A la espera de mejores noticias económicas

A la  espera de mejores noticias económicas

Los temores de recesión pesan sobre los mercados

Investing in stocks concept as a financial advisor or stock broker businessman juggling a group of bears and bulls as a symbol and metaphor for the challenge and skill required for financial management of an investment portfolio.

Investing in stocks concept as a financial advisor or stock broker businessman juggling a group of bears and bulls as a symbol and metaphor for the challenge and skill required for financial management of an investment portfolio.

El año 2016 empezó mal para los mercados. Los índices de las principales  bolsas tuvieron el peor inicio de año de la historia y las continuas caídas de los precios de las materias primas causaron dudas sobre la salud de la economía global, incluyendo la economía estadounidense.

Muchos indicadores líderes que fueron publicados recientemente decepcionaron y señalan hacia una ralentización de la economía.

Las principales preocupaciones son un posible contagio del estrés en el sector petrolero a industrias relacionadas, incluyendo el sector financiero, y la falta de voluntad de los consumidores para gastar el dinero ahorrado por los bajos precios de la gasolina.

Por lo tanto, la probabilidad de tener una recesión en Estados Unidos (EE.UU.) ha aumentado aunque en nuestra opinión se mantiene por debajo de un 50%.

Tasa de desempleo 

Todavía pensamos que el mercado está reaccionando de forma exagerada y que las caídas en algunas acciones de buena calidad ofrecen oportunidades de compra. Pero para restablecer la confianza del mercado, necesitamos buenas noticias económicas y corporativas. Desgraciadamente, el reporte del mercado laboral no fue lo suficiente fuerte para calmar a los inversionistas.

En enero de  2016 solo se crearon 151.000 nuevos empleos, por debajo de la previsión de los economistas de alrededor de 190.000. El resto del reporte fue alentador: La tasa de desempleo cayó de 5,0% a 4,9% y los salariaos subieron un 0,5%  comparado con el mes pasado. En resumen, el reporte incluyó algo para los bulls, así como los bears y no fue la buena noticia que esperamos.

No se esperan  estímulos 

Cuando la  Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) subió la tasa de referencia en diciembre, indicó que futuras subidas de tasas dependían de datos económicos, pero sus pronósticos implicaban cuatro subidas adicionales en el 2016.

Desde entonces, las caídas en los precios de las materias primas y la ampliación de las diferenciales de crédito han creado efectos deflacionistas y, por ahora, parece difícil justificar nuevas alzas de tasas en los próximos meses.

El problema es que el mercado actualmente anticipa solo una subida de tasas en este año, probablemente en diciembre.

Esto significa que aunque la Fed sea más dovish en su comunicación en las próximas reuniones, va a ser difícil de sorprender al mercado. Un recorte de tasas u otro programa de compra de bonos solo dañarían la credibilidad y no ayudarían a establecer la confianza. Por lo tanto, parece poco probable que la política monetaria sea un estímulo para los mercados de renta fija y renta variable en este año.

Más  turbulencias 

En la ausencia de noticias más favorables, esperamos más presiones sobre las bolsas y otros activos de riesgo. Sin embargo, seguimos aprovechando las caídas en algunos activos de buena calidad para acumular posiciones. El sentimiento está muy negativo y cualquier señal positiva (por ejemplo,  del consumo de EE.UU.) podría provocar rebotes fuertes.

En acciones, continuamos con nuestra preferencia por Europa y Japón, aunque la sorprendente debilidad del dólar ha mitigado el estímulo monetario recientemente. Es probable que el dólar se fortalezca en los próximos meses.

En bonos, vemos valor en high yield, pero en general mantenemos un perfil bastante conservador enfocando en bonos de grado de inversión y una duración por debajo de 5.

Recomendamos mantener suficiente cash e inversiones alternativas con poca correlación con el mercado, para mitigar la volatilidad del mercado.

Pascal Rohner, CFA
Director Inversión Panamá
prohner@pim-sa.com.pa

Más informaciones

Comente la noticia