7 buenas prácticas que debes implementar en tu comunicación vía Whatsapp

7 buenas prácticas que debes implementar en tu comunicación vía Whatsapp

La forma en la que nos comunicamos se transforma con la misma velocidad en la que aparecen nuevos medios para hacerlo, pasamos del cara a cara a las cartas, de las cartas al Facebook Live Messenger, de este al Blackberry Pin y de aquí muchos saltos después a Whatsapp, servicio de mensajería que según Statista (2019), es utilizado por más del 64% de la población latinoamericana.

En Whatsapp compartimos más de 100 mensajes diarios, según Dichter & Neira (2015), cada uno de ellos adaptados a este servicio en donde la tristeza, felicidad, enojo o emoción la expresamos con un emoji y donde damos entonaciones, muchas veces erradas, a los mensajes que recibimos.

Este escenario nos lleva a replantearnos urgentemente el uso que le damos a Whatsapp para no caer en las trampas que nos hacen interpretar o mal interpretar los mensajes que recibimos. Pensando en esto te dejo algunas recomendaciones para no caer en malas prácticas.

Evita usarlo para abordar temas urgentes: Los millenials no amamos las llamadas telefónicas y creemos que todo o casi todo puede solucionarse enviando un Whatsapp, sin embargo esta plataforma de mensajería no es sincrónica, aunque queramos hacerla funcionar así. Un chat puede ser visto y no respondido o simplemente no haber sido visto nunca, si necesitas respuesta inmediata debes acudir a una llamada telefónica.

Un emoji no sustituye a las emociones: A diferencia de la comunicación escrita, la comunicación no verbal es más compleja de manipular, al no tener a tu interlocutor de frente tus probabilidades de captar el mensaje correctamente se reducen considerablemente, así como poder “leer” las emociones que este despierta.

Eres responsable de la interpretación: La comunicación vía Whatsapp demanda un esfuerzo adicional del emisor, quien es el responsable de asegurarse que su mensaje es entendido con claridad. Recuerda que como el receptor no puede verte, puede darle más de una entonación a tu mensaje. Si percibes que no está siendo captado tal cual como está sonando en tu mente, entonces es momento de llamar o reunirse.

Evita usarlo para resolver conflictos: No son pocos los casos de relaciones interpersonales, amorosas y hasta de negocios que se han terminado vía Whatsapp, y aunque te parezca que la comunicación por esta vía es igual de válida que una llamada o una conversación presencial, no lo es y es que durante la resolución de conflictos tanto el mensaje, como el tono de voz, la mirada y la posición del cuerpo, juegan un papel fundamental en el avance o en el retroceso del mismo.

Si ahora te preguntas cuando sí utilizar Whatsapp, te voy a plantear tres escenarios claves:

¿Lo que vas a decir involucra generación de emociones? Entonces es momento de llamar vía telefónica, de una videollamada o de un encuentro presencial.

¿Es complicado o difícil de explicar lo que quieres comunicar? Entonces Whatsapp no es la vía para hacerlo, ya que tu mensaje puede tener más de dos lecturas

¿Necesitas llegar a un acuerdo? Nuevamente, Whatsapp no es el medio, ni para solucionar un malentendido con un cliente, amigo o pareja. La imposibilidad de ver a tu interlocutor, de escucharlo y de “leer” lo que sus dedos no dicen, te coloca en una posición de desventaja

La pluma invitada de ElCapitalFinanciero.com es:

Mariana Cordero Alcalá
Comunicadora Social, especializada en Comunicación Política y Marketing Digital.
Emprendedora serial.
Socia Fundadora de VC Comunica y de Elhow Academy.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com