6 grandes aprendizajes que deja el año de la pandemia a las organizaciones

6 grandes aprendizajes que deja el año de la pandemia a las organizaciones

Trust Corporate, consultora experta en temas financieros explica cuáles fueron las grandes enseñanzas que deja el año para las empresas, en un año marcado por la pandemia, las medidas de aislamiento preventivo, y las dificultades para trabajar en condiciones normales.

La adaptabilidad al cambio y la reinvención fueron los mayores retos que tuvieron que afrontar las organizaciones durante el presente año, con la llegada inesperada del Covid-19 y sus consecuencias humanas y económicas, causando estragos importantes en la productividad y finanzas de las empresas.

Para Trust Corporate estas son las grandes lecciones económicas que deja el 2020 para las empresas:

Transformación organizacional: La apertura de nuevos canales de oferta digital sin perder la esencia de la organización, generar reputación corporativa en línea, lograr crear una oferta online con tráfico de potenciales clientes y el control del gasto hacen parte de los grandes aprendizajes.

“El Covid-19 ha servido de catalizador para impulsar la transformación de las empresas y su adaptabilidad a la era digital”, explica James Hernández, presidente y cofundador de Trust Corporate.

Gestión interna en línea: La implementación de modelos digitales incorporó el trabajo en la era digital donde ya no hace falta estar en una oficina 8 horas para cumplir con las tareas pendientes. Quedó demostrado que el trabajo remoto permitió mantener la proactividad de los colaboradores y sus resultados.

“La capacidad de adaptarse al cambio por parte de los trabajadores y la transformación digital son y serán los valores más importantes que tendrán las empresas de cara al futuro y que les garantizarán el éxito en su gestión”, sustenta James Hernández.

Auxilios financieros limitados: Durante la pandemia, algunas empresas debieron suspender sus operaciones ante la imposibilidad de realizar su operación por la falta de recursos financieros y el acceso a créditos por parte de la banca.

“A pesar de la voluntad de los gobiernos por generar auxilios financieros a las organizaciones, no se modificaron los trámites burocráticos propios de las instituciones financieras tradicionales, que por sus propias regulaciones, deben evaluar las solicitudes con sus rigurosos procesos de análisis de riesgo que no se adaptan a las realidades del momento y esto limitó atender, principalmente, a las Pymes”, explica el vocero de Trust Corporate.

Fuerza laboral: Las empresas, por lo general, hicieron un gran esfuerzo y apostaron por sus colaboradores y se mantuvieron a flote a pesar de sus dificultades financieras y operacionales, para no dejar a su equipo por fuera de la organización.  “Apostar por el aporte de los empleados se convirtió en el mejor activo para las empresas, que tienen en su compromiso y fuerza de trabajo el mayor argumento para sobreponerse a este reto”, cuenta Hernández.

 Escenario desconocido: Las empresas, sin importar su tamaño o experiencia, realmente no estaban preparadas para responder a un fenómeno como el ocurrido con el virus y sus diferentes medidas de aislamiento preventivo.

“Incluso, las organizaciones que tenían dentro de sus planes estratégicos profundizar inversiones, debieron acelerar el proceso para adaptarse a una oferta en línea, buscando soportar su existencia en el comercio digital y tratando de mantener la experiencia que anteriormente hacían vivir a sus clientes de manera personal o física”, analiza el vocero de Trust Corporate.

 Economía inestable: Las bolsas de valores sufrieron pérdidas importantes, así como el petróleo y algunos otros commodities producto de la incertidumbre frente al Covid-19. “Durante este período algunos inversionistas aprovecharon el momento para buscar activos más estables como el Oro que presentó una importante demanda”, concluye James Hernández.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com