Alianza estratégica para realizar operaciones

Alianza estratégica para realizar operaciones
Miles de niños panameños podrán recibir cirugías de labio leporino y paladar hendido
 
Leoncio Vidal Berrío M

lberrio@capital.com.pa

Capital

a alianza que garantizará que miles de niños puedan sonreír, fue la que se concretó entre la empresa Colgate Palmolive y la Fundación Operación Sonrisa. El acuerdo permitirá aumentar la cifra de niños que son atendidos con las cirugías de labio leporino y paladar hendido en Panamá.

Con esta alianza, la empresa dona el 1% de las ventas en ofertas especiales en productos para cuidado oral, como cepillos, cremas dentales y enjuague bucal, entre otros.

También promocionará la venta de pulseras alusivas a la causa, colocarán alcancías en las cajas de los supermercados y desarrollarán una campaña promocional en los puntos de venta, para incentivar a las personas a que contribuyan con esta importante causa social.

Para Larissa Morales, gerente de Venta de Colgate Palmolive, con el establecimiento de este acuerdo se podrá contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de muchos niños panameños.

De nada nos sirve fomentar el tener una sonrisa blanca y linda si los niños no pueden sonreír. Por eso es tan importante para nosotros promover esta campaña, para que los niños puedan seguir sonriendo, dijo Morales.

Colgate Palmolive ha sido patrocinador por más de 15 años y ahora es socio exclusivo de Operación Sonrisa en todo lo que es el cuidado bucal. Esto va de la mano con el programa Sonrisas Brillantes, Futuros Brillantes, que consiste en el plan escolar que ofrecen a niños de 6 a 9 años, visitando aproximadamente a más de 100.000 niños al año, para enseñarles los buenos hábitos bucal.

La Fundación Operación Sonrisa ha beneficiado en Panamá a 2.869 niños, quienes han recibido cirugías de labio leporino y paladar hendido.

Con la nueva alianza, se estima incrementar este número de acuerdo con los fondos recaudados.

Xenia Alvarado, directora ejecutiva de Fundación Operación Sonrisa Panamá, aclaró que eso no significa que ese sea el total de cirugías que han realizado: Se han hecho muchas más, ya que un niño puede tener 2 o 3 procedimientos.

Cada niño o persona, cuando acude a la fundación con una malformación, tiene un proceso de tratamiento que dura unos 10 años, porque de acuerdo con la edad y el crecimiento también se tiene que adaptar el paladar si lo tiene hendido.

Los cirujanos de Operación Sonrisa son tan perfeccionistas que una no es suficiente, ya que se van mejorando hasta que la boca queda perfecta, agregó.

Además de Panamá, están haciendo esta campaña en varios países a nivel regional.

Fundación Operación Sonrisa es una organización sin fines de lucro fundada en 1982 que se especializa en cirugías de labio leporino y paladar hendido. Está presente en más de 51 países y cuenta con unos 4.000 voluntarios en el mundo.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, América Latina cuenta con altos índices de casos de labio leporino y paladar hendido, en los primeros años de esta década las cifras superaban los 600.000 casos.

En Panamá, son identificados un total de 150 casos al año, según cifras proporcionadas por la Fundación Operación Sonrisa. De ese total, el 15% son adultos y todos son operados.

Operación Sonrisa no solamente hace operaciones de labio leporino y paladar hendido, ya que próximamente en La Chorrera van a clausurar la primera misión en Panamá dedicada a niños quemados.

Hoy por primera vez está la iniciativa de tener una misión grande al año para labio y paladar y una para niños quemados, hay una gran necesidad en esa área, destacó el presidente de Operación Sonrisa Panamá, Eugene Altieri.

Operación Sonrisa Panamá es una organización no gubernamental sin fines de lucro, dedicada a cirugías reconstructivas gratuitas en pacientes de escasos recursos con malformaciones como labio y/o paladar hendido, sindactilias (dedos pegados) y polidactilias (dedos de más), para así ayudarlos a integrarse a la sociedad y llevar una vida digna y productiva.

Esta atención se le brinda principalmente a los niños, pero también a jóvenes y adultos, que por razones económicas, culturales y sociales, no fueron atendidos a su debido tiempo, pero que continúan con la necesidad de recibir tratamiento médico y quienes tienen el derecho de sonreírle a la vida.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias