7 beneficios del coaching en equipos de trabajo

7 beneficios del coaching en equipos de trabajo
La implementación del coaching en equipos necesita considerar el rol de cada individuo y conjunto, los valores de la empresa, los propósitos y de qué forma se verificarán los resultados.| Pixabay

Las empresas atraviesan tiempos de profundos desafíos, y, como sistemas organizacionales que son, necesitan sumar herramientas que los ayuden a focalizar la energía, impulsar y lograr objetivos en común.

Dentro de las incumbencias del coaching profesional aparecen las intervenciones de coaching en equipos, o “team coaching”.

El coaching, disciplina sumamente valiosa que aporta resultados concretos en corto tiempo, pasa, en esta dimensión empresarial, a tener un impacto mayor en toda la organización.

El coaching en equipos es un proceso para acompañar, estimular, motivar y entregar herramientas a los colaboradores, que les permitan potenciar su desempeño más allá de lo conocido hasta aquel momento. Es necesario no confundir con intervenciones de “team building”, aunque puede integrarse alguna actividad de este tipo dentro del programa que se desarrolle.

Si bien la base metodológica se emparenta en algo con el coaching empresarial individual, necesita de un profesional sumamente entrenado en dinámicas grupales y que, a la vez, pueda calibrar a cada miembro del equipo en particular. Se recomienda, entonces, convocar a expertos con, al menos, diez años de experiencia en coaching de equipos.

Cada empresa es una red, y cada equipo, un sistema. Las empresas están conformadas por redes de relaciones humanas, que se unen con un propósito en común. Cada equipo que la conforma es un sistema dentro de la organización general, que mueve determinados engranajes del todo, para producir el resultado que se busca.

De esta forma, la implementación del coaching en equipos necesita considerar el rol de cada individuo y conjunto, los valores de la empresa, los propósitos (por ejemplo, comerciales, marketing, producción, desarrollo del talento), y de qué forma se verificarán los resultados.

Algunas características del coaching en equipos son:

Un proceso en construcción permanente, que necesita tiempo.

Los primeros resultados dependen del nivel de involucramiento que se logre, por lo cual es indispensable contar con un coach facilitador sumamente experimentado.

Trabaja sobre la actividad real y concreta del equipo de trabajo.

Puede incluir bloques informativos-formativos de herramientas de coaching, para su aplicación en las organizaciones.

Interviene con la mirada puesta en el sistema en general, y no específicamente en cada una de las personas en particular.

Será coherente y consecuente en el tiempo; tiene un hilo conductor.

7 beneficios del coaching en equipos

Basado en transferir herramientas de liderazgo para que cada persona las ejerza independientemente del lugar que ocupe dentro de una empresa, estos son 7 beneficios que se obtienen al implementar un programa de coaching en equipos:

1. Integración. Es una de las primeras observaciones tangibles que se logra, sobre todo en equipos que trabajan disgregados, o en empresas con mala comunicación interna. Ayuda a crear el espíritu de equipo.

2. Sentido de pertenencia. Al trabajar con base en los valores de la organización, eso se siente y se vivencia en cada encuentro.

3. Comunicación. Promueve y ayuda a ejercitar las buenas prácticas de la comunicación asertiva, lo que contribuye en el desarrollo del propósito de la organización.

4. Agilidad. La toma de consciencia que produce el coaching en equipos ayuda a fijar prioridades, a cubrir las debilidades con fortalezas de otros integrantes, y a suplir espacios no ofrecidos por la empresa para el diálogo profundo y reflexivo.

5. Entusiasmo. Bien conducido y liderado por un coach experto, se percibe una mejora en la motivación y el entusiasmo de las personas. Por lo general, esto lo vivencia más claramente aproximadamente un 70% del equipo, creando un efecto expansivo sobre el otro 30%.

6. Empatía. Al abordar la realidad cotidiana del mundo laboral desde diferentes perspectivas y metodologías, cada persona puede convertirse en un espejo de otros, y aprender a ponerse en sus zapatos. Un resultado tangible es que crece el espíritu colaborativo.

7. Mejora de procesos. A partir de todo lo anterior, las organizaciones ven, en poco tiempo -y a la par de las diversas acciones internas que necesitan llevar a cabo diariamente- una notoria mejoría en procesos y dinámicas propias de cada actividad.

Por: Daniel Colombo


El autor es coach especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos de trabajo; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 21 libros.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL