Adán y Eva permanecerán en EE.UU.

Adán y Eva  permanecerán en EE.UU.

Un juez de Los Ángeles sentenció que una fundación de Pasadena es la propietaria legítima

REV407328

Dos lienzos del pintor alemán Lucas Cranach el Viejo que habían sido requisados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial seguirán perteneciendo a la Norton Simon Art Foundation, según sentenció un juez tras la querella presentada por la familia del marchante judío al que le fueron confiscados.

Según informó  Los Angeles Times, un juez de Los Ángeles sentenció que la fundación de Pasadena es la propietaria legítima de las tablas Adán y Eva pintadas por Cranach (1472-1553), frente a la reclamación de Marei von Saher, heredera de los marchantes Goudstikker. El juez argumentó que la familia había decidido anteriormente no reclamar la restitución de las pinturas.

El fallo no es el habitual en este tipo de casos de arte robado por los nazis, que normalmente acaban devolviéndose a los herederos de los propietarios judíos.

De acuerdo con las actas, el comandante de la Luftwaffe Herman Göring obligó a la familia del marchante de Ámsterdam Jacques Goudstikker a vender en 1940 éstas y otras pinturas. Tras el fin de la contienda, los aliados devolvieron las obras de arte robadas en los Países Bajos, pero la familia Goudstikker decidió entonces no reclamarlas.

Para ello, y según la legislación holandesa, la familia debía haber devuelto el dinero que obtuvo de Göring. De modo que una vez vencido el plazo para solicitar la restitución, los lienzos pasaron a ser propiedad del gobierno holandés. En ese momento, la historia cobró un nuevo giro: Al parecer, las pinturas de Cranach habían sido robadas dos veces, la primera por la Unión Soviética.

El ruso George Stroganoff reclamó ser el anterior dueño de los cuadros, que habrían sido ilegalmente confiscados por el Estado soviético y vendidos a Goudstikker. En los años 60, el gobierno holandés aceptó la reclamación de Stroganoff y le permitió recomprarlos. Después, éste los vendió al Norton Simons Museum en 1971 por  $800.000.

Actualmente, según Los Angeles Times, las tablas están valoradas en unos $24 millones. En un comunicado, la Norton Simon Art Foundation señala que Adán y Eva se muestran casi ininterrumpidamente desde 1971. Y continuaremos garantizando que siguen accesibles al público en los próximos años.

Los abogados de Saher, por su parte, expresaron la decepción de la heredera con el fallo del juez y señalaron su intención de apelar la sentencia, añade el rotativo.

Los Ángeles 
DPA

Más informaciones

Comente la noticia