Airbnb: ‘Queremos que el gobierno de Panamá nos vea como un aliado’

Airbnb: ‘Queremos que el gobierno de Panamá nos vea como un aliado’
Airbnb dice que está dispuesto a promocionar a Panamá y sus atractivos turísticos en el mercado internacional.| Pixabay

La empresa Airbnb, que tiene la plataforma de software dedicada a la oferta de alojamientos a particulares y turísticos en 192 países, incluido Panamá, ha estado en la palestra pública en momentos en que el sector turismo panameño atraviesa un periodo de “vacas flacas”.

¿La razón? La Asociación Panameña de Hoteles (Apatel) no duda en manifestar que con la llegada de Airbnb a suelo canalero, la ocupación hotelera se ha afectado. Según cifras oficiales, el año 2017 cerró con una ocupación hotelera del 47%; mientras que los hoteleros se quejan por la falta de controles ante el alquiler de apartamentos con fines turísticos a través de la citada plataforma electrónica.

Debido a esa situación los hoteleros piden la ayuda del gobierno. [Vea nota: Hoteleros piden proteccionismo ante aumento de alquiler de apartamentos con fines turísticos en Panamá]

Aunque ha habido acercamientos entre el gobierno, los hoteleros y Airbnb, aún no se han encontrado puntos de acuerdo en concreto que resulten beneficiosos para las partes.

El ministro de Turismo, Gustavo Him, ha dicho que se han realizado “reuniones exploratorias” y ha quedado claro que los hoteleros rechazan el servicio que ofrece Airbnb porque no paga impuestos y porque, al no tener una regulación, les resulta “una competencia desleal”. En Panamá está vigente la Ley 80 del 8 de noviembre de 2012, que en su artículo 21 prohíbe el alquiler de viviendas por menos de 45 días a quienes no cuenten con permiso de “alojamiento público turístico” en el distrito de Panamá.

Shawn Sullivan

Los acercamientos entre el gobierno, hoteleros y Airbnb continúan y se espera que una nueva reunión se lleve a cabo este mes de marzo. Mientras tanto, qué dice sobre estos temas la empresa que ofrece por internet el alquiler de hospedajes y hasta dónde está dispuesta a llegar con un modelo de recaudación de impuestos?

En entrevista con ElCapitalFinanciero.com, Shawn Sullivan, director de Políticas Públicas de Airbnb para Centroamérica y el Caribe, habla sobre la entrada de la empresa en Panamá, su evolución y planes en el país. Además, explica por qué Airbnb tiene el interés de que el gobierno panameño les vea “como un aliado”.


>> ¿Cuándo entra Airbnb a Panamá y qué representa el país para la empresa dentro de la región centroamericana? ¿Cuáles han sido los resultados?

Para Airbnb Panamá es un país importante. No es el mercado más grande para nosotros en América Central, ese sería Costa Rica, después Guatemala y en tercer lugar Panamá.

Tuvimos unos primeros anfitriones en 2011. Hemos tenido un buen crecimiento, pero no lo que nosotros querríamos ver. Hoy en día tenemos 2 mil 200 anfitriones, mil 11 están en la capital y los demás están fuera de la ciudad de Panamá.

Tenemos 3 mil 800 propiedades, el 50% están en la capital. Y nuestros anfitriones ganaron en 2017 más o menos $2 mil cada uno. En total, los anfitriones ganaron en 2017 unos $7.2 millones.

>> ¿Cómo entró Airbnb en el mercado panameño en el 2011?

El crecimiento ha sido completamente orgánico. A veces hacemos campañas de mercadeo, pero realmente es más alguien hablando con otra persona sobre Airbnb. Normalmente ha sido así. No ha sido algún tipo de plan, es algo orgánico.

>> Si el crecimiento desde 2011 no ha sido el esperado por ustedes, ¿cómo ha sido entonces? ¿Qué nos puede hablar sobre ese crecimiento?

El año pasado tuvimos un crecimiento en Panamá del 38%, que es ok. Pero para nosotros Airbnb tenemos mucho espacio para crecer en Panamá. Tenemos una buena relación con el gobierno, una relación buena, o por lo menos neutral, con los hoteleros.

Hemos visto que Airbnb puede contribuir a crecer el turismo de este país al 20% ó 30% en uno o dos años.

>> ¿Cómo plantean hacer esa relación, de manera armoniosa, en vista de la competencia que evidentemente hay entre hoteleros y Airbnb?

Para nosotros cuando Airbnb habla del sector turismo no estamos hablando solamente de hoteles, estamos hablando también de los taxis, restaurantes, bares… de todo el ecosistema.  Ahora, lo que hemos visto es que, en otros países y también en Panamá, hay gente que llega a Panamá en un hotel, unas dos noches y después se van al interior y se quedan en Airbnb.

Pero también tenemos otros que -y he intentado explicar esto a los hoteleros en Panamá- hay gente que usa Airbnb normalmente o de vez en cuando, pero no todo el tiempo. Pero nosotros tenemos un grupo de fanáticos de Airbnb, gente que realmente creen en la empresa, creen en lo que estamos tratando de hacer (de hacer turismo y romper barreras en países y personas), entonces hay gente que si no pueden viajar usando Airbnb no van a ese lugar. Le he dicho al gobierno: “Mira, si ustedes siguen tratando de bloquear a Airbnb, solamente están bloqueando lo que la gente quiere y el turismo está cambiando”.

En los últimos años solo tenías la opción de quedar en un hotel, pero eso está cambiando y la gente pide más soluciones. Entonces, para nosotros, es bueno que un país pueda ofrecer hoteles, y Airbnb..

Airbnb, en los últimos diez años, nosotros nos establecimos en el 2008, hoy en día tenemos más de 4.5 millones de propiedades, estamos en 192 países, 81 mil ciudades y casi 300 millones de personas han usado Airbnb.

En el año 2025 estimamos que vamos a tener mil millones de personas usando Airbnb.

Lo que le digo siempre a los hoteles es que deberían ver si pueden encontrar una manera de trabajar con nosotros. Hay partes, hay ciudades, hay hoteleros, hay países que han están poco a poco entendiendo que los viajeros quieren experiencias. Quieren vivir con una persona que es panameña, hondureña o lo que sea…

Nosotros siempre estamos dispuestos a trabajar con los hoteleros. Lo que los hoteles tienen, obviamente son los restaurantes, bares, las piscinas y todos los servicios que los hoteles ofrecen. En algunos países, especialmente en el Caribe, ya hay hoteleros que trabajan con nosotros y que ofrecen a los usuarios de Airbnb pagarles un día y usar la piscina o comer en el restaurante, por ejemplo.

>> Entonces, ¿ya tienen acuerdos o alianzas de este tipo?

Siempre estamos dispuestos a hacerlo, pero esto ha sido en la isla Santa Lucía. El señor que es el encargado de la asociación de hoteleros y que tiene un hotel es el que ha hecho un tipo de negocio con anfitriones de Airbnb alrededor de su hotel. Hay maneras de hacerlo.

Nosotros el año pasado trajimos [a Panamá] solamente 100 mil personas a todo el país, 7 mil se quedaron en la capital. En Costa Rica logramos llevar más de 350 mil visitantes el año pasado.

Les he dicho al Gobierno y a todos allá: “Panamá tiene todo que ofrecer”, lo que pasa es que no se han promocionado en muchos años y tienen que hacer un plan de promoción para atraer turistas. El problema fundamental es que hay demasiados hoteles en Panamá.

>> Usted planteó el tema de los impuestos, ¿qué es lo que está proponiendo Airbnb exactamente? ¿Cómo sería ese modelo?

Nosotros hemos firmado varios contratos legales para recaudar impuestos. Tenemos más de 300 acuerdos que hemos firmado en todo el mundo.

Lo que he planteado es que nosotros tenemos limitaciones en cualquier tipo de acuerdo para recaudar impuestos. Primero, nuestra plataforma -por razones técnicas- no puede recaudar el ITBMS que tiene Panamá, que es un impuesto de valor agregado. Entonces, lo que he dicho al gobierno [panameño] es que estamos dispuestos a trabajar con ellos para que ellos puedan crear un nuevo tipo de impuesto, que sería un impuesto sobre la venta del 10% o lo que sea.

Nosotros empezamos la tramitación desde que alguien haga la reserva hasta que haga el check-in, y 24 horas después entregamos los fondos al dueño. Entonces, para nosotros es mucho más fácil la recaudación de los impuestos en vez de que el gobierno tenga que involucrarse.

>> ¿El gobierno no tendría acceso a la base de datos de Airbnb sino que ustedes darían la información final?

Lo que haríamos es que si el gobierno puede cambiar el tipo de impuesto que tiene, nosotros lo recaudamos y cada mes lo entregamos al gobierno.

El segundo punto es que somos una empresa americana y que también está operando en Europa -en Irlanda está nuestra base de operaciones internacionales- y estamos muy restringidos en el tipo de datos que podemos dar a los gobiernos. Los propios gobiernos han pasado un montón de leyes que dicen que tenemos que proteger la privacidad de nuestros usuarios. Entonces, no podemos -y tampoco lo vamos a hacer- entregar datos personales de nuestros usuarios. No entregamos datos.

Lo que le digo a los gobiernos es que hay una manera en que ellos pueden verificar que nosotros hemos recaudado y entregado todos los fondos correctos.

Si el gobierno puede aceptar eso y trabajar con nosotros, y pasar una nueva ley que nos permita recaudar, con gusto lo hacemos.

>> ¿De qué manera se vería la transparencia de que los gobiernos sientan que están pasando la data correcta y también que el número de anfitriones han pagado sus impuestos?

Nosotros solo estamos hablando del impuesto que pagan los hoteles.

El tema de los impuestos personales que deben pagar como parte del dinero que ellos ganan, es otra cosa. Nuestra posición es que cada persona es responsable de pagar sus impuestos. Nosotros podemos hacer es recaudar el impuesto del visitante y lo entregamos al gobierno.

El tema de los impuestos… primero: cada gobierno puede hacer lo que ellos quieren, cortar, terminar el contrato con nosotros. Segundo: hay maneras en las que ellos pueden verificar los fondos que estamos entregando son los correctos.

De los 300 acuerdos tributarios que hemos firmado ningún gobierno han terminado el contrato.

>> En la región, ¿hay algún país que haya firmado un acuerdo de ese tipo?

A nivel estatal, en México está Quintana Roo, el Distrito Federal [Ciudad de México]… hay tres o cuatro estados mexicanos. En México actuamos más como un agente retenedor.

>> Siguiendo con el caso de Panamá, ¿en qué momento se encuentran las conversaciones entre Airbnb y el gobierno de Panamá sobre estos temas?

He tenido conversaciones con el ministro Him. Creo que él ha hecho un gran esfuerzo para tratar de negociar entre los hoteleros y nosotros. He hablado con él un montón de veces.

Me he reunido con los hoteleros. La última vez fue hace tres meses. Y en esa reunión con los hoteleros había la propuesta o la idea de que Airbnb podía recaudar los impuestos y que lo que recaudemos vaya dirigido al fondo de promoción turística. Para mí esa es una idea perfecta.

Estamos esperando que el ministro Him convoque la próxima reunión.

>> ¿Cuáles son los próximos pasos de Airbnb en Panamá?

Participar en cualquier plan que el gobierno quiera convocar. 

Nosotros entendemos bien la preocupación de los hoteleros. Pero creo que los beneficios que Airbnb puede traer al mercado panameño van más allá de solamente [los intereses de] los hoteleros, que no son los únicos que se benefician del turismo sino todo el ecosistema.

Somos una empresa bien conocida en el mundo. Tenemos la capacidad de trabajar con los gobiernos, para hacer promoción del turismo. Vamos a lanzar una campaña con Puerto Rico en unos dos meses, hemos hecho promociones en Europa y otras partes de Estados Unidos. Creo que hay diferentes maneras…

El alcalde de San Salvador quiere hacer promociones para El Salvador y vamos a ver -si ellos cambian la ley- si vamos a iniciar unas campañas digitales. Hemos tenido  conversaciones con Guatemala y estamos esperando a ver qué pasa con Costa Rica que está en elecciones.

>> ¿Qué diría usted que es lo que le ha funcionado a Costa Rica que para Airbnb va a la cabeza en la región centroamericana?

Los ticos, por décadas, han entendido que el turismo y el gobierno tico ha estado invirtiendo dinero. Han entendido que el turismo podía ser importante para su economía.

El desafío de Panamá está en que por muchos años se olvidaron de la parte de turistas que quieren ir al Caribe o al Pacífico, o a Chiriquí. Se olvidaron del sector turístico. Creo que Panamá tiene mucho que ofrecer, pero tiene que cambiar la mentalidad y hacer promoción turística.

>> ¿Cuáles son las proyecciones de Airbnb para Panamá este 2018?

Vamos a mantener más o menos [el crecimiento]. En los países en los que hemos llegado [a acuerdos] con los gobiernos estamos dispuestos a invertir para hacer más promoción.

En Panamá, esperamos que si se quita la [restricción de la] Ley 80 y el congreso [Asamblea Nacional] pasa una ley que permita recaudar fondos, nosotros podremos invertir en campañas digitales y en la promoción internacional.

Tenemos que ver que el gobierno nos vea como un aliado.

Panamá tiene todo para ser un país de turismo. Deben ser líder en trabajar con empresas como nosotros, con Uber o Cabify… porque el país tiene gente muy educada, sus estándares de vida son más altos que otros países de América Central y los panameños son muy vivos. Por todo eso hay suficientes razones para trabajar con Airbnb.


Nota relacionada: ¿Cómo funciona Airbnb?

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias