Victoria del realismo político

Victoria del realismo político

Obama Castrowebb

El proceso de normalización de las relaciones diplomáticas y comerciales entre Cuba y los Estados Unidos (EE.UU.), que se inicia el 17 de diciembre del 2014 gracias a la mediación de la diplomacia del Estado Del Vaticano, encabezado por el Papa Francisco, evidencia de que el realismo político siempre se impone.

Desde hace varias décadas importantes sectores de los partidos demócrata y republicano, sectores empresariales, sindicales, religiosos y la comunidad intelectual de los EE.UU. han venido impulsando cabildeos de todo tipo, de manera incesante, para que el gobierno de ese país restableciera las relaciones con Cuba.

Es necesario anotar que este hecho, a mi juicio, es una victoria política de Cuba, producto de la irreductible defensa de su independencia, soberanía y principios.

El ex presidente Bill Clinton intento restablecer las relaciones con Cuba pero la oposición que tuvo le impidió hacerlo. Ha sido Barak Obama, el primer presidente de origen afroamericano el que se atrevió a asumir esta tarea sobre la premisa de que 56 años de hostilidad permanente hacia Cuba resulto ser una política inútil.

Este proceso que ha culminado con la visita del presidente Obama a Cuba del 20 al 22 de marzo del año en curso será irreversible, pues tanto Hillary Clinton, posible candidata demócrata, como Donald Trump, posible candidato republicano, han expresado que si son elegidos en las próximas elecciones de noviembre para ocupar la presidencia de los EE.UU. continuarán el proceso ya iniciado.

Cuba tiene mucho que ofrecer al mundo con sus grandes adelantos en la medicina, la industria farmacéutica y otros sectores. Y una vez que el bloqueo sea levantado la economía cubana se disparará por varias décadas y la calidad de vida de todos los habitantes de ese país mejorará significativamente.

Miguel Ramos
Economista

Más informaciones

Comente la noticia