América Latina y el Caribe, pierde protagonismo como receptor de IED

América Latina y el Caribe, pierde protagonismo como receptor de IED

Panamá continúa siendo el principal receptor de IED en Centroamérica

Screen Shot 2016-06-15 at 12.00.20 PM

América Latina y el Caribe, pierde protagonismo como receptor de inversión extranjera directa (IED), si bien como proporción del producto interno bruto (PIB) las entradas de IED en la región se estabilizaron entre un 3,5% y un 3,7%, indica el informe La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2016 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dado a conocer hoy.

De acuerdo al estudio la IED tiene un menor peso en el PIB; por ejemplo, en México que alcanzó un 2,5% en 2015, mientras que en Chile y Panamá llegó a niveles cercanos al 10% del PIB. La evolución de las entradas de IED en los países de la región fue heterogénea.

Mientras la IED en el Brasil se redujo un 23%, si bien el país se mantuvo como el principal receptor de inversión extranjera directa, acumulando el 42% del monto total recibido por la región. A cierta distancia le siguieron México, Chile, Colombia y la Argentina.

La IED en México aumentó un 18% en 2015 y alcanzó los $30.285 millones, uno de sus niveles más altos en siete años; en este país, el sector manufacturero, principalmente la industria automotriz, y las telecomunicaciones recibieron las mayores inversiones.

El descenso del precio de los minerales afectó negativamente las entradas de IED a Chile y Colombia, que disminuyeron un 8% y un 26%, respectivamente, en 2015. En la Argentina los ingresos de IED llegaron a $11.655 millones, lo que significó un aumento de un 130% respecto del monto de 2014.

En Centroamérica, los ingresos de IED aumentaron un 6%, totalizando $11.808 millones. Con un 43% del total, Panamá continúa siendo el principal receptor de IED de la subregión; le siguen Costa Rica (26%), Honduras (10%) y Guatemala (10%). Por su parte, la inversión extranjera directa en el Caribe disminuyó un 17%, alcanzando un monto de $5.975 millones.

En 2015 según la Cepal, los flujos mundiales de IED aumentaron un 36%, alcanzando un monto estimado de casi $1,73 billones, el nivel más alto desde 2007. La mayor parte de este crecimiento se explica por una intensa ola de fusiones y adquisiciones transfronterizas focalizada en los países desarrollados, principalmente en los Estados Unidos.

Las entradas de IED hacia los países desarrollados crecieron un 90% en 2015, mientras que las dirigidas a los países en desarrollo registraron un incremento de solo un 5,3% y las destinadas a las economías en transición presentaron una contracción del 55%.

El crecimiento en los países en desarrollo se explicó por el aumento de las entradas de IED a los países en desarrollo de Asia (15%), en tanto que los flujos de IED hacia África y América Latina y el Caribe evidenciaron una caída (del 31% y el 9,1%, respectivamente), indica el informe de la Cepal.

José Hilario Gómez
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia