Acertada reubicación de imprenta

000258969W web

Un viejo anhelo de la gestión municipal eficaz es la de reordenar el comercio en el Centro Histórico de Lima, que además es patrimonio cultural de la humanidad por resolución de la Unesco. Uno de estos tipos de negocios es el de las imprentas y las gráficas, las mismas que con el tiempo han ido ocupando viejos solares y casonas republicanas.

Han sido múltiples los acuerdos y compromisos del concejo municipal para que los empresarios dueños de imprentas se reubiquen y cumplan los dispositivos no solo ediles sino también de Defensa Civil, en vista de los riesgos que implica mantener, por ejemplo, grandes cantidades de papel y otros insumos inflamables agolpados en ambientes que pueden colapsar, cuando no generar incendios.

Asimismo, para quienes aún viven en el Damero de Pizarro, resultan molestos los ruidos y el ir y venir de carretillas con provisiones para esos negocios, perturbándose la paz social y la tranquilidad pública en jirones citadinos como Chancay y Cañete, o para quienes trabajan en oficinas que sí cumplen con las normas de racionalización urbana.

En consecuencia, se ha ratificado ahora la prohibición del funcionamiento de imprentas y gráficas en la zona del Centro Histórico, por lo que lo más sensato es que sus dueños y gestores procedan a reubicarse, y hasta sería recomendable que otros distritos los acojan impulsando el nuevo desarrollo y la modernización de este tipo de empresas en zonas nuevas, como por ejemplo en Breña o Lince, distritos adyacentes al Cercado de Lima.

No creemos que el enfrentamiento a la policía y a los serenos de la Municipalidad Metropolitana de Lima sea lo más acertado ni lo más aconsejable. Esto no es cuestión de fuerza sino de reordenamiento de la ciudad y lo correcto es respetar a la autoridad. Hechos como los protagonizados en estos días, donde trabajadores de esas imprentas arremeten contra quienes solo cumplen una función pública es infringir la ley y generar escenarios donde alguien puede salir con lesiones graves, cuando no fatales.

No hay marcha atrás en estas acciones de reubicación pero instamos a que el diálogo nunca se deje de lado ni se olvide el apoyo a los empresarios del rubro de imprentas que han sufrido el cierre definitivo de sus negocios. 

Editorial del diario Expreso, de Lima, Perú, del viernes 19 de junio de 2015.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL