Amnistía Tributaria ha recaudado $10 millones

Amnistía Tributaria ha recaudado $10 millones
Las moratorias generales han probado en la historia de la tributación panameña movilizar a un mayor número de contribuyentes| Archivo

En el periodo comprendido entre el 15 y el 31 de octubre de 2019, la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) logró recaudar $10 millones por concepto de la amnistía tributaria general.

La proyección de la DGI, al amparo de la Ley 99 del 11 de octubre de 2019 que además de una moratoria general para el pago de los tributos administrativos modifica la ley 76 de 2019, relativa al Código de Procedimiento Tributario, es alcanzar entre $150 millones y $200 millones.

Emma Isaza, jefa de Estudios Tributarios de la DGI y Paola Vega, abogada y asesora del ente, recordaron que el periodo de amnistía tributaria se extenderá hasta el 29 de febrero de 2020, bajo ciertas condiciones (Ver cuadro: Plazos y pagos de la amnistía tributaria) con beneficios por pronto pago.

De manera retrospectiva, Isaza documentó para Capital Financiero que en 2013, un llamado similar de amnistía tributaria, generó una recaudación de $197 millones.

En 2014, una nueva convocatoria a moratoria general permitió una recaudación de $142 millones.

La Ley 66 del 2017 que estableció un periodo de moratoria de tres meses, solo para el pago de Impuesto de Inmuebles, recaudó $42 millones.

La Ley 49 del 2018 generó un periodo de moratoria que inició el 12 de septiembre de 2018 y culminó el 4 de enero de 2019. En este periodo la DGI recaudó $74.8 millones por Tasa Única (sociedades anónimas o fundaciones de interés privado), Impuesto de Inmuebles y Seguro Social (cuota de personas sin relación de dependencia laboral), con un sacrificio fiscal de $50. 5 millones.

La Ley 79 del 2019 extendió el beneficio para el pago del Impuesto de Inmuebles, desde el 1 de enero de 2019 y hasta el 30 de junio de 2019. Cifras del Departamento de Estudios Tributarios reportan que en este periodo la DGI recaudó $27.5 millones.

En perspectiva, las moratorias generales han probado en la historia de la tributación panameña movilizar a un mayor número de contribuyentes.

En este caso, la Ley 99 contempla en su artículo 1 que la amnistía tributaria general se concede al pago de los tributos, competencia de la DGI del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que consiste “en la condonación de los intereses, recargos y multas de los tributos morosos y adeudados por los contribuyentes, así como las multas por declaraciones tardías u omisas de impuestos que se presenten” durante la vigencia de la ley.

El artículo 15 establece que “se suspende toda amnistía o moratoria tributaria nueva hasta el 31 de diciembre de 2024”.

Incluso el beneficio alcanza a la deuda correspondiente a la Transferencia de Bienes Corporales, Muebles y la Prestación de Servicios (Itbms) que junto a rentas, inmuebles y tasa única son los impuestos con mayor peso en la recaudación.

“La DGI ha procurado llegar a los contribuyentes a través de las redes sociales, además de atender consultas telefónicas y dudas por correo electrónico. De igual modo ha dictado capacitaciones especiales, tanto en la capital como en el interior, y esto ha facilitado que las personas entiendan el alcance e importancia de la moratoria”, afirmó Vega.

La DGI está trabajando de manera coordinada con la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) y Registro Público para acelerar los trámites que permitan gestionar el pago de los tributos de inmuebles de manera expedita.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), ante consulta de Capital Financiero, explicó que “la actual administración recibió las finanzas públicas con números preocupantes, por lo que vemos de forma positiva esta Ley que concede amnistía tributaria, al permitir al Estado recaudar más fondos y utilizarlos en beneficio de los ciudadanos”.

Por otro lado, aplauden esta medida “ya que es una forma de incrementar la recaudación, sin aumentar los impuestos.  Lo que pedimos como gremio empresarial es que el Estado sea más eficiente y efectivo en su recaudación, y apelamos a todos los contribuyentes a mantenerse al día con sus impuestos”.

El gremio ha visto una acogida positiva de esta medida, “pero los resultados no se van a poder medir de manera efectiva hasta inicios del 2020 cuando culmine el periodo fiscal de la mayoría de los contribuyentes”.

Recomiendan a la DGI, para hacer más eficientes los procesos de recaudación, modernizar y digitalizar todos los procesos de pago de impuestos, implementando la factura electrónica y la eliminación de la impresora fiscal, entre otras acciones.

Javier Mitre, académico y experto en temas tributarios, ante la amnistía tributaria, se inclina por un proceso agresivo de divulgación, dirigido a los ciudadanos y representantes legales de las empresas.

Considera relevante que esta moratoria incluyera al Itbms, “uno de los impuestos con mayor de evasión, de allí que es una gran oportunidad de ponerse al día”.

Preocupa al experto que se esté enviando un mensaje equivocado al anunciar que no habrá moratoria hasta diciembre de 2024, “porque podría continuar el ciclo vicioso de incumplimiento al asumir el contribuyente que después de esa fecha podrá existir otro periodo especial”. En general entiende que a corto plazo existirá un efecto positivo que motivará al pago de la deuda, pero “la estrategia fundamental deber ser la educación fiscal que permita contar con ciudadanos con mayor conciencia tributaria”.

En visión, el Código de Procedimiento Tributario (cuya entrada en vigencia fue diferida con la Ley 99) incentiva el cumplimiento voluntario contra la tradicional política coercitiva.

Mitre considera que el Gobierno debe ser más eficiente al momento de invertir los recursos para que la población se motive a pagar al sentir que sus impuestos se reinvierten en beneficios colectivos.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias