Ajustes contables impactaron utilidades del CBI

Ajustes contables impactaron utilidades  del CBI
Las utilidades netas del Sistema Bancario Nacional, al concluir el primer semestre de 2019, registran $749 millones| Archivo

Las utilidades del Centro Bancario Internacional (CBI) reflejaron  un saldo de $911 millones durante el primer semestre del presente año, lo que representó una disminución del  6.8%, con relación a igual periodo del 2018, que en términos absolutos expresa $66 millones menos.

El reporte de la Superintendencia de Bancos  de Panamá (SBP) destaca  que son “cuentas afectadas por una disminución de los ingresos no recurrentes, así como también por ajustes contables productos de valoraciones  de las  Normas Internacionales de Información Financiera (Niif)”.

Ricardo Fernández, superintendente de Bancos, destacó que en el caso de las utilidades del Sistema Bancario Nacional (bancos de licencia general), mostraron un nivel de utilidades positivo que alcanzó un saldo de $1,012 millones, antes de provisiones, lo que representa un crecimiento de 1.4% al compararlo con el mismo periodo del año anterior, cuando sumó $998 millones.

En tanto, las utilidades netas del Sistema Bancario Nacional, al concluir el primer semestre de 2019, registran $749 millones, luego del gasto correspondiente a la constitución de reservas, en cumplimiento de las normas establecidas.

Por su parte, Carlos Berguido, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), sobre este indicador, subrayó “que el año pasado hubo una mejora sustancial de las utilidades, producto de ajustes y reducción de gastos administrativos”.

“El tema regulatorio y las adecuaciones a la Niif llevan a reservas a nivel contable para hacerle frente a contingencias de futuro, pero es más bien reflejo de una cultura precavida y de prudencia que siempre ha caracterizado a la banca panameña”, dijo Berguido.

Calidad de la cartera
La SBP reporta, en cuanto a la calidad de la cartera, que en el caso del CBI el crédito moroso “representa el 1.6% (30-90 días) y el crédito vencido el 1.6% (mayor a 90 días). Este comportamiento todavía se encuentra en los rangos considerados como bajos de la región”.

Al respecto, el organismo analiza que “el marco de regulación requiere que los bancos efectúen un exhaustivo análisis de la capacidad de flujo de caja de los deudores y tomar medidas prudenciales con el objetivo de crear reservas específicas que reflejen el valor real de realización del crédito”. Sobre la recomendación el ente ha observado “una mejora reciente en este indicador”.

Estadísticas de la Asociación Panameña de Crédito (APC) Intelidat, compartidas por su gerente general Giovanna Cardellicchio, reflejan que el 94% de los panameños paga a tiempo.

Regulación
Ante los costos asociados a la regulación, el superintendente recordó que “Panamá es un país con grado de inversión y cuenta con un Centro Bancario Internacional importante y competitivo, que requiere mantenerse a la vanguardia de acuerdo con los estándares internacionales de  Basilea III y del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi)”.

Subrayó  que esto ha contribuido al fortalecimiento de la calificación de grado de inversión de Panamá y a la estabilidad y confianza del centro financiero.

Fernández indicó que el país logró recuperar “las 74 corresponsalías bancarias perdidas en el 2014 y luego de las normas aprobadas sumamos 92 nuevas”.

Fernández confirmó a Capital Financiero las gestiones de bancos procedentes de Asia  interesados en iniciar operaciones en Panamá.

Liquidez
La liquidez  del Centro Bancario Internacional (CBI) a junio de 2019 fue de un 62.8%, “prácticamente el doble del requerimiento legal”, detalla el informe semestral de la SBP.

Al desglosar los resultados, se observa que en “el   caso del Sistema Bancario Nacional (licencia  general) se registró un 56.0%”.

Por tipo de banca, 62.7% para la banca oficial;  59.5% en el caso de la banca privada extranjera y  48.9% en la banca privada panameña.

El  superintendente  señaló que “esta fuerte posición de liquidez les  permitiría a los bancos de la plaza panameña afrontar los vencimientos a corto y mediano plazo”.

“Los análisis de sensibilidad, a través de pruebas  de tensión bancaria en los rubros de liquidez,  sugieren que en la actualidad el Sistema Bancario panameño cuenta con activos con grado de   inversión de rápida convertibilidad a efectivo”, puntualizó Fernández.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias