¿Amenaza u oportunidad? La UE planea un ajuste fronterizo sobre emisiones de carbono, causando un debate mundial

¿Amenaza u oportunidad? La UE planea un ajuste fronterizo sobre emisiones de carbono, causando un debate mundial

En la UE, el precio de las emisiones de carbono va subiendo rápidamente. La combinación de menos derechos de emisión y una política de emisiones más estricta ha funcionado.

El precio del carbono pasó de un mínimo de unos 4 euros/tonelada a mediados de 2016 a un máximo histórico de más de 44 euros/tonelada en abril de 2021.

Según la Comisión Europea, el ETS (Emission trading scheme: Régimen de comercio de Derechos de Emisión) ) ha contribuido a una reducción de las emisiones del 8,7% para los operadores cubiertos por el sistema en 2019, y a un descenso de las emisiones del 30% desde 2005, aunque la pandemia del 2020 también contribuyo a reducir las emisiones.

La UE ha propuesto imponer una tasa a los productos intensivos en carbono importados a la Unión desde países que no tienen un precio sobre el carbono. Este ajuste fronterizo tiene como acrónimo CBAM (Carbon Border Adjustment Mechanism, mecanismo de ajuste fronterizo de carbono).

A principios de 2021, el Parlamento Europeo adoptó una resolución (P9_TA (2021)0071), con 444 votos a favor, 70 en contra y 181 abstenciones, en la que señala lo que le gustaría ver en un mecanismo de ajuste fronterizo del carbono de la UE.

Se basa en el informe titulado “Hacia un mecanismo de ajuste fronterizo del carbono de la UE compatible con la OMC“, aprobado el 5 de febrero de 2021.

La resolución reitera la necesidad de aumentar la ambición climática al tiempo que se evita la “fuga de carbono” y se garantiza la igualdad de condiciones entre los importadores y los productores nacionales europeos.

Fugas de carbono

El concepto de fuga de carbono se refiere a la situación que puede producirse si, por razones de costes relacionados con las políticas climáticas, las empresas transfirieran la producción a otros países con limitaciones de emisiones más laxas. Esto podría conducir a un aumento de sus emisiones totales.

El riesgo de fuga de carbono puede ser mayor en determinadas industrias de alto consumo energético. Algunos productores de productos intensivos en energía, como el acero, el cemento y el aluminio, podrían trasladarse fuera de la UE a países con una normativa medioambiental más débil.

Por esta razón el impuesto se aplicaría inicialmente a un número limitado de importaciones, entre ellas el hierro, el acero, el cemento y los fertilizantes, según declararon funcionarios de la UE, y se basaría en el precio del carbono equivalente pagado en Europa.

Bruselas ha insistido en que la CBAM cumplirá las normas de la Organización Mundial del Comercio -según las cuales los productos importados no pueden estar sujetos a normas más estrictas que los producidos en el país- y sólo se aplicará a los países que no se ajusten a los sistemas internos de fijación de precios del carbono de la UE.

Inquietudes de las economías emergentes

Varios países de economías emergentes ven esta perspectiva como una amenaza. Rusia, gran proveedor de Europa de bienes intensivos en carbono por valor de casi 10.000 millones de euros en 2019 sería muy afectada.

Junto con Turquía, es uno de los dos países del G20 que carece de un impuesto nacional sobre el carbono y de un sistema de comercio de emisiones. Moscú ha acusado a la UE de utilizar su política climática para recuperar las pérdidas financieras infligidas por la pandemia.

Otros ministros de las grandes economías emergentes, India, Brasil, y África del Sur calificaron la propuesta de “discriminatoria y contraria a los principios de equidad”.

Es un reflejo de las preocupaciones que tienen los países en desarrollo, y todo dependerá de cómo diseñe la UE esta propuesta y de si consulta a sus socios antes del lanzamiento oficial, cuya fecha es todavía indeterminada.

Por su parte, John Kerry, ahora enviado de Joe Biden para el clima, advirtió a la UE que un ajuste del impuesto sobre el carbono en la frontera debería ser un “último recurso”, al final de un viaje en Bruselas que pretendía construir una alianza climática transatlántica antes de la COP 26, la Conferencia mundial el clima de la ONU en noviembre 2021.

John Kerry ha solicitado a la UE de no implementar algún ajuste fronterizo antes de las conclusiones de la COP 26.

La aplicación de una tasa fronteriza para poner precio a las importaciones intensivas en carbono y proteger a las industrias europeas será “extremadamente complicada”, advirtió Jonathan Pershing, miembro del equipo del enviado estadounidense para el clima.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans, jefe de la Oficina Europea del Pacto Verde declaró ante un subcomité del Congreso estadounidense que Europa protegerá a sus industrias contra las fugas de carbono -o la competencia de países con normas climáticas laxas- estableciendo un gravamen sobre las importaciones de altas emisiones de carbono, también conocido como Mecanismo de Ajuste en la Frontera del Carbono (CBAM).

Este mes de abril 2021, Timmermans subrayo que, si otros países se decidieran a gravar las exportaciones con un impuesto sobre el carbono, “desaparecería la razón de ser [del gravamen sobre las importaciones]”.

Si no lo hacen, dijo, no tendría “ninguna duda” en seguir adelante con el plan. Se espera que la UE desvele su propuesta en el marco de un paquete de políticas climáticas en el mes de junio.

“No estamos diciendo a la gente que se vaya a vivir a cuevas frías y a comer hierba. La nuestra es una propuesta positiva”, dijo Timmermans, que se está preparando para poner en marcha el Acuerdo Verde Europeo, un amplio paquete de políticas destinado a alcanzar las emisiones netas cero en 2050.

Sr. Timmermans espera también no utilizar el CBAM contra China. Ha dicho que los compromisos de China de alcanzar un pico de emisiones para 2025 y revisar sus políticas de carbón informarán sobre si la UE intentará o no introducir un mecanismo de ajuste fronterizo de carbono sobre las importaciones chinas.

André Dumoulin

 

André Dumoulin
Magister in Framingham State College of Massachusetts
Especilista en Tributación Ambiental
https://www.linkedin.com/in/andre-dumoulin-17ba2011/

 

Más informaciones

Comente la noticia