Actitud conciliadora de la FED indica recorte de tasas, pero ¿por qué y a qué nivel?

Actitud conciliadora de la FED indica recorte de tasas, pero ¿por qué y a qué nivel?

En testimonio ante el Congreso, Jay Powell, el presidente de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), invalidó cualquier duda de que el Banco Central de Estados Unidos (EU) se estuviera preparando para reducir las tasas de interés este mes en un intento por proteger la economía de los crecientes riesgos a nivel mundial.

Pero los comentarios moderados del señor Powell han aumentado las preocupaciones sobre los méritos de la estrategia de la Fed, y han generado nuevas preguntas sobre si el banco central de EU planea recortar las tasas en sólo 25 puntos básicos o si se verá obligado a implementar esfuerzos de estímulo más agresivos durante los próximos meses.

Conforme se enfrentaba a los legisladores tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, el señor Powell destacó las características más inquietantes del panorama económico estadounidense, incluyendo la inflación persistentemente baja y los efectos potencialmente negativos de un sombrío entorno internacional.

Al mismo tiempo, el presidente de la FED minimizó las noticias más positivas, como el sólido desempeño del mercado laboral del mes pasado, así como la reciente tregua arancelaria alcanzada por Donald Trump, el presidente de EU, y Xi Jinping, su homólogo chino, durante la Cumbre del G-20 en Japón.

Él indicó que el Banco Central de EU estaba listo para tomar medidas preventivas tan pronto como fuera necesario, produciendo entusiasmo en los mercados financieros y llevando los índices de acciones a niveles récord.

Consideramos que la economía está en una buena posición, y estamos comprometidos a utilizar nuestras herramientas para mantenerla allí”, señaló el señor Powell.

Aunque el presidente de la FED puede sentirse reconfortado por la reacción del mercado, él está, sin embargo, sumido en las aguas relativamente inexploradas de flexibilizar la política monetaria para eliminar el posible daño económico en lugar de afrontar una caída.

El primer reto que tendrá que enfrentar el señor Powell es que los inversionistas están apostando intensamente a la flexibilización por parte de la FED, razón por la cual el banco central arriesga sufrir una negativa reacción si no ofrece los recortes de tasas que se anticipan.

Según los datos compilados por Bloomberg, la probabilidad de una reducción de 25 puntos básicos en las tasas de interés este mes es del 78%, mientras que la probabilidad de un recorte de 50 puntos básicos este mes es del 23%.

Los operadores estiman que la FED seguirá el recorte de julio con al menos uno más para fines de año.

Ethan Harris, el director de economía global del Bank of America Merrill Lynch, comentó que la audiencia del miércoles pasado  había sido la “mejor oportunidad” del Sr. Powell para darle a la Fed espacio para abstenerse de flexibilizar, o retrasar los recortes de tasas, pero él hizo todo lo contrario.

“Estás en una posición en la que, si no recortas, estás decepcionando a los mercados”, agregó el señor Harris.

Ward McCarthy, el economista financiero principal de Jefferies, escribió en una nota a los clientes: “No nos queda ni remotamente claro qué lograrán los recortes de tasas aparte de temporalmente satisfacer las expectativas del mercado y silenciar la cuenta de Twitter de la Casa Blanca. Después de experimentar unas tasas más bajas, ambos querrán más”.

El señor Powell expuso el caso a favor de la flexibilización monetaria, resaltando cierta suavidad en indicadores como la inversión fija empresarial y la inflación persistentemente baja.

Pero, principalmente, él enfatizó el impacto de la incertidumbre derivada de las tensiones comerciales, del débil crecimiento global, de la posibilidad de que el Congreso estadounidense no logre aumentar el límite de la deuda y de un Brexit sin acuerdo.

Los funcionarios de la FED parecen haber convergido en torno a la idea de que, reduciendo tempranamente las tasas, se pudiera crear una protección para la economía estadounidense contra tales choques. Sin embargo, las acciones de política monetaria, basadas en una evaluación de riesgos en lugar de datos rigurosos, son inusuales para el banco central de EU.

Un fuerte nivel de la inflación de los precios al consumidor publicado, con un aumento de los precios básicos del 0.3% el mes pasado, probablemente no desviará al señor Powell del camino hacia la flexibilización monetaria, a pesar de que Michael Feroli, un economista de JPMorgan, aseguró que desalentaría un recorte de 50 puntos básicos este mes.

Sonal Desai, la directora de inversiones del Franklin Templeton Fixed Income Group, comentó que el señor Powell estaba siendo demasiado despreocupado en cuanto a las dificultades involucradas en una mayor flexibilización.

La FED está actuando como si no hubiera absolutamente ningún costo en comprar seguro con recortes de tasas cuando sí lo hay”, indicó la señora Desai.

“Puedes crear distorsiones en los mercados financieros, y cuando yo veo a los mercados de valores en niveles récord frente a lo que la FED nos está diciendo acerca de un preocupante contexto económico, me indica que aquí hay algo que no anda bien”.

Complicando la tarea del señor Powell se encuentra el hecho de que él está intentando formular un recorte de tasas mientras que el señor Trump está presionando al banco central para que significativamente reduzca las tasas a fin de impulsar la economía y le ayude en la guerra comercial con China.

El señor Powell ha reafirmado la independencia de la FED, pero es probable que al Banco Central se le dificulte evitar la percepción de que ha cedido ante las demandas de la Casa Blanca si se aleja demasiado de los datos para reducir las tasas. Los legisladores demócratas instaron al señor Powell a no “someterse” a las “tácticas de presión” del presidente estadounidense.

Si la economía se desacelera drásticamente durante los próximos meses, la confianza del señor Powell de proseguir con la flexibilización monetaria probablemente se considerará profética; pero, de lo contrario, él y la FED puede que experimenten dificultades defendiéndola.

James Politi y Colby Smith
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias