ABP y nuevo Gobierno definen hoja de ruta para salir de la “lista gris”

ABP y nuevo Gobierno definen hoja de ruta  para salir de la “lista gris”
La curva de comportamiento fiscal, económico y monetario en los últimos años ha acercado su declinación a los peores momentos.| Cortesía

Ni la “lista gris” ni ninguna otra lista. La visión de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), en sintonía con el nuevo Gobierno, es establecer una estrategia de largo plazo y “conjurar la amenaza” cíclica de volver a caer en una lista cada tres o cuatro años.

“Es el acercamiento correcto e indicado a este problema”, expresó Carlos Berguido, presidente ejecutivo de la ABP a Capital Financiero, además de señalar estar “extremadamente  impresionados” por la visita del presidente electo, Laurentino Cortizo, y de su equipo de Gobierno, a la directiva de la asociación, ante la preocupación por el nuevo ingreso de Panamá a la llamada “lista gris” del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi).

“El señor Presidente no dejó duda sobre el compromiso del nuevo Gobierno de sacar a Panamá de la lista gris”, de alinear los esfuerzos de los sectores públicos y privados y en concreto “no estar más nunca en esa lista”, precisó Berguido.

Recordó que en esta ocasión el informe de Gafi no hace señalamientos contra la banca ni al sistema financiero, “lo cual no quiere decir que no existan consecuencias. La “lista gri” es para el país y se genera una reacción en cadena. Estar en una jurisdicción de alto riesgo obliga a aumentar las medidas de debida diligencia para mantener las relaciones de corresponsalía con los bancos de la plaza”, expresó.

Sin embargo, la buena noticia viene de parte de Citi. Como recordó Berguido, la institución hizo pública una carta de compromiso con los bancos del país de no eliminar corresponsalías, gesto “que nos llena de esperanzas e indica que el impacto en esta ocasión no será mayor como ocurrió en la primera vez”. La ABP espera que el ejemplo de Citi sea seguido por otras entidades bancarias.

En concreto, Marcelo Gorrini, CEO de Citi Panamá y del clúster Centroamérica y el Caribe, dijo en el comunicado: “en Panamá hemos acompañado a nuestros clientes por más de 115 años, como el principal banco corresponsal invirtiendo en transacciones estratégicas, generando progreso y crecimiento en el país.

Citi reconoce y apoya los esfuerzos locales en la industria bancaria con el propósito de robustecer las prácticas de cumplimiento en el país, mantiene su compromiso con el sector bancario de Panamá y continúa prestando servicios de cuentas de corresponsalía en el país”.

De igual modo Gorrini extendió su felicitación al presidente Cortizo y su equipo y confirmó el interés de trabajar de manera estrecha para atraer inversiones, reactivar la economía y crear nuevos empleos en Panamá.

En julio de 2015, un año después de la inclusión de Panamá en la lista gris de Gafi, durante el foro Oportunidades e inversiones del sector bancario 2015 de Capital Financiero, la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) reconocía que “el Centro Bancario de Panamá se había convertido en una plaza regional, debido a la salida de las marcas globales como consecuencia de la inclusión del país en la lista gris de Gafi”.

Panamá, en 2016, en tiempo récord, logró atender las recomendaciones y, de hecho, Ricardo Fernández, superintendente de Bancos, al conocer la reciente decisión de Gafi, aclaró que de 74 corresponsalías perdidas, Panamá pasó a tener 92. Además se han promulgados seis leyes y 20 regulaciones para fortalecer el marco normativo y regulatorio de prevención.

Incluso, desde 2016, se hacen públicas las sanciones de la SBP. Ascienden a $6 millones las multas en materia de prevención del blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo, de procesos concluidos y en firme.

Berguido manifestó el interés de la ABP de compartir su experiencia con los sectores de la economía que necesitan mayor apoyo, además de ayudarlos a aplicar las medidas a las cuales ya se comprometió la administración del presidente Varela con el Gafi.

Detalló que Panamá ha aprobado y cumplido las normativas requeridas, sin embargo, “no hemos podido demostrar una efectividad alta en el cumplimiento de estas normas”.

Hizo especial referencia a la aprobación tardía del proyecto de Ley de penalización de la evasión fiscal. Esa demora hizo imposible demostrar efectividad ante Gafi.

Imagen país

En el encuentro entre la ABP y el nuevo Gobierno, se hizo evidente el interés de contratar consultorías especializadas para promocionar en los mercados internacionales la buena y real imagen del país, en particular en Estados Unidos (EU) y las naciones de la Unión Europea (UE).

En la edición de Capital Financiero del 11 al 17 de mayo de 2015, Margorieth Tejeira, directora senior de Llorente & Cuenca, en artículo titulado ¿De qué color es la reputación de Panamá?, recordaba que en 2010 Panamá hizo historia “cuando ingresó por primera vez al exclusivo grupo de países latinoamericanos con Grado de Inversión, otorgada por tres de las principales calificadoras de riego internacional”.

Advertía, sin embargo, que si el Grado de Inversión apuntaló la reputación del país, los efectos de la “lista gris” amenazaban con erosionar la imagen de Panamá, y   de “los principales sectores económicos, lo que permeará directa e indirectamente en toda la sociedad”.

Luis Samudio, profesor de Finanzas de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá (UP), detalló a Capital Financiero que un problema de imagen afecta la Inversión Extranjera Directa (IED).

Por otra parte, la inclusión en la “lista” perjudica “las fuentes de fondeo del sistema bancario que aporta para la dinámica del crédito. Panamá no es una isla: Requiere de corresponsalías, custodios e instituciones que lleven adelante la financiación interna y externa”, advirtió.

Recordó que Gafi está pidiendo más efectividad, en particular en el caso de los Sujetos obligados no financieros (abogados, Zona Libre de Colón, empresas de construcción…) y esto obliga a trabajar en una vía de equilibrio que sea justa para evitar perder el negocio sin dejar de cumplir con las exigencias.

A Rogelio Valenzuela, decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, le preocupa que la desconfianza de los mercados, impacte a sectores estratégicos del país, “con consecuencias en el empleo, la variable social y un efecto en las finanzas públicas a causa de una menor recaudación tributaria”.

Destacó que la curva de comportamiento fiscal, económico y monetario en los últimos años ha acercado su declinación a los peores momentos, al punto que ya es impredecible hablar de un crecimiento de 5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Reconoció que a escala global es indudable la existencia de los poderosos quienes, en las negociaciones, imponen “su mayor fortaleza y manejo del estadio económico”, generando relaciones “de desequilibrio e inequidad” cuando, en realidad, “al final del esquema está la sociedad”.

Violeta Villar Liste

violeta.villar@capital.com.pa

Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias