56% de las empresas en Panamá tienen dificultades para cubrir vacantes

56% de las empresas en Panamá tienen dificultades para cubrir vacantes
Adriana Angarita, rectora de la Universidad del Istmo y presidenta de la Asociación de Universidades Privadas de Panamál Violeta Villar

Actualizar la oferta académica y generar alianzas con el sector productivo forman parte de los retos de la educación superior panameña ante las exigencias del mercado laboral.

Adriana Angarita, rectora de la Universidad del Istmo y presidenta de la Asociación de Universidades Privadas de Panamá, abrió el Foro Formación técnica profesional y virtualización: los nuevos caminos de la educación superior, organizado por Capital Financiero.

Angarita intervino con la ponencia ‘Los retos de la educación panameña y el mercado laboral’.

Al respecto, señaló que es necesario generar programas completos que tomen en consideración las expectativas del empleador.

Angarita recordó que Panamá continúa como una de las economías más dinámicas de América Latina y con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) que el Banco Mundial (BM) proyecta en 5.6% para 2019.

En los últimos cuatro años se han generado más de 500,000 empleos.

Sin embargo, el 56% de las empresas grandes en Panamá tienen dificultades para cubrir sus puertos de trabajo, en particular por tres causas básicas:

27% por falta de experiencia.

21% de los solicitantes carecen de habilidades duras.

16% por escasez de aspirantes, es decir, hay plazas de empleo que no tienen un candidato para ocuparlas.

Advirtió que las llamadas habilidades blandas (puntualidad, trabajo en equipo…) continúan como uno de los grandes desafíos.

Por otra parte, a la empresa panameña se le dificulta conseguir personal, de manera específica, que maneje control de calidad y equipo técnico; ventas y soportes administrativos.

Entre 2009 y 2014, subrayó, el 52% de los empleos los generaban los sectores construcción, servicios financieros y logísticos.

La proyección hacia el 2022 es que la economía la moverán la agroindustria, los servicios logísticos, la construcción, el turismo, los sistemas de información y el comercio.

Por otra parte, si entre el 2009 y el 2014 los empleos requerían 8 años de escolaridad, hacia 2022 se le exigirá a las personas entre 11 a 13 años de escolaridad.

10.6 años es el promedio de escolaridad en Panamá por lo cual esta perspectiva impone un desafío a la academia, al Estado y a la empresa privada.

Reflexionó que a futuro las empresas serán más digitales y cibernéticas, requerirán inteligencia artificial, recurso humano capacitado, pero también liderazgos genuinos que aporten valor agregado.

Los distintos actores, dijo, ya están experimentando la cuarta revolución industrial, “nos toca adaptarnos; sumergirnos en ella”, comentó.

Comentó la experiencia de la Universidad del Istmo en esta tarea de preparar un recurso humano que  genere relaciones de valor.

De igual modo, consolidando y desarrollando un portafolio innovador y pertinente, acorde con las expectativas y desafíos del nuevo tiempo.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com