Agricultura del futuro comienza a tocar la puerta

Urban Farms03 web

La agricultura tradicional enfrenta grandes retos hoy día, siendo el cambio climático el principal de ellos. La incertidumbre que provoca el no conocer con precisión y anterioridad cuál será el comportamiento del clima durante las épocas de siembra, desarrollo y cosecha de los cultivos, ha desmotivando a los agricultores, debido a las recurrentes pérdidas que este factor les ocasiona y ha provocado la deserción de muchos de ellos, quienes buscan nuevos horizontes en los centros urbanos, recargando así la asfixiante aglomeración en las urbes y poniendo en peligro la fuentes de alimentación de la humanidad.

Si al cambio climático se le deben los principales dolores de cabeza de los agricultores, no podemos dejar de lado algunos otros factores como la merma en la disponibilidad de los recursos hídricos, el desgaste de los suelos, la resistencias desarrolladas por las plagas tradicionales y la aparición de otras nuevas, la reducción en la disponibilidad de la mano de obra agrícola, la reducción de las tierras de vocación agrícola debido al avance de la frontera urbana, y así podríamos continuar con una larga lista de contratiempos que están afectando negativamente la seguridad alimentaría de las próximas generaciones.

Ante esta realidad en diversos países, especialmente en Japón, Corea del Sur, Taiwán y China, se han venido realizando esfuerzos para desarrollar nuevos sistemas de producción agrícolas que tienen como eje central el control de los factores de producción. Se trata de un sistema innovador en el que Panamá ha tomado ventaja gracias al establecimiento de un centro de investigación por parte de la empresa Urban Farms, en donde se trabaja en el uso y desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a la producción de alimentos, llamada finca vertical.

La empresa Urban Farms, establecida en la población de Río Hato, provincia de Coclé, ha desarrollado algunas mejoras en el desempeño de este nuevo sistema de finca vertical, como el método de oxigenación de la solución nutritiva y a la utilización y aplicación de nuevas recetas de luz LED, aplicada a la labor de fotosíntesis de las plantas.

En una entrevista exclusiva con Capital Financiero, David Proenza y Manuel Fernández, dos de los principales socios de Urban Farms, empresa ganadora de la VII edición del Premio a Anual a la Innovación Empresarial 2015, comentaron algunas facetas de lo que ellos han llamado: La agricultura del futuro.

Y no es para menos, pues mediante la utilización de la finca vertical se logra una mayor rentabilidad para el productor, a la vez que se minimiza el riesgo total de un proyecto agrícola, el productor puede tener la certeza anticipada de su producción: Cuantas plantas va a sembrar, cuantas va a cosechar y cuál será la totalidad del producto que va a comercializar.

Ante el éxito al cansado,  Proenza y Fernández han decidido compartir sus conocimientos y experiencias con todos los productores interesados en éstas nuevas tecnologías y para ello han creado la Fundación para el Desarrollo de la Agricultura en Ambiente Controlado, entidad sin fines de lucro que se ha dado a la tarea de organizar el Primer Congreso Internacional de Agricultura en Ambiente Controlado 2015 (Iccea 2015), evento que se llevará a cabo los días 20, 21 y 22 de mayo de 2015 en un hotel de la localidad y que aseguran contará con conferencistas y panelistas internacionales de la más alta calidad. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia