AES busca diversificar su inversión en Panamá

Espera generar oportunidades en generación con GNL, energía solar y eólica

aes Barcaza 270mw web

La empresa de capital estadounidense AES Panamá está a la caza de nuevas oportunidades de inversión en el mercado panameño, por lo que no solo participará en la próxima licitación para la instalación de una planta de generación térmica que utilizará Gas Natural Licuado (GNL) como combustible, sino en cualquier otra licitación que le permita participar del proceso de diversificación de la matriz energética que adelanta Panamá.

En una entrevista exclusiva con Capital Financiero, Miguel Bolinaga, presidente de AES Panamá, explicó que esta empresa  es en este momento es principal inversor energético del país, sin embargo, su operación se ha concentrado hasta la fecha en el desarrollo y operación de plantas hidroeléctricas, concentrando en sus manos las de Bayano, La Estrella, Los Valles, Estí y Changuinola (Chan I), las  que suman 705 megavatios (MW, por sus siglas en inglés) de capacidad instalada.

Indicó que el pasado miércoles 8 de abril la empresa incursionó en la generación térmica, con la entrada en operaciones de la barcaza Estrella Mar I, ubicada en la provincia de Colón  y que cuenta con una capacidad instalada de 72 MW,  que serán generados mediante el uso de diésel y cubrirá aproximadamente el 5% de la demanda eléctrica total del país.

Bolinaga destacó que esta es la primera barcaza dedicada 100% a la generación de energía que opera en Panamá y que su instalación en el área de Bahía las Minas requirió una inversión de $70 millones, a lo que se sumaron otros $8 millones que fueron invertidos para mejorar  en  un 46% la capacidad de más de 60 kilómetros de línea de transmisión.

No obstante, el presidente de AES Panamá aclaró que esa empresa confía en Panamá y su futuro, por lo que espera adelantar diversas iniciativas para diversificar su participación en el negocio de generación.

Bolinaga indicó que por ello, en términos inmediatos, AES Panamá estará participando en la licitación programada para el 7 de mayo próximo para la instalación de una planta de generación térmica de 350 MW mediante el uso del GNL, sin embargo, su interés es desarrollar inversiones en todas las fuentes de generación renovables.

En este sentido, indicó que, además de su interés por desarrollar plantas de generación mediante el uso de GNL la empresa espera invertir en un futuro en plantas de generación mediante el uso de la energía eólica y la energía solar, con el fin de contar con energía renovable que ayude a abastecer el mercado en momentos en que la generación hídrica se reduce, lo que también ayudaría al país a depender cada vez menos de la generación térmica a base de combustibles fósiles, los cuales son altamente volátiles.

Nosotros queremos seguir invirtiendo y creciendo en el país, porque creemos en el país, pero además, nosotros tenemos que cuidar nuestro patrimonio que se ha concentrado en plantas hidroeléctricas, por lo que queremos que en caso de que se repita un año de baja hidrología podamos tener como cumplir nuestros compromisos, por ello  esperamos invertir en proyectos de generación solar y eólica, así como en el almacenamiento de energía, enfatizó Bolinaga.    

Finalmente, agregó que tan solo las dos plantas de generación mediante el uso de GNL que han sido convocadas por la Secretaría Nacional de Energía implicaría una inversión de $700 millones.   

La presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Dagmar de Álvarez, calificó como positivo para Panamá que una empresa como AES muestre interés de incrementar y diversificar sus inversiones en materia de generación de energía, toda vez que en este momento la brecha entre la demanda y la oferta de energía es bastante estrecha.

Por su parte, el ingeniero Isaac Castillo, subsecretario Nacional de Energía, estimó que el crecimiento de la demanda de energía en Panamá ronda en este momento el 5% anual, lo que indica que para responder a las necesidades del país antes del 2025 se requerirán inversiones por un monto de $9.000 millones en materia de generación, aunque advirtió que si el crecimiento de la demanda se incrementa en un 7% habría que adelantar esas inversiones.

Indicó que por ello se han convocado nuevas licitaciones que apuntalarán  el proceso de diversificación de la matriz energética nacional,  mediante la incorporación de plantas térmicas a base de gas y carbón, así como de fuentes renovables como viento y sol, toda vez que es muy probable que la hidroeléctrica Chan II,  que será desarrollada en Bocas del Toro por una subsidiaria de la empresa Norberto Odebrecht, mediante una inversión estimada de $1.000 millones, sea el último gran embalse que se construirá en el país. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL