Acciones concretas sugiere presidente del BID a los empresarios en educación e investigación

En la primera jornada de la II Cumbre Empresarial de las Américas

Presidente del BID

Acciones concretas en educación, investigación y desarrollo, aumento de la banda ancha y apoyo a los emprendedores, pidió el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno en la primera jornada de la II Cumbre Empresarial que se realiza en la ciudad de Panamá.

El encuentro empresarial, organizado por el BID previo a la Cumbre de Jefes de Estados y de Gobierno de las Américas a celebrarse los días 10 y 11 en el Centro de Convenciones Atlapa, tiene como tema central: Tendiendo Puentes en las Américas: Integración productiva para un desarrollo inclusivo.

Respecto al tema de educación de los trabajadores, Moreno señaló que varios estudios demuestran que este tipo de capacitación es la más efectiva, tanto para mejorar las destrezas de los trabajadores como para generar empleos duraderos.

Añadió que el problema es que en la región, suele ser más la excepción que la regla. Incluso en Chile, apenas 15% de los trabajadores tienen acceso a la capacitación laboral. Este es un campo en donde deberían proliferar las alianzas público-privadas.

Por ejemplo, citó que en Uruguay, la agencia promotora de inversiones financia cursos de capacitación acelerados para personal de empresas que exportan servicios como software, diseño, arquitectura e ingeniería. Los cursos abarcan desde informática hasta aprendizaje de inglés y destrezas como atención al cliente. Pero la clave es que están hechos a la medida de cada compañía.

Destacó que aquí mismo en Panamá se han aliado varias agencias de gobierno y cámaras de comercio para impulsar un programa que capacitará a más de 33.000 jóvenes de bajos ingresos, dándoles la oportunidad de conseguir pasantías en más de 200 compañías.

El presidente del BID, puntualizó en nuestra región tenemos una bajísima tasa de inversión. El sector privado aporta sólo 0,4% de sus ventas globales a la investigación y el desarrollo. En los países más avanzados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), el promedio es de 1,9% casi cinco veces más que el nuestro. Aquí también necesitamos alianzas ambiciosas.

En tercer lugar, se debe aprender de los modelos de gestión del sector privado. Tomemos el ejemplo de las escuelas Innova, impulsadas por un empresario peruano que se cansó de esperar a que mejoren las escuelas públicas. Contrató a una empresa de diseño que creó un sistema integral, desde los edificios hasta los planes de estudios. En menos de cuatro años su plan ha creado una red de 23 escuelas que tienen hasta universidad propia para garantizar la formación continua de sus maestros, señaló Moreno.

Añadió que los niños, en su mayoría pertenecientes a la clase media emergente, aprenden destrezas que les servirán para futuras ocupaciones, desde computación hasta inglés. Y, según su fundador, el plan es llegar a las 200 escuelas.

En cuarto lugar, Moreno señaló que los grandes empresarios de este hemisferio, pueden marcar el camino. Nuestros países están llenos de potenciales emprendedores, gente con excelentes ideas que carecen de la infraestructura necesaria para transformar sus iniciativas en realidades.

El presidente del BID, dijo que necesitamos crear un ecosistema donde las start-up puedan conseguir capital de riesgo. Pero también necesitamos un cambio cultura. El año pasado lanzamos nuestra propia start-up, ConnectAmericas, una plataforma para conectar a pequeña y mediana empresas (Pymes) que quieren exporta.

Moreno destacó que la propuesta es sumamente ambiciosa. Estas cuatro áreas de acción seguramente no cubren todo lo que deberíamos hacer para prepararnos para los nuevos tiempos. Pero en cada uno de los desafíos mencionados América Latina ya presenta casos exitosos, tal vez aislados, pero ciertamente valiosos como ejemplos a estudiar, adaptar y replicar.

José Hilario Gómez
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia