América Latina en 2016

América Latina en 2016

america-latina-mundo

México y Centroamérica se presentan con buenas perspectivas en el campo de las exportaciones, en medio de un panorama de caída de las mismas en América Latina y de inestabilidad en el crecimiento económico, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), gracias a la recuperación de la demanda en Estados Unidos (EE.UU.).

El tema fue abordado por la Universidad de Wharton, Pennsylvania, partiendo de la pregunta ¿Cómo repercutirán las caídas de las exportaciones y la inestabilidad en el crecimiento de América Latina?

Panamá, a pesar de no ser un país con una fuerte matriz exportadora, debido a que las actividades correspondientes al sector terciario producen más del 70% del Producto Interno Bruto (PIB), es impactada o favorecida por la economía estadounidense.

La Contraloría General de la República de Panamá indica que las exportaciones panameñas en los nueve primeros meses del 2015 se ubicaron en $536,1 millones (una cifra pequeña pero significativa para un país pequeño y con la mejor perspectiva de crecimiento de la región), y de ellas $100,9 millones, fueron enviadas a EE.UU.

Wharton indica que hace sólo unos años, América Latina vivía un auge de las exportaciones de las materias primas y los analistas anunciaban la inclusión de las principales economías de la región (Brasil, Chile, Colombia y México), en el estrecho círculo de los principales países emergentes.

Añade que esto ha cambiado. En general, América Latina ha sufrido un descenso del 14% de las exportaciones el año pasado, mientras que las naciones de América del Sur, en particular, sufrieron una caída aún más estrepitosa del 21% de sus exportaciones colectivas. El 2015 marcó el tercer año consecutivo de caídas, que se intensificaron y extendieron a prácticamente todas las naciones de la región, según el BID.

La universidad indica que en respuesta a esta situación, LatinFocus Consensus Forecast con sede en Barcelona, España, ha recortado la previsión de crecimiento del PIB de la región a sólo el 0,6% en 2016. No hay señales de cambio en las tendencias de los precios de los mercados de las materias primas, y se espera que la desaceleración de la actividad económica prosiga en China y América Latina.

Según el BID, las dos únicas estrellas de la región son México y América Central, donde la fuerte demanda de EE.UU., podría añadir dinamismo a las exportaciones.

Por su parte, el economista jefe de Integración y del Sector de Comercio del Banco y coordinador del informe, afirmó que esta contracción del comercio, que es la peor desde el colapso de 2009, es una llamada de atención sobre la necesidad de implementar políticas de diversificación de las exportaciones.

Para los países que dependen tanto de las materias primas, la caída de los precios de las mismas es preocupante, dice Mauro Guillén, profesor de Gestión de Wharton.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia