Adjuntar herramientas

Adjuntar herramientas

En septiembre se envió a la Estación Espacial una impresora 3D

credito Nasa

La tecnología y los avances del hombre cada vez me sorprenden más. La nueva tecnología de la cual pretendo escribir en esta pieza no es nada más ni nada menos que el e-mail. Casi todos tenemos correo electrónico y ha demostrado ser uno de los medios de comunicación más efectivos después de las redes sociales y la mensajería instantánea. Aún así, en ocasiones resulta tedioso gracias a la cantidad de correos que recibo que, o son basura o son pura publicidad y concursos en los cuales no pretendo participar.

¿Y si me faltan tijeras o un martillo, no me lo pueden mandar por correo electrónico? Quizás es muy temprano para eso, quizás no.

En septiembre del año pasado (2014) se envió a la Estación Espacial Internacional una impresora  3D que fue instalada en la guantera de ciencias microgravitacionales el 17 de noviembre. Una semana después, había impreso su primera pieza, que serviría como componente adicional a la impresora.

Inicialmente, esto pareciera no implicar mas que simplemente probar la impresión tridimensional en gravedad cero, pero esto cambia cuando la impresora de la estación fabrica una llave de tuercas cuyo diseño fue enviado desde la Tierra por correo electrónico. Ya de por sí, esto puede significar un costo reducido de manera significante para futuros lanzamientos. En lugar de enviar herramientas o piezas al espacio (cada pieza puede sumarle millones de dólares al costo de una misión), se envía solamente la materia prima para fabricarla en la impresora.

Las piezas serán enviadas de vuelta a la Tierra para ponerse a prueba en condiciones técnicas y verificar que sean efectivas para realizar trabajos dentro y fuera de la estación.

No podemos esperar  traer estas herramientas a casa y poder realizarles pruebas mecánicas y estructurales,  dice Quincy Bean del Centro Espacial Marshall de la Nasa, en Alabama.

Reitera que no sabremos qué tan bien funciona el proceso en el espacio hasta que se inspeccionen las partes y se completen las pruebas. Para la próxima etapa del proyecto, se analizarán otras potenciales herramientas que se podrían crear dentro de la estación y, de igual forma, enviadas de vuelta a la superficie para estudios mas profundos.

La capacidad humana de impresión en 3D en cero gravedad es una pieza importante en la meta a largo plazo de poner al ser humano en la superficie de Marte.

Niki Werkheiser, del programa de impresión en 3D,  agrega que no podemos esperar que sea una  rutina para los astronautas el uso de herramientas que ellos construyeron en el espacio. 

Manuel Del Moral
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia