AMIR podría hacer llover multas

Rubén Bustamante R.

Especialista Tributario
 

 

A veces demasiado de algo bueno termina dando malos resultados. Durante años un gran problema para muchos países de Latinoamérica era la caída de sus monedas, resultando en inflación o precios más caros al viajar al exterior. Para los habitantes de la región no cabía duda que el dólar era una moneda fuerte y la moneda de su país débil, condenadas a continuas devaluaciones, salvo por breves períodos. Pero ¡cómo cambian los tiempos! Hoy para muchos el problema es el opuesto, monedas que se aprecian frente al dólar.

Mediante el artículo 29 de la ley del 8 de marzo de 2010 se agregó el parágrafo 6 al artículo 710 del Código Fiscal que introduce la obligación para todas las personas jurídicas de pagar un Adelanto Mensual de Impuesto sobre la Renta (AMIR) a partir del 1 de enero de 2011.

La mecánica de esta nueva disposición consiste en que a partir de los ingresos gravables del mes de enero de 2011, las personas jurídicas deben declararlos y pagar sobre tales ingresos gravables el AMIR. Para este propósito se ha dispuesto del formulario 218 que se publicó mediante resolución 201-913 del 21 de enero de 2011. La presentación del mismo y el pago debe realizarse dentro de los primeros 15 días del mes siguiente al mes bajo declaración.

Entre las particularidades que se deben tener en cuenta es que este adelanto también les aplica a las personas naturales del sector agropecuario y agroindustrial con ingresos superiores a $250,000 y a las personas naturales dedicadas a la importación y distribución de combustibles.

En el caso de las sociedades civiles existen un mecanismo que les permite no pagar el adelanto si el año anterior distribuyeron la totalidad de las ganancias, no obstante el formulario 218 no parece adecuarse a lo señalado en la ley y el reglamento para poder demostrar que no aplica el pago. A estas sociedades no les quedará otra opción a partir de enero 2011, que declarar sus ingresos y restarlos al final del formulario para poder cumplir con la presentación, no pagar el AMIR y evitarse la multa.

En el caso de las sociedades civiles también existe la opción de restar en el mes corriente las sumas distribuidas a los socios ese mes y pagar el AMIR sobre la diferencia, siempre y cuando le corresponda pagar. Existirán casos más complejos en los que si en el año anterior solo se distribuyó una porción de las ganancias, para efecto del AMIR se pagará en el mes corriente sobre el porcentaje no declarado menos lo distribuido en el mes. Como mencioné es un caso más complejo. Si lo entendió lo felicito, a mi me tomó algunos minutos entenderlo.

La multa por la falta de presentación mensual del formulario 218 será de $1,000 por cada mes no presentado o no declarado. La falta de pago genera el correspondiente interés.

Todas las sociedades o personas jurídicas tienen que declarar sin excepción, incluyendo las que generen rentas exentas y rentas de fuente extranjera, con la opción de restar estas rentas al final del formulario con lo que la base gravable solo estará constituida con los ingresos gravables.

Ni la ley ni el reglamento aclaran a las personas naturales del sector agropecuario o agroindustrial ni a las personas naturales que importan y venden combustible si deben estimar y a la vez pagar el AMIR. Mi opinión es que no deben pagar dos veces, de manera que si pagan el AMIR no deben estimar en sus declaraciones de renta personal.

Estimadas vs AMIR

Recordemos que en el caso de las personas jurídicas se eliminó la responsabilidad de estimar el impuesto a partir de las rentas 2010, porque en su remplazo esta personas jurídicas, pagarán el adelanto mensual a lo largo del año 2011 y sucesivos, cada mes en lugar de pagar en tres partidas la estimada anterior.

Sobre los créditos fiscales la ley establece que los mismos una vez determinados se podrán aplicar al AMIR de los años subsiguientes. Por lo anterior, si una persona jurídica presenta su declaración de renta del año 2010 el 1 de febrero de 2011, y le resulta un crédito fiscal, se podría aplicar inmediatamente ese crédito a partir de su declaración de AMIR el 15 de febrero de 2011, correspondiente al mes de enero 2011. Sin embargo los funcionarios de la Dirección General de Ingresos (DGI) han señalado que estos créditos aplicarían para los pagos de AMIR en el año 2012, interpretando que subsiguiente es después del siguiente año, considerando como siguiente el año 2011 y subsiguiente al año 2012, con lo que no estamos de acuerdo pues la constitución prohíbe la confiscación de bienes y si la empresa posee un crédito este debe ser aplicado inmediatamente a partir del año 2011 sin exigirle a ese mismo contribuyente un desembolso adicional al crédito ya desembolsado.

Un asunto adicional a considerar es que el AMIR aplica a los ingresos gravable no obstante el Código Fiscal no establece como se determinan los ingresos gravables por lo que debemos entonces referirnos a la Niifs, 18 reconocimiento de ingresos para poder aplicar la base legal sobre la determinación de tales ingresos.

No olvidemos que una cosa es la renta bruta, otra la renta neta gravable y otro asunto es el ingreso gravable, el AMIR se paga sobre el ingreso gravable.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL