Alianzas y fusiones están creando presiones sobre las terminales portuarias

Alianzas y fusiones están creando presiones sobre las terminales portuarias

La concentración de navieras a través de las alianzas, fusiones y adquisiciones ha creado una presión sobre las terminales portuarias por una reducción en las tarifas por los servicios, dando márgenes de ganancias menores en el negocio, según el estudio titulado “Reflexiones sobre el futuro de los puertos de contenedores”, elaborado por Ricardo J. Sánchez, Eliana Palma Barleta y Laura Mouftier de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Por muchos años, la industria portuaria, tanto a nivel global como en el caso particular de América Latina y el Caribe, ha tenido resultados positivos en término de inversiones y rentabilidad, pero actualmente va hacia un proceso de concentración creciente, lo cual se refiere no solamente a la integración horizontal de las compañías, sino también a la vertical, con grandes empresas navieras adquiriendo unidades portuarias.

En el estudio se señala que el incremento en el tamaño medio promedio de la flota de transporte de contenedores y el cambio en la escala de sus negocios ha traído una menor frecuencia de recaladas a puertos y una reducción del uso de muelles.

Las grandes alianzas de las navieras tienen un efecto en el poder de negociación de los transportistas aumentando los riesgos del negocio de los operadores portuarios, lo que se suma a la presión de los mismos por una reducción de las tarifas de los servicios de terminales, dado sus bajos márgenes de ganancias o pérdidas, explica el estudio.

En Panamá esta actividad recuperó en 2017 parte de los movimientos perdidos en años anteriores”.

Los operadores han tenido la necesidad de incorporar tecnología, antes de lo previsto en muchos casos, conduciendo a mayores gastos operativos y de capital, afectando márgenes y liquidez, y posiblemente elevando el endeudamiento (lo cual ayuda a excluir a los más pequeños).

Se acentúa la presión por un manejo más rápido de los buques en puerto. Hoy día las navieras piden una productividad de hasta 250 movimientos por hora que es mayor que la que se ha podido técnicamente lograr hasta ahora (esto equivale a unos 6,000 movimientos en 24 horas, mientras que actualmente un buen desempeño no supera los 165 movimientos por hora, lo que representa menos de 4,000 movimientos en un día), aclara el documento.

El estudio cita el ejemplo que descargar un buque porta contenedores de 15,000 TEU’s (medida equivalente a un contenedor de 20 pies), que reemplazó a dos servicios que anteriormente empleaban barcos de 7,500 TEU’s, requiere 6 grúas en un muelle de 400 metros para efectuar 5,000 movimientos y un patio con capacidad a almacenar los contenedores desembarcados. A eso, se suma la mano de obra requerida por tal actividad. Asimismo, una doble llamada de un barco de 15,000 TEU’s en lugar de dos de 7,500 TEU’s, provoca mayores tiempos muertos y menor uso de la capacidad.

La actividad portuaria panameña tuvo su mejor desempeño, en términos de volúmen de contenedores, en el año 2015, al año siguiente retrocedió y en el 2017 recuperó parte de los movimientos perdidos.

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia