarrollo académico de los estudiantes.

Admitió que, pese al apoyo de la empresa privada y del gran esfuerzo realizado por su despacho un gran número de colegios no están en condiciones óptimas para el inicio del año escolar, lo que, sin duda, puede afectar el proceso de enseñanza-aprendizaje significativamente, por lo que exhortó a los directores a adoptar las medidas necesarias para diseñar un programa permanente de mantenimiento en cada colegio, programa al que se deberán integrar padres de familias y estudiantes, para garantizar su éxito.

Pero, en medio de este escenario complejo, el país asiste a un cambio de paradigma, ya que tras décadas de favorecer las carreras universitarias como la meta natural de todos nuestros estudiantes, la realización del acto público para la presentación de las propuestas técnicas y económicas para  el  Diseño y Construcción del Instituto Técnico Superior del Este (Itse), un proyecto licitado por mejor valor y con evaluación separada, que se edificará en  el corregimiento de Tocumen, provincia de Panamá, marcan la vuelta a una educación orientada al dominio de destrezas técnicas.

El Itse es una respuesta a la población panameña que garantizará a los jóvenes con formación media, una educación técnica superior que le proporcionará una salida laboral a quien más lo necesite, favoreciendo así  aquellos  grupos que por distintas razones económicas o sociales no  pueden ingresar o costear una carrera universitaria.

Este es el primer instituto técnico superior que se construirá en Panamá y   ofertará carreras del área de la construcción, tecnología, hospitalidad, idiomas, turismo, logística, comercio, entre otros, el mismo tendrá una capacidad para albergar a 5.000 estudiantes.

En total serán 18 programas de estudios que ya han sido aprobados por un grupo de especialista, contará con tres escuelas y cinco departamentos. Las carreras que serán de formación formal preuniversitaria tienen una duración de dos años, de los cuales el 70% es práctico y el 30% teórico.

Este proyecto forma parte de la inversión en infraestructura en el sector  educativo, cuyo objetivo es brindar una alternativa diferente y eficaz de estudio a los jóvenes panameños.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL