A un año de llegar a la Casa Blanca, Biden defiende su gestión hacia Latinoamérica

A un año de llegar a la Casa Blanca, Biden defiende su gestión hacia Latinoamérica

A un año después de haber llegado a la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró en una multitudinaria rueda de prensa desde la Casa Blanca que continúa en su empeño por unificar al hemisferio occidental.

“He pasado mucho tiempo en Sudamérica y en Latinoamérica (…). Estoy en estrecho contacto con los líderes de los países en Sudamérica”, aseguró Biden al ser cuestionado sobre el asunto. “Estamos yendo en la dirección correcta.

El presidente recalcó que “conoce bien la región”, sobre todo tras sus ocho años como vicepresidente, durante el mandato de Obama, en el que viajaba frecuentemente por el continente.

Biden reconoció la importancia de la región para Estados Unidos, especialmente, en temas como la migración, pero puntualizó que “la gente se va [de sus países] porque tienen auténticos problemas” y llamó a cambiar la relación que tradicionalmente ha marcado la relación de Washington con sus países del sur: “No es el patio trasero de Estados Unidos (…) somos iguales, no dictamos lo que pasa en ninguna parte de este continente”.

Como ejemplo del tiempo que le ha dedicado a Sudamérica durante su primer año de mandato, Biden destacó el caso de Venezuela y de su presidente, Nicolás Maduro, de quien dijo que “es más que un dictador en estos momentos”.

El presidente Joe Biden reconoció que su política hacia Latinoamérica no ha sido implementada completamente, según él, a causa de “los errores cometidos” durante la administración Trump.

Hacer frente a la pandemia

El mandatario, como ha hecho desde que llegó al poder en enero de 2021, volvió a insistir en el esquema completo de vacunación para salir de la crisis sanitaria y económica creada por la pandemia.

“Vamos a seguir con nuestras medidas de vacunación, porque la vacunación funciona. Así que, por favor, vacúnense, y reciban el refuerzo. Y, miren, estamos también incrementando las pruebas. ¿Debimos hacer más pruebas antes? Sí. Pero estamos haciendo más ahora”, señaló.

Biden dijo que la decisión de la Corte Suprema de prohibir la obligatoriedad de la vacunación en las grandes empresas fue “un error”, sin embargo, vaticinó que miles de personas se someterán a las pruebas de Covid-19.

A una pregunta sobre los retos que enfrenta y los logros alcanzados en este periodo, Biden reconoció que durante su campaña hizo varias promesas, dijo que a pesar de las enormes dificultades “la realidad es que estamos en una situación en la que hemos avanzado”.

El obstruccionismo republicano

El mandatario enfatizó en la oposición de sus rivales republicanos para aprobar el Plan Reconstruir Mejor, que persigue hacer avanzar la economía.

Biden se mostró optimista con respecto a su agenda, a pesar del ambiente de polarización que se vive en Washington. “No estoy pidiendo castillos en el aire, sino cosas que el pueblo estadounidense viene pidiendo desde hace tiempo”.

Cuando le preguntaron por qué parece estar empujando al país hacia la izquierda, Biden argumentó: “Yo no un soy un socialista (…) soy un demócrata centrista”.

La continuidad de la pandemia, los golpes a los bolsillos de los estadounidenses con el aumento de los precios de los productos de primera necesidad y la polarización política, han hecho mella en la aprobación del presidente, cuya cifra ronda el 45%.

Voz de América (VOA)

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias